www.onemagazine.es
Barcos que nunca llegaron a su destino
Ampliar
(Foto: Pixabay / Pexels)

Barcos que nunca llegaron a su destino

Tenían un destino y una misión; además, durante siglos no existió un medio de transporte más veloz. Hablamos de los navíos que surcaron a lo largo de cientos de años los mares y océanos... pero que no siempre llegaron a buen puerto.

España fue la primera gran potencia marítima europea entre los siglos XV y XVII, junto con su renacer en el siglo XVIII. Esta condición la alcanzó gracias a los impulsos de la Corona de Aragón, en su desarrollo por el Mediterráneo, y de la Corona de Castilla, por sus operaciones hacia el norte europeo y, fundamentalmente, gracias al descubrimiento, conquista y colonización de América. A estas gestas siguió la llegada a las Filipinas y otras islas del Pacífico, y el logro de dar la primera vuelta al Mundo. Las navegaciones españolas fueron tan importantes que, durante mucho tiempo, el Atlántico fue ‘dominio exclusivo’ de los barcos castellanos –y portugueses-, mientras que el océano Pacífico fue llamado “El Lago español”.

España mantuvo flotas muy importantes, tanto de barcos mercantes, como de guerra y corsarios. En realidad, estos últimos eran mercantes cuyos capitanes recibían del Rey reales despachos -la autorización y permisos necesarios para combatir a los enemigos mientras llevaban a cabo sus labores de comercio-, como si fueran oficiales de la Armada, para poder ‘hacer’ la guerra legalmente -hasta les suministraban los cañones y las municiones necesarias para esas acciones de combate-.

Aunque la leyenda negra insiste en que la mayoría de los hundimientos de barcos españoles se debieron a los ataques de los enemigos y piratas, en realidad fueron causados, en su mayor parte, por tempestades, averías, desperfectos, y accidentes de navegación. Los lugares en los que ocurrían los naufragios eran, principalmente, en la salida de los convoyes desde América hacia la península Ibérica, cuando pasaban por el canal de Bahama –ante las costas atlánticas de la Florida- en época de ciclones tropicales, y en el golfo de Cádiz, cuando los buques llegaban estropeados tras semanas de navegación por el Atlántico.

Tantos siglos de supremacía naval y de mantener muchos buques navegando han supuesto la realización de grandes navegaciones, expediciones, combates y batallas. En algunas de ellas ocurrieron naufragios como los que explicamos a continuación.

CRUCERO ‘BLAS DE LEZO’

¿Qué tipo de barco era?

Un crucero ligero, el primero de su clase, que en su fase de construcción fue bautizado con el nombre de ‘Méndez Núñez’… pero que antes de ser botado -echado al agua-, el 27 de julio de 1922, cambió su nombre a ‘Blas de Lezo’. En algunas Armadas, esos cambios se consideran gafes; en este caso, lo fue.

¿Qué derrota cubría?

Vigo-Corcubión, por el interior del Centolo de Finisterre.

¿Cuál era su misión?

El crucero servía para el adiestramiento en Escuadra -unidad básica de la Armada-.

¿Qué dotación llevaba?

320 hombres. Todos se salvaron.

¿Por qué se hundió?

Durante unos ejercicios de la Escuadra, en los que tenía que penetrar en la ría de Corcubión sin ser interceptado, tomó la ruta por el interior del Centolo de Finisterre. Al igual que ocurrió con el ‘Cisneros’, se hundió por el desgarro que le produjeron dos agujas de piedra, hecho que se agravó porque el crucero efectuaba el paso con bajamar -es decir, con marea baja-. Su comandante salió absuelto del Consejo de Guerra que le juzgó.

¿Dónde se encuentra hundido?

A cinco millas de la costa, en el seno de Corcubión, a 76 metros de profundidad.

¿Se ha conseguido recuperar el barco?

No

LAS GALERAS DE LA HERRADURA

¿Qué tipo de barcos eran?

Buques de guerra, típicos del Mediterráneo, movidos a remo y vela.

¿Qué derrota cubrían?

Patrullaban los accesos al Estrecho de Gibraltar.

¿Cuál era su misión?

Combatir a turcos y a corsarios argelinos.

¿Dónde se encuentran hundidas?

En la playa de La Herradura -Almuñécar/Granada-.

¿Qué dotación llevaban?

Alrededor de 150 hombres por galera, entre infantes y galeotes -hombres que remaban forzados en este tipo de embarcaciones-.

¿Por qué se hundieron?

El lunes 19 de octubre de 1562, naufragaron frente a la playa de La Herradura 25 de las 28 galeras que componían la Escuadra de Juan de Mendoza. Se ahogaron unos 3.000 hombres. Todo porque el viento roló al sur cuando se preveía un furioso levante, lo que provocó que las galeras dieran contra la playa. Grilletes, armaduras, remos… fueron como cargas de profundidad, estrellándose contra los cuerpos de los náufragos.

¿Se ha conseguido recuperar los barcos o su carga?

Se montó un campamento en la playa para enterrar a los numerosos cadáveres que el mar arrojó a la orilla y recuperar parte del material.

¿Existe algún sitio en el que se puedan ver los barcos o sus cargamentos?

Existe un bonito monumento en la playa de La Herradura. Este hecho fue inmortalizado por Miguel de Cervantes en la segunda parte del Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha, en el Capítulo XXXI, “Que trata de muchas e grandes cosas”: “(…) convido a un hidalgo de mi pueblo (...) que casó con doña Mencía de Quiñones que fue hija de Don Alonso de Marañón, caballero del Hábito de Santiago que se ahogó en La Herradura [...]”.

CRUCERO ‘REINA REGENTE’

¿Qué tipo de barco era?

Fue el primer crucero del que dispuso España en la época de la Restauración -finales del XIX, principios del XX-, construido para la Armada española en los astilleros Thompson-Clydebank. Es cierto que incluía sistemas de seguridad pioneros... pero el conjunto no resultó bien. Como armamento principal tenía cuatro piezas individuales que pudieron comprometer la estabilidad del buque, algo que también pudo pasar con las medidas de seguridad que había en el casco -los ‘cofferdam’ o espacios de aire a la altura de la línea de flotación para evitar que un torpedo ‘entrase’ dentro del casco-.

¿Qué derrota cubría?

El 9 de marzo de 1895 zarpó de Cádiz hacia Tánger.

¿Cuál era su misión?

Trasladar a Tánger la Embajada del Sultán de Marruecos y mantener la estación naval en aquel puerto internacional.

¿Dónde se encuentra hundido?

En aguas del Estrecho de Gibraltar, en la boca occidental.

¿Qué dotación llevaba?

Los 420 hombres de la dotación desaparecieron con el buque. El perro de un oficial que iba a bordo llegó a la costa y se fue hasta la casa de su amo en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. También aparecieron por las playas de Bolonia -Cádiz- algunos objetos como remos, salvavidas, maderamen, etcétera.

¿Por qué se hundió?

El temporal y su mala estabilidad le hicieron ‘pasarse por ojo’ -es decir, entrar en sincronismo las cabezadas del barco con las olas: cuando la ola sube, la proa apunta hacia abajo- e irse al fondo del mar.

¿Se ha conseguido recuperar el barco?

No, ni será posible hacerlo.

¿Existe algún sitio en el que se pueda ver el barco o su cargamento?

En el Museo Naval de Madrid hay un precioso modelo del buque y un cuadro al óleo en el que se representan sus últimos momentos a flote. En la Iglesia Castrense de San Francisco de Ferrol -A Coruña-, un cuadro alegórico al lado del evangelio del Altar Mayor contiene la lista completa de la dotación desaparecida.

CRUCERO ‘CARDENAL JIMÉNEZ DE CISNEROS’

¿Qué tipo de barco era?

Un crucero acorazado -un tipo de barco de guerra- construido en el Real Astillero de Esteiro, en Ferrol, botado al mar el día 19 de marzo de 1897 y entregado a la Armada el 30 de marzo de 1903.

¿Qué derrota cubría?

Zarpó el 28 de octubre de 1905 de su fondeadero de Muros con rumbo a Ferrol, para reparar pequeñas averías en sus calderas.

¿Cuál era su misión?

Realizaba maniobras como parte de la Escuadra de Instrucción en las rías gallegas y aguas de Finisterre.

¿Qué dotación llevaba?

480 hombres de la dotación y 59 de tropa de Infantería de Marina de su guarnición.

¿Por qué se hundió?

Al pasar a unas 2,6 millas de los Meixidos, el barco ‘tocó’ una aguja de piedra no cartografiada que le desgarró más de 50 metros de la parte sumergida del buque, afectando también a las cámaras de calderas y a zona de máquinas de proa. Aunque la inundación no pudo controlarse y el buque se hundió de proa, toda la dotación se salvó. No obstante, un Consejo de Guerra sentenció al comandante del buque, el capitán de navío Manuel Díaz Iglesias, a un año de suspensión de empleo por negligencia, pero lo dejó libre de cargos por la pérdida del buque.

¿Dónde se encuentra hundido?

Su pecio, a 65 metros de profundidad, fue localizado en el año 2006 al suroeste del temible Bajo de los Meixidos -Finisterre-.

¿Se ha conseguido recuperar el barco?

No.

EL ACORAZADO ‘ESPAÑA’

¿Qué tipo de barco era?

Un acorazado de tipo ‘Dreadnought’ -el más habitual a lo largo de todo el siglo XX-. Fue construido, como los otros dos de su serie -el ‘Alfonso XIII’ y el ‘Jaime I’-, en los astilleros de la Sociedad Española de Construcción Naval y botado al mar el día 5 de febrero de 1912.

¿Qué derrota cubría?

Patrullaba la costa africana en aguas cercanas a Melilla.

¿Cuál era su misión?

Durante la guerra de Marruecos, su principal tarea fue combatir el tráfico de armas de los rebeldes y prestar apoyo naval de fuego a las tropas del Ejército de Tierra.

¿Qué dotación llevaba?

850 hombres.

¿Por qué se hundió?

La niebla cerrada le impidió ver la costa y embarrancó.

¿Dónde se encuentra hundido?

A 457 metros al norte del Cabo Tres Forcas, cerca de Melilla.

¿Se pudo recuperar el barco?

Consiguió salvarse toda la artillería -incluidas sus cuatro torres dobles de 305 mm, que se aprovecharon para baterías de costa- después de laboriosos y complejos trabajos. Incluso se pensó reflotarlo… pero un fuerte temporal lo hundió definitivamente.

¿Existe algún sitio en el que se pueda ver el barco o su cargamento?

No

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Barcos que nunca llegaron a su destino

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    1863 | Juan A.C.P. - 31/03/2017 @ 18:21:04 (GMT+1)
    Hay algún vestigio de barcos hundidos en cauces de ríos españoles.?
  • ¿Qué opinas? (Login)
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.