www.onemagazine.es
Qué es el Camino de Santiago japonés y qué debes saber si quieres realizarlo
Ampliar
(Foto: Yasufumi Nishi / JNTO)

Qué es el Camino de Santiago japonés y qué debes saber si quieres realizarlo

El camino de Shikoku Henro, conocido como la Ruta de los 88 templos, cuanta con doce siglos de Historia y se mira en el de Santiago para convertirse en Patrimonio de la Humanidad. Cada año, cerca de 195.000 peregrinos recorren sus 1.130 km.

Shikoku, formada por las prefecturas de Tokushima, Kochi, Kagawa y Ehime, es la más pequeña de las cuatro islas del archipiélago de Japón. En ella nació, a mediados del siglo VIII, Kūkai, uno de los monjes budistas más famosos de aquel país. En ella se encuentra, también, el camino de Shikoku Henro o ‘la ruta de los 88 templos’ que, según la creencia popular, fueron construidos o restaurados por este religioso que, tras su muerte, pasó a ser conocido como Kōbō-Taishi.

Los primeros documentos escritos sobre esta ruta datan del siglo XII y aparecían incluidos en ‘La antología de cuentos del pasado’. En ellos, se hablaba por primera vez de los peregrinos que repetían el camino realizado por Kūkai. Unos peregrinos que han ido aumentando con el tiempo y que, hoy en día, han convertido este camino, con más de 1.200 años de historia, en el mayor atractivo turístico de la isla.

Uno de los objetivos del camino de Shikoku Henro es convertirse en Patrimonio de la Humanidad, para lo que ya ha empezado los trámites con la UNESCO, algo que provocará un aumento en la llega de peregrinos pero con lo que, según indican desde la Oficina Nacional de Turismo de Japón –JNTO- en Madrid, se pretende “realzar el sentido de espiritualidad y su larga historia de doce siglos”. Un título que ya ostenta el Camino de Santiago, con el que el japonés mantiene “muy buenas relaciones y una estrecha colaboración para la promoción mutua” y con quien tiene en común “su fondo espiritual y no el hecho de recorrer una zona, simplemente, por motivos turísticos”.

Cómo completar la ruta de los 88 templos

Para completar la ruta de los 88 templos los peregrinos deben recorrer un total de 1.130 km lo que, a pie, suele llevar alrededor de 40 días. El camino comienza en el templo de Ryosenji, donde nació Kūkai y sigue la dirección de las agujas del reloj. No obstante, los más supersticiosos consideran que hacerlo al revés da más suerte. Otros, prefieren empezar por algún punto intermedio, algo que no afecta al trayecto, ya que el circuito es circular: comienza y termina en el mismo punto.

Como ocurre con el de Santiago, los peregrinos disponen de un libro, que pueden adquirir al inicio del recorrido, junto a la vestimenta tradicional –un traje blanco, la sombrilla y el bastón-, llamado Nōkyōchō o Shuincho. En cada uno de los templos, estos van sellando sus páginas, hasta completar toda la ruta que, además de a pie, se puede realizar en bici o, incluso, en autobús.

Por la noche, los caminantes duermen en los diferentes alojamientos que acogen peregrinos, regentados por locales o matrimonios mixtas de japoneses y occidentales, o en casas de lugareños que ofrecen techo y comida gratis, en ambos casos con una filosofía similar a la del camino español. En total, el coste de los 40 días de ruta –sin contar los vuelos hasta allí- asciende a unos 2.400 euros.

Cuándo ir a Shikoku

Las mejor época para lanzarse a esta aventura es la temporada de primavera u otoño. El clima de la isla, sobre todo en la mitad sur, muy parecido al Mediterráneo, permite el cultivo de mandarinas, naranjas, sudachis –limas típicas de la zona- y olivos –es el único lugar donde se cultivan en Japón-, pero dificulta las caminatas, por las altas temperaturas. En cuanto al tramo más duro, mapa en mano, se encuentra entre los templos 11 y 12, por la gran distancia entre ellos -12,9 km- y la zona de Kochi, por sus temperaturas y fuertes lluvias.

Por lo demás, el camino es seguro y es accesible para todo aquel acostumbrado a caminar, ya que no requiere grandes conocimientos de senderismo ni un entrenamiento exhaustivo. Además, aunque el idioma pueda resultar un impedimento a primera vista, la cartelería en Japón aparece en japonés y con letras del alfabeto occidental. Además, los alojamientos están acostumbrados a recibir turistas extranjeros, que llegan, principalmente, de países como EE.UU., Australia, Francia, Alemania y Holanda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.