www.onemagazine.es
El entramado de Al Qaeda y la relación de redes del 11-M y el 11-S
Ampliar
(Foto: Carlos Postigo)

El entramado de Al Qaeda y la relación de redes del 11-M y el 11-S

Marruecos ha sido una región muy influenciada por movimientos islamistas de diversa índole y procedencia. Estas conexiones, a la larga, produjeron que determinadas redes tuvieran contacto las unas con las otras, favoreciendo con ello las actuaciones terroristas. Con el aniversario del 11 M, revisé las Diligencias Previas de la Audiencia Nacional 147/2006, 153/2006 y 158/2006, entre muchas otras más, así como la sentencia del Tribunal Supremo 503/2008. Con ello, conseguí organizar la estructura de Al-Qaeda que me llevó hasta la influencia en Marruecos, quedando la conexión de la siguiente forma.

La célula islamista Biat al Iman

Partimos de la célula islamista Biat al Iman de 1992. Entre sus integrantes estaban el líder de la célula, Abu Muhammad al Maqdisi, clérigo de la organización Abu Anas al Shami, y Omar Mahmoud Mohammed Othman, que en 1994 pasó a formar parte del londinense, Grupo UK, integrado por Al Muhajiroun, Omar Bakri Muhammad y Anjem Choudory, entre otros.

Dentro de Biat al Iman, también estaba Abu Musab Al Zarqawi, con un perfil freelancer. Se mudó a Afganistán en 1989 y de 1990 a 1992 fue reportero de una agencia islámica en Afganistán. En 1992 regresó a Zarqa, en Jordania.

Aunque este grupo tuvo un corto periodo de existencia, influyó muchos en las organizaciones yihadistas de Zarqa, mezclando terror jordano y extranjero. En 1994 esta célula atacó las ciudades de Zarqa y Amman. Un año más tarde, Al Zarqawi, más tarde líder de Al Qaeda en Irak, fue detenido y puesto en libertad en 1999, lo que aprovechó para mudarse al Kurdistán.

Fizazi, el instructor ideológico del 11-S

En Alemania, existía otra importante red, Hamburg Cell, un grupo musulmán creado en 1998, entre cuyas filas estaba el yemení con visado alemán Ramzi Binalshibh; el egipcio Mohamed el-Amir Awad el-Sayed Atta; el alemán Said Bahaji; el libanés Ziad Jarrah; el marroquí Abdelgha ni Mzoud; su compatriota Mounir el Motassadeq y veintiún miembros más, que fueron los creadores del atentado 11-S.

Algunos se formaron en Afganistán, donde conocieron a Khalid Shaik Mohammed, a Osama bin Laden y a Mohamed Fizazi. Este último había sido adoctrinado en Arabia Saudí bajo la doctrina wahabí.

Su influencia fue de tal magnitud, que es considerado como el instructor ideológico y quien realmente fomentó el choque de civilizaciones para extender el islamismo extremo, lo que propició los atentados del 11 septiembre, los de Casablanca en 2003 y los atentados de Madrid en 2004.

Antes del atentado del 11-M, Fizazi viajó a Casablanca y conectó con:

  • Hassan El Haski, involucrado en el atentado de Casablanca
  • Jamal Zougam, encargado de la financiación a los salafistas

Llos hermanos tangerinos Abdelaziz y Salahedin Benyaich

  • Said Merizak, el punto de enlace entre Fizazi y la célula Al Qaeda en Granada
  • Said Chedadi quien estaba en conexión con el Iman Yarkas. Ambos conectados con la célula Biat al Iman y el Grupo UK.
  • Hajib Chib Mohammed, tangerino arrestado en Barcelona por posesión de armas y explosivos.

Toda esta unión es lo que se denomina como Al Qaeda Convicted Grupo C.

Al Qaeda Convicted B y su vinculación con el 11-M y el 11-S

El grupo Al Qaeda Convicted A y B supone la conformación de una cadena terrorista conectados por Imad Yarkas, cuyas conexiones con los atentados del 11 de septiembre quedan conformadas de la siguiente manera:

Al Qaeda Convicted B es el enlace de Abdulrahman al Arnaout Abu al Jair, quien peleó en Bosnia y conectó con el empresario Mohammed Zouaydi, quien a su vez financiaba la actividad de Mamoun Darkazanli.

Abu al Jair tenía conexión con Mustafa Setmarian y con Kamal Hadid Chaar. También integrante de este grupo era Mohamed Needl Acaid- Alias Abu Nidal casado con la ceutí Nayat Fadal Mohamed.

El matrimonio formado por Abu Nidal y Nayat tuvo gran importancia por su conexión con los atentados del 11-S y con los del 11-M, dado que fue en su domicilio de Morata de Tajuña donde se prepararon los materiales que hicieron explotar Atocha.

En el Grupo B estaba también integrado por Mohamed Zaher Asade casado con una española convertida al Islam y quien mantenía conexión con el sirio Tayssir Allaouni -juzgado por Baltasar Garzón- y con Hassan Al Hussein abu Ubaidah hermano del citado Jamal Hussein.

Grupo Al Qaeda Convicted A: financiación y explosivos

El Grupo Al Qaeda Convicted A, en relación con los atentados del 11-M, estaba compuesto por el sirio Jasem Mabboule, que se encargaba de parte de la financiación de los atentados de Madrid, junto con Osama Darra alias Abu Thabet, y a través de quien se pudo obtener, por medio de las presiones judiciales, la conexión con los atentados del 11-S y 11-M.

En el mismo grupo se encontraba el sirio Abbullah Khayata Kattan, alias Abu Ibrahim, encargado de los materiales explosivos e integrante del Grupo Algecira Salafista. Lideró la célula de Al Qaeda en España entre 1995 y 1997 y fue juzgado por Baltasar Garzón por pertenencia al grupo terrorista liderado por Osama Bin Laden.

Quedó demostrado judicialmente que Abu Ibrahim junto con Osama Darra, Mohamed Needl Acaid y Jasem Mahboule realizaban actividades en pro de los muyahidines, como el establecimiento de complejas redes de financiación desde España y a través de Yemen.

Los Grupos Al Qaeda Convicted A, B y C tenían conexión directa con Imad Yarkas, perteneciente al grupo sirio de Hermanos Musulmanes, que peleó en Bosnia y se integró en España a partir de 1995.

Mantenía la conexión con la citada célula Hamburg Cell y con Mohamed Fizazi, quien hacia además de enlace con la citada célula Al Quds o Taiba Mousque. Hamburg Cell tuvo contacto permanente con Al Qaeda en Afganistán y fue, a partir de 2001, cuando regresaron a Alemania para preparar la misión terrorista.

Un perfecto engranaje

Todo esto representa una perfecta elaboración de redes de trabajo y colaboración, de complejas conexiones y brillantez, con la que se determina el trabajo de cada miembro. Caracterizados por la dedicación a lo largo del tiempo, en el que los grupos conectan y trabajan en su labor con paciencia a lo largo del transcurso de los años.

Para ello, determinados líderes o integrantes de Al Qaeda regresaron a España o a Alemania a partir de 1995 o 1997 con la idea de perpetrar un atentado en Madrid siete años después, en lo que a su vez preparaban el atentado del 11-S y ampliaban la red terrorista. Las principales reuniones para materializar los atentados del 11-S y el 11-M se sucedieron en Tarragona, junto con Mohamed Belfatmi, Mamoun Darkazanli y Al Qaeda Convicted Grupo A, B y C.

No obstante, aquí no finaliza la trama ni la red terrorista. Imad Yarkas y Al Qaeda Convicted A, B y C tenían en sus redes integrantes marroquíes como Farid Hilali, alias Shakur, y Said Bahaji, a su vez conectados con Mohamed el-Amir Awad el-Sayed Atta, uno de los líderes principales de los ataques del 11 de septiembre de 2001, integrante de Hamburg Cell y conectado con la red Al Qaeda en Yemen a través de Ramzi Binalshibh.

Mantuvieron estos dos últimos enlace con Haydar Zoummar, de Alepo, conocido en Arabia Saudí y Bosnia por su lucha en la yihad global, quien reportaba directamente a Osama bin Laden, y extraditado por Estados Unidos en la operación ‘Extraordinay Rendition’.

El citado Mohamed Atta, junto Marwan Yousef Shehi, seguidor de Al Quds Mosque y con un conocimiento impoluto sobre el Corán, fueron colaboradores del francés Zacarias Moussaoui y quienes mantuvieron conexión con Malasia y Kuala Lumpur a través de Yazid Sufaat.

El padrino de la Yihad

Después del estudio de las redes de Al Qaeda, y teniendo en cuenta el complejo entramado, finalmente me voy a referir a The Godfather of Yihad. Para ello hay que remontarse a los años 90 en Egipto, con la ruptura de Hermanos Musulmanes, la creación de Jamaa Islamiya, las revoluciones de universitarios e intelectuales, las conexiones que tuvieron en el pasado con el proceso de paz de Israel...

La vinculación con el pasado, con lo que se denominó como ‘Black September’ de 1970 y las llamadas desde Jordania y Egipto, propició la formalización de conexiones en las Universidades más prestigiosas entre Sheikh Omar Abdel Rahman -líder espiritual, lector en Al Azhar Islamic University-, Farok Mosque y Aymán Al Zawahiri.

Quien también estuvo vinculado al entramado de The Godfather of Yihad, fue el palestino Abdullah Yosuf Azzman quien obtuvo un título en Sharia and Islamic Studies e involucrado en la lucha antisoviética, la Yihad afgana y vinculado con Peshawar, en concreto con su compañero de Universidad, Osama Ben Laden.

Entre Osama Ben Laden y Abdullah Yosuf Azzman lideraron una organización para ayudar a los árabes, facilitar los viajes a Afganistán, prestar apoyo y expansión ideológica etc... y de aquí surge el entramado de lo que se denomina como T
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • El entramado de Al Qaeda y la relación de redes del 11-M y el 11-S

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2145 | Alicia Nestares Gazol - 17/08/2017 @ 18:28:26 (GMT+1)
    No es cierto. La eta y el psoe planearon los atentados del 11m para cambiar el Gobierno de España. Los marroquies eran sólo los chicos de los recados

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.