www.onemagazine.es
Por qué piensas que los vándalos eran unos salvajes
(Foto: Fotograma 'Juego de Tronos')

Por qué piensas que los vándalos eran unos salvajes

Por vandalismo se entiende el gamberrismo de peor especie, un dudoso honor para los germanos que se asentaron en la Península y el norte de África en el siglo V, pero la realidad histórica desmiente que los vándalos fuesen tan bárbaros ni tan salvajes, según un estudio de la Universidad de Sevilla.

El uso de los términos ‘vándalo’ y ‘vandalismo’, "en absoluto se corresponde con la realidad del pueblo vándalo en el mundo antiguo" y su uso "está completamente disociado en la mentalidad popular del pasado histórico", según advierte el profesor de la Universidad Internacional de la Rioja David Álvarez Jiménez en su estudio ‘El reino pirata de los vándalos’.

Álvarez Jiménez asegura que "los vándalos perdieron el juicio del recuerdo histórico" por el significado que este término ha terminado teniendo, un significado que atribuye al uso peyorativo de este nombre que, en tiempos de la Revolución Francesa, popularizó Henri Grégoire, obispo de Blois, clérigo católico que, sin embargo, defendió con pasión la causa revolucionaria.

Después de atravesar la Galia, los vándalos se apoderaron de la Península, pasaron al norte de África y se adueñaron del Mediterráneo, si bien el primer contacto de este pueblo guerrero con el mar se produjo desde el sur de la Península ibérica.

Álvarez Jiménez, que centra su estudio en la influencia militar, comercial y política de los vándalos en el Mediterráneo, matiza el título elegido para su trabajo: "Quienes los calificaron de piratas fueron las fuentes romanas y el propio desarrollo de la historiografía".

"A lo largo de la historia, todos aquellos acusados de piratería jamás se han denominado a sí mismos piratas y, en el caso de los vándalos, tampoco así ocurrió", advierte el historiador cuando trata de librar de estereotipos a "un pueblo tan relevante como el vándalo", al cual asegura que hay que interpretar de acuerdo con su trayectoria desde que penetraron en el Imperio Romano a principios del siglo V.

"Sin la experiencia acumulada en la Galia y, fundamentalmente, en Hispania no se puede entender con propiedad la trayectoria política y militar vándala posterior", advierte Álvarez Jiménez cuando también avisa de que, a diferencia de lo que sucede con otros pueblos bárbaros que se asentaron en las provincias del Imperio Romano, los vándalos no dejaron fuentes históricas propias.

"De ahí que se hayan leído y analizado con profundidad fuentes sobremanera hostiles hacia los vándalos" y se les ha estudiado desde "una perspectiva imperial" que, en su opinión, es lo que ha hecho la historiografía contemporánea de acuerdo con la propia naturaleza de los textos que han sobrevivido".

Pese a esta idea de los vándalos, el historiador insiste en que su influencia en el siglo V fue "crucial" y "su dominio del mar incontestable tal y como lo demuestra el mero hecho de que el 'mare nostrum' romano pasara a denominarse 'Wandalsea' o Wentilseo' (mar de los vándalos) en el mundo germánico hasta la Alta Edad Media" por "el enorme peso político y militar y la fructífera capacidad comercial del reino vándalo".

Álvarez Jiménez plantea varios interrogantes cuyas respuestas aclararían la realidad del pueblo vándalo, como la evolución que tuvieron en Hispania para decantarse por dominar el mar o el contenido de las negociaciones entre el emperador romano de Occidente Valentiniano III y el rey de los vándalos y los alanos Genserico, que finalmente supuso la unión de ambas dinastías.

El estudio de Álvarez Jiménez se ocupa de la conquista de Cartago por los vándalos en el año 439, de su primer acuerdo con Roma en 435, de su primera campaña marítima en 440 y del "inaudito tratado" suscrito con Valentiniano III en 442, así como de las relaciones con el reino ostrogodo y de los conflictos vandalorromanos, entre otros aspectos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.