www.onemagazine.es
Qué pasó un 27 de junio de hace 60 años (y qué ha cambiado desde entonces)

Qué pasó un 27 de junio de hace 60 años (y qué ha cambiado desde entonces)

Apenas había comenzado el verano de 1957 -el mismo año en el que el Real Madrid gana su segunda Copa de Europa y el Barcelona inaugura el Camp Nou- cuando se produjo un hecho que cambió la historia automovilística de nuestro país: la llegada del 600. Un vehículo fabricado en España con el objetivo de motorizar a nuestro país. ¿Qué supuso este modelo? ¿Cómo evolucionó y qué ha pasado desde entonces?

Seat presenta su nuevo modelo: el 600.


Desde el principio, todo el nuevo Seat fue un auténtico éxito entre el público. La expectación era tanta que en muy poco tiempo hubo cerca de 100.000 peticiones... que era un cifra espectacular en aquella época y que también lo sería hoy. ¿Las consecuencias? Quien encargaba una unidad debía esperar hasta dos años... y en diciembre de 1967 se tuvo que cerrar temporalmente la admisión de pedidos.

¿Por qué le pusieron ese nombre?

Fácil: cuando se lanza el proyecto, la idea era que se tratase de un modelo de apenas 600 kg con un motor de unos 600 cc; los objetivos se cumplieron, pues el modelo pesaba algo más de media tonelada y disponía de un pequeño propulsor de 633 cc que, en su primera versión, desarrollaba 18 CV.

¿Cuánto costaba?

Curiosamente, el precio fluctuó poco durante los 16 años que estuvo a la venta; así, las primeras unidades valían 65.000 pta -unos 390 euros- mientras que las últimas unidades que salieron de la línea de produccion estaban en las 77.291 pta -cerca de 464 euros-.

¿Hubo ún unico 600?

En realidad, como prácticamente cualquier vehículo del mercado, dispuso de varias versiones durante su trayectoria comercial -en la foto superior, de izquierda a derecha-; la original era el 600 normal, tan sencilla que no tenía ni arranque con llave, sino un tirador entre los asientos. Se comercializaron 112.418 unidades de esta variante que estuvo en el mercado entre 1957 y 1963 y dispuso de carrocerías de dos puertas y descapotable. Posteriormente llegó el 600D, sin duda el más popular, ya que logró vender 433.062 unidades. Estrenó una evolución del motor, que pasó de 18 a 25 CV. Fue el coche con el que muchos españoles comenzaron a realizar turismo; además, era una época de inmigración entre las diferentes regiones de España y gracias al 600, muchas familias pudieron tener un medio de transporte para volver a verse cuando quisieran. Del 600D hubo diferentes carrocerías, incluso una comercial. En 1970 llega la tercera versión, el 600E, de aspecto más moderno, con puertas de apertura convencional -hasta entonces el coche recurría a unas denominadas 'suicidas' porque se abrían de adelante hacia atrás. Hubo 211.875 unidades de un modelo que estrenó, entre otras cosas, unos faros delanteros y traseros de mayor tamaño. Por último, el coche cerraría su ciclo comercial con el 600L. Con la aparición del Seat 127, al 600 todavía le quedaba fuelle y por eso llega una variante con detalles como el salpicadero acolchado, opciones como la luneta térmica y el alternador... y que vendió 37.000 unidades, todas dotadas de un motor de 28 CV.

Cómo eran las cosas antes... y ahora

El modelo equivalente al 600 sería, en la actualidad, el pequeño Mii. Un modelo que no sólo supone un gigantesco paso adelante en todos los apartados, sino que desde el punto de vista económico, y aunque el Mii es 20 veces más caro -desde 7.680 euros con promociones- resulta mucho más accesible que su veterano predecesor. Para hacerse una idea, en 1957, cuando llegó el 600, el PIB era de 147 euros por habitante, mientras que en 2016 alcanzó los 24.000 euros, es decir, 164 veces más. Antes, el salario medio allá por 1963 era de 10,82 euros al mes, mientras que el salario mínimo interprofesional alcanza ahora los 707 euros. En cuanto a quién podría comprarlo, el 600 más que vendértelo te lo concedían... y cuando por fin lo conseguías e ibas al concesionario a buscarlo, puede que ni fuera del color que tú querías. En un Seat Mii prácticamente no hay tiempo de espera, y el conductor puede configurar el vehículo a su gusto, eligiendo entre 12 colores para el salpicadero, 15 tipos de llantas, 22 combinaciones de color de carrocería y techo...

Por otro lado, mientras que en el 600 tanto el motor como la propulsión estaba en la parte trasera -como el actual Renault Twingo o los Smart Fortwo y Forfour-, en el Mii todo va delante. Por tamaño, el 600 sólo media 3,3 metros y, el actual Mii se queda en unos 3,5 metros de longitud; el mayor salto se produce, curiosamente al comprobar que la anchura del Mii es 22 cm mayor. Todo lo anterior se traduce en una habitabilidad netamente superior en el modelo moderno; a pesar de los milagros que hacían hace más de medio siglo la familia para caber con todo el equipaje en el 600, lo cierto es que el maletero -ubicado bajo el capó delantero y compartiendo sitio con la rueda de repuesto- apenas contaba con 68,5 litros, aunque también se aprovechaba un hueco situado tras los asientos traseros. El actual Mii presume de unos aprovechables 238 litros.

¿Cómo eran las prestaciones?

El último de los 600 llegó a ofrecer 28 CV, mientras que el Mii mas potente de la actualidad dispone de 75 CV; mientras que el modelo más veterano alcanzaba en su última versión los 115 km/h -y apenas 85 km/h en las primeras unidades-, en su sucesor se llega a los 170 km/h. Además, el consumo en el 600 podía rondar los 10 litros en ciudad y los 6,5 l en carretera, mientras que el Mii homologa un gasto de apenas cuatro litros, que en un uso real apenas supera los cinco. Incluso el Mii ofrece la posibilidad de elegir una versión híbrida que puede repostar tanto gasolina como gas natural -mucho más barato-.

Por diseño interior...

En el mítico 600, casi todo el protagonismo era para un enorme y fino volante, tras el cual se emplazaba un sencillo velocímetro. No existían mandos de la climatización y la única solución para recibir 'aireación' era o bien abrir la parte anterior de las ventanillas o utilizar una trampilla situada en la parte inferior... en la que además de aire podía entrar ruido o gases de escape. Nunca pudo llevar equipo de sonido, cierre centralizado, elevalunas eléctricos o cuentarrevoluciones.

Y a la hora de conducirlo

Para comprobar la manejabilidad y seguridad del 600 comparada con la del Mii, nada mejor que llevar a cabo una serie de ejercicios que nos planteó Seat en el circuito del Jarama. En la primera de ellas pudimos comprobar qué es frenar en un modelo de hace 60 años y con uno actual. Para ello, se trataba de efectuar una frenada a fondo sobre una superficie en la que dos de las ruedas laterales pisarían suelo seco y las otras dos, suelo mojado. Tras una pequeña aceleración, pisábamos a fondo el pedal del freno -que estaba durísimo al no disponer de alguna clase de servo- y el 600 comenzaba a derrapar hasta que acababa cruzado. Posteriormente, con el Mii, en el mismo ejercicio, basta con pisar a fondo el freno para que el vehículo se detenga con toda seguridad y en línea recta, incluso sn necesidad de sujetar el volante.

En el siguiente ejercicio había que dar una vuelta al trazado del Jarama, lo cual fue toda una experiencia. En el 600, sin radio y sin aire acondicionado, la vuelta se hizo muy larga, con velocidades que se movían entre los 60 y 80 km/h. A pesar de todo, el pequeño Seat se movía con toda dignidad por el trazado, con una dirección de tacto correcto, un cambio manual de manejo bastante bueno y un motor con carácter que sonaba a gloria. Posteriormente, en el Mii, todo es más sencillo, se puede forzar el vehículo para comprobar cómo el control de estabilidad -ESP- devuelve todo a su sitio y gracias a la suavidad del cambio, la dirección o el motor tienes la sensación de conducir rapidísimo.

Finalmente, un último ejercicio consistió en realizar un slalom de conos, con suelo sueco, para comprobar la agilidad del 600. Aquí el reto consistía en girar con rapidez la dirección de un lado a otro para llevar a cabo la maniobra en el menor tiempo posible... algo que costaba lo suyo, pues este modelo no contó con dirección asisitida.

En la imagen superior, María Castro (embajadora de Seat) y Fernando Salvador (Director de Comunicación de Seat) soplan las velas de la tarta del 60 cumpleaños del 600.

¿Sabías que...?

El 9 de septiembre, Seat quiere batir un récord Guinness reuniendo la mayor cantidad jamás vista de 600; y van por tan buen camino que el objetivo marcado eran 600 unidades, pero ya se han superado los 700 y se ha tenido que parar la admisión de candidatos.

El no sólo se vendió en España, sino también en Alemania, Austria, Chile, Bélgica, Colombia... e, incluso, Italia, donde el producto español era más apreciado que el equivalente de Fiat.

Cosas que nos pasaron en el cumpleaños del 600

1. La actriz María Castro es la embajadora de Seat y no quiso perderse el aniversario del 600 o de conocer cómo han cambiado los coches desde el 'pelotilla' hasta el Mii. 2. Todas las unidades de clásicos que pudimos probar provienen de la colección privada de coches históricos de la marca, cuyo responsable es Isidre Lópe. Su transporte se lleva a cabo en camiones. 3. A escala: Seat ha creado estas miniaturas del 600 original, que funcionan con pedales... y que no están a la venta, sino para los niños puedan utilizarlos en diferentes actividades. 4. El Mii by Cosmopolitan es la serie más exclusiva, completa y equipada de este urbano. 5. Mikel Palomera, director general de Seat para España, no quiso perderse este ilustre aniversario. 6. Esperando turno para realizar el ejercicio de frenada asimétrica. 7. En este original photocall puedes hacerte una imagen como si fueses conduciendo. 8. Para llegar a uno de los ejercicios tuvimos que subir en esta especie de limusina descapotable, que la marca lleva utilizando toda su historia para realizar visitas en la fábrica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.