El soldado del 2025 llevará un Smartwatch al campo de batalla

El soldado del 2025 llevará un Smartwatch al campo de batalla

Gafas con 'display' incorporado, sensores con los que vigilar la salud del combatiente... Onemagazine.es ha asistido al Salón Internacional de la Defensa y la Seguridad -DSEI 2015-, donde se han desvelado nuevos detalles acerca de cómo será el Soldado del Futuro. El Gobierno británico invertirá 140.000 millones de euros en dispositivos como éstos. ¿Cómo son los 'gadgets' con los que se ganarán las guerras del mañana?

Para asegurarse de que para el año 2025 éstos cuenten con el mejor equipamiento y las últimas tecnologías, el Ministerio de Defensa Británico ha creado la Visión de Soldado del Futuro –FSV -. Los asistentes al DSEI 2015 pueden visitarlo en la zona dedicada al equipamiento para los ejércitos de Tierra.

Para completar la primera fase del prototipo –la que se puede ver en Londres-, el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de la Defensa –DSTL- ha trabajado con dos socios del Ejército de Tierra británico, la firma tecnológica Kinneir Dufort y la compañía de ingeniería forense SEA Ltd. El máximo responsable del programa en el DSTL, Ross Jones, está convencido de que el Soldado del Futuro “proporciona una plataforma con la que aventurarnos a anticipar cuál puede ser ese futuro y cómo la industria y el mundo académico pueden ayudar al Ministerio de Defensa a hacerlo realidad”.


Las ‘Google Glass’ del Ejército


El Soldado del Futuro equipa gafas ‘inteligentes’, a cuyo ‘head-up display’ -HUD, parecido al de los aviones de combate- llegan imágenes procedentes de las cámaras montadas en su propia arma, en otras armas o sensores, en el casco, en drones… En dicha pantalla, el soldado también puede ver proyectado un mapa o un croquis sobre su campo de acción y seguirlo en tiempo real, junto con la posición de sus compañeros.

Mientras los británicos trabajan en estas gafas, un equipo de la Universidad de Michigan -EE.UU.- se inclina por las lentillas como apuesta para los soldados del mañana, eliminando la necesidad de cargar con unas pesadas gafas. Estos investigadores han creado un sensor del tamaño de la yema de un dedo, capaz de percibir desde la luz ultravioleta hasta la infrarroja, que podría ser incorporado a una lentilla si logran reducir su grosor unos milímetros más y permitirles detectar vehículos o tropas en plena oscuridad. Cada una de las dos capas de grafeno de esta lentilla, tienen tan sólo un milímetro de grosor.


Un casco regulador del sonido


El casco del soldado del futuro es más ligero que los actuales. Cuenta con cámaras cuyas imágenes son proyectadas en las gafas ‘inteligentes’, pero su elemento más innovador son los auriculares que incorpora. Éstos amplifican o amortiguan el sonido que penetra a través del casco, de forma que el soldado escuche sin dificultades los mensajes que se le envíen, al mismo tiempo que se reduce el sonido de las explosiones que ocurran a su alrededor.


Lo último en fusiles de asalto


La última versión del fusil de asalto SA80, usado por el Ejército de Tierra británico, permite que los soldados que luchen en el mismo campo de batalla, compartan información sobre los objetivos. Como hemos señalado anteriormente, a las gafas también llegan datos transmitidos de forma inalámbrica desde la mira digital del rifle.


¿Cómo se encuentra el Soldado del Futuro?


La salud del soldado es monitorizada en todo momento por distintos sensores en el casco, el uniforme… y el ‘smartwatch’, al que también llegan imágenes en tiempo real de las posiciones del enemigo y de otras tropas. En función de los datos biométricos que reciba un oficial responsable todos estos elementos, podrá tomar una decisión sobre la continuidad del efectivo en el combate, o bien decretar su retirada por apreciar que sus capacidades están agotadas -fatiga, estrés, enfermedad...-. Por otra parte, esta tecnología hará posible que un soldado avise a otro de peligros que tal vez el primero no haya podido ver. Todo lo que no pueda hacer con el reloj inteligente, podrá hacerlo con pequeños ordenadores del tamaño de un Smartphone, mediante el cual accederá a voz, vídeo, datos… que pueden resultar vitales.


Más ligero que nunca


En la 'coraza' con la que se protege el torso -el clásico chaleco antifragmentos-, el Soldado del Futuro dispondrá de distintas fuentes de alimentación integradas para los aparatos comentados. Dependiendo de cuáles sean los más adecuados para una misión, sus conexiones podrán ser adaptadas al tipo de energía requerido. Este invento le proporcionará un considerable ahorro en peso, al decir adiós a pesadas baterías y cables, lo que a su vez dificultará que acaben resultando heridos por un ataque enemigo. La protección corporal cuenta con un sistema mediante el que, en caso de heridas o accidente, puede ser retirada rápidamente para atender al efectivo convaleciente.

El centrl del Ejército estadounidense para comunicaciones y electrónica -el CERDEC- trabaja en un proyecto parecido, el Sistema de Energía Integrado en la Vestimenta del Soldado -SWIPES-, que también integra la carga de los aparatos electrónicos en la ropa de combate. Gracias a sus baterías de zinc e ión-litio de alta capacidad -capaces de ofrecer una autonomía de hasta 24 horas-, el soldado podrá cargar su GPS, radio y cualquier otro aparato que lleve consigo.

Otra forma de ahorrar peso a los soldados inventada por EE.UU. es el exoesqueleto T-REX, pensado para actuar como si de un tendón se tratara si el militar sufre un esguince de tobillo. Al recibir señales eléctricas, los 100 hilos de flexinol que componen el T-REX se contraen como cualquier músculo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • El soldado del 2025 llevará un Smartwatch al campo de batalla

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    735 | Rafael Montero - 21/09/2015 @ 17:52:44 (GMT+1)
    ¿ Es posible que haya un error en la cantidad a invertir por parte del Gobierno británico ? 140.000 Millones € ?
  • ¿Qué opinas? (Login)
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.