www.onemagazine.es
Un libro desentraña la 'Leyenda Negra' de los españoles

Un libro desentraña la 'Leyenda Negra' de los españoles

Los atentados del pasado 13 de noviembre en París han dado lugar a numerosas reacciones patrióticas espontáneas de los ciudadanos franceses. Hay quien cree que estos comportamientos cívicos difícilmente se verían entre los españoles ante situaciones emocionales en las que dejar aflorar los sentimientos. ¿Por qué en nuestro país el sentimiento nacional tiende a ser más débil?

Efectivamente, continúa siendo un enigma un curioso fenómeno que, en nuestro entorno histórico-geográfico-cultural, sólo se da en España: no se conoce ningún pueblo que se aprecie menos a sí mismo que los españoles; ninguna sociedad moderna y democrática está afectada por el complejo de ser lo que naturalmente se es. Y, ante las reacciones tan sinceras y emotivas de los franceses, cabría pararse a reflexionar brevemente sobre los limitados, al menos aparentemente, sentimientos nacionales de los españoles.

Hay quien piensa que esos complejos tienen unas causas relativamente cercanas: la Guerra Civil, la pérdida de los territorios de América y Filipinas, las guerras carlistas –guerras civiles al fin y al cabo-… Pero llama la atención que hay quien encuentra las causas mucho más atrás, nada menos que hace 5 siglos, cuando se elaboró la ‘Leyenda Negra’ antiespañola.

Cabria, pues, preguntarse ¿es posible que las campañas propagandísticas elaboradas contra Felipe II –Rey entre 1556 y 1598- sigan causando efectos hoy, a más de 400 años? ¿Es posible que aquella persistente propaganda negativa haya calado tanto en la mentalidad de los españoles, generación tras generación que, por ello, no nos damos cuenta que estamos condicionados por ella?

Porque lo cierto es que hay muchos españoles que se muestran aparentemente acomplejados, que eluden pronunciar la palabra España y la sustituyen por “este país” o, en el mejor de los casos, por “nuestro país”; al menos esta expresión alude a un concepto colectivo de pertenencia. Hay muchos españoles que no aprecian lo que simboliza la bandera, porque desconocen sus orígenes y qué representa verdaderamente, y por ello no sienten respeto por ella.

Otros muchos españoles tararean el Himno Nacional como si estuvieran en una verbena –chunda, chunda…- en lugar de permanecer en respetuoso silencio, porque la realidad histórica es que nuestro Himno carece de letra. Otros, finalmente, sienten rechazo a la idea de que España es una gran y antigua nación, la primera de las europeas; la primera que logró constituir el primer Estado moderno; la que, sin ella, no se comprende Europa, ni América

Estos curiosos comportamientos, que pueden ser descritos como de falta de aprecio, de indiferencia o, en el extremo, de rechazo, están en el extremo opuesto de lo que se registra en nuestro entorno y acabamos de ver en Francia.

Para ahondar en este curioso fenómeno típicamente español, y a fin de ayudar a superar esta mentalidad, hemos entrevistado a Iván Vélez, autor del libro ‘Sobre la Leyenda Negra’, de reciente aparición.

Sobre la Leyenda Negra

¿Qué hace un arquitecto como Vd. escribiendo un libro sobre un tema como este?

Siempre me interesó la Historia de España y el poderoso influjo que tiene sobre la actualidad. Ese es el punto de partida que me llevó a ir ahondando en un terreno a veces aquejado del gremialismo que nos envuelve.

¿Qué visión tenía Vd. sobre la Leyenda Negra previamente a la elaboración del libro?

Antes de comenzar a investigar en estos temas de un modo específico, la visión no era nítida, si bien siempre me pareció evidente que los españoles tenían cierta vergüenza de su pasado histórico.

¿Y tras haberlo escrito?

Mi visión sobre estas cuestiones cambió enormemente, se aclaró, a finales de los noventa, sobre todo a partir de la lectura de la obra de Gustavo Bueno, quien establece una distinción entre imperios ‘generadores’ y ‘depredadores’, de gran finura y potencia. Una vez escrito el libro, con todo el estudio que lleva implícito, mi visión es mucho más crítica, razón por la cual aprecio aún más la labor española y sus frutos: la Hispanidad.

¿Qué utilidad, más allá del entretenimiento, tiene hoy en día leer sobre la Leyenda Negra? ¿Y sobre nuestra historia en general?

Aunque pueda parecer un tema especulativo o de especialistas, la Leyenda Negra, por constituir un prisma deformador de la Historia de España, tiene un enorme influjo en la actualidad. Ello hace necesario conocer lo que hemos denominado metodología ‘negrolegendaria’ para poder ahondar sin ataduras en nuestra rica Historia.

Algunos de los temas ‘negrolegendarios’ oscurecen áreas de la actualidad. No hay más que pensar en nefastos mitos como el del supuesto genocidio americano, de tan graves consecuencias en nuestra actualidad. Compare el lector la labor española en América con la llevada a cabo por los ingleses…

Todas las potencias tienen sus ‘leyendas negras’, pero¿cómo es posible que sigamos hablando de la Leyenda Negra española, ya entrado el siglo XXI?

Ciertamente, el caso español es especial. La Leyenda Negra persiste de un modo único. La clave de ello es la asunción de los postulados de la misma por parte de los españoles y de los hispanoamericanos, ambos hijos del Imperio español.

¿Hay alguna verdad histórica, documentada, en lo que relata la Leyenda Negra?

Evidentemente, en la rica y larga Historia de España hay momentos y actuaciones criticables, oscuros, si bien, en términos generales, y puesto que podemos sostener que el nuestro fue un imperio ‘generador’ de otras sociedades, tales hechos palidecen ante las naciones políticas soberanas nacidas de la transformación de tal Imperio. Ello por no hablar de un legado tan importante como la lengua, la religión católica –que erradicó la idolatría y la antropofagia-, el derecho, las universidades, el urbanismo,…

¿Podría pensarse que nuestros complejos de ser españoles derivan de que nos creemos lo que cuenta la Leyenda Negra?

Absolutamente. Es increíble que en una nación como la nuestra, donde se conservan algunos de los archivos más importantes del mundo, haya tal desconocimiento de nuestra Historia. A la actual situación han contribuido sin duda las erráticas y disolventes políticas educativas que venimos padeciendo desde hace décadas.

A ello hemos de unir una crisis nacional que busca la balcanización de España, comenzando por renegar de la Historia común y elaborando otras de fuerte carácter etnográfico y poco apego al rigor.

Tras la elaboración de este libro, ¿qué conceptos históricos positivos e importantes debemos tener claros los españoles acerca de nuestro pasado?

A mi juicio creo que debemos emplear con naturalidad conceptos que hoy son casi un tabú, como pueden ser «imperio» o «guerra», pues sólo manejando estos en conjugación con otros, como pueden ser «civilización», podemos entender una Historia de escala universal como la nuestra.

¿Qué podría hacerse, y por quién, para destruir los efectos actuales de la Leyenda Negra en los complejos de los españoles? No parece que las obras historicistas cinematográficas y televisivas españolas recientes –Alatriste, Isabel…- hayan conseguido mucho.

En efecto, ese sector es clave. Convendría incidir en el terreno audiovisual e ir despojando de esta carga ‘negrolegendaria’ producciones como la teleserie Carlos, en la cual aparece deformado Hernán Cortés o en la que se habla constantemente de «Las Españas», omitiendo cuidadosamente el singular con las intenciones que todo el mundo puede imaginar.

Existe, no obstante, un reciente interés por la Historia de España que debiera ser aprovechado. Sin duda, las administraciones públicas tienen una gran responsabilidad en el triste panorama actual. En todo caso, el cambio debiera venir apoyado en la confección de un plan educativo estable, riguroso y común a todos los estudiantes españoles.

¿Harán falta más libros como este que insistan en los errores de la Leyenda Negra?

Sí. Hemos de tener en cuenta, así lo hemos intentado en Sobre la Leyenda Negra, que la propia naturaleza del Imperio español, obliga a estudiar el pasado no sólo de la España actual, sino también de Hispanoamérica. Queda mucha tarea que hacer, muchos documentos que exhumar y analizar.

De hecho, en mi caso, desde la aparición del libro hasta hoy, he continuado indagando en algunas de estas cuestiones, pues la actualidad va proporcionando nuevos materiales tales como el movimiento indigenista mapuche, que parece vigorizarse en Argentina, o la crítica de nuevos libros escritos bajo la perspectiva de la Leyenda Negra. Por otro lado, continúo con la búsqueda en hemerotecas y no descarto incorporar nuevas referencias.

Para terminar, diga lo que quiera a nuestros lectores sobre esta cuestión.

Animaría a los lectores a acercarse a las obras que analizan la Leyenda Negra, pues este género historiográfico es más que necesario para acercarse sin complejos a la Historia de España, tan contaminada ideológicamente por compatriotas vergonzantes y extranjeros interesados en menoscabar nuestra imagen y labor histórica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Un libro desentraña la 'Leyenda Negra' de los españoles

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    1445 | octubre - 09/09/2016 @ 20:53:00 (GMT+1)
    Un libro magnífico con el que pronto se identifica el lector, al desentrañarse la patraña de la leyenda negra antiespañola, con argumentos tan claros como convincentes. MUCHAS GRACIAS AL AUTOR.
    788 | Gavirio Vicuta - 01/12/2015 @ 14:01:47 (GMT+1)
    Enhorabuena. El flagelamiento histórico y cultural del pueblo español debe cesar. Sin embargo, usar el ejemplo de la reacción del pueblo francés ante el embate musulmán para ilustrar una supuesta acción positiva es realmente risible. Los franceses, cuya nación pronto será musulmana, cosechan lo que siembran por su endeble izquierdismo politiquero.
    787 | A. Alvarez B. - 01/12/2015 @ 13:11:32 (GMT+1)
    Y CUALES SON LAS LEYENDAS NEGRAS DE FRANCIA, INGLATERRA Y OTREOS PAISES DE EUROPA?

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.