www.onemagazine.es
Sergio Álvarez Teleña: el español que quiere que la inteligencia artificial y las personas convivan en paz
Ampliar

Sergio Álvarez Teleña: el español que quiere que la inteligencia artificial y las personas convivan en paz

A sus 37 años el fundador y CIO de la empresa española SciTheWorld, Sergio Álvarez Teleña, se ha convertido en una de las referencias en inteligencia artificial –IA- aplicada al mundo de las finanzas. ¿Su reto? Un mundo donde máquinas y humanos convivan aprovechando sinergias.

Siempre se mueve por Madrid en su Suzuki Van Van con un casco retro y el espíritu emprendedor propio de los grandes de las .COM. Apasionado en la forma de hablar y matemático en su visión de la realidad, a Álvarez Teleña le apasiona la Economía, el Big Data –análisis de grandes cantidades de datos-, la Inteligencia Artificial y el mundo financiero. No se cansa de repetir que en innovación, tanto en finanzas como en ciberseguridad o cualquier otro campo, es fundamental conocer el contexto donde se quiere aplicar la tecnología. “No conocer el dominio afecta a la robustez de los modelos... y modelos no robustos son humo". Y predica con el ejemplo: aunque su discurso es muy atractivo en el mundo de ciberseguridad ha rechazado varios proyectos por no considerar que domina el campo tanto como le gustaŕia - aunque tiene un plan para aterrizar en ciberseguridad con su tecnología, de momento, solamente ofrece consultoría - la tecnología se queda en el mundo financiero.

Eres considerado una de las referencias en inteligencia artificial en España…
-Risas-.Eso es mucho decir, quizás para algunos poquitos españoles a los que les gusta mi estilo. De hecho, yo casi prefiero llamarme creativo de IA que experto en IA - experto es mi co-supervisor de tesis en Inglaterra: John Shawe-Taylor, un académico brillante. ¿Por qué te digo "mi estilo"? Tengo 37 años y me he pasado media vida estudiando y media vida trabajando. Me gradué en Economía, tengo un master en Economía y Finanzas, otro en Finanzas Computacionales y finalmente, el doctorado en Ciencias Computacionales. Mi trayectoria es tan simple como poco frecuente: aplico lo aprendido como estudiante al mundo de la empresa; de éste identifico los mayores retos para su desarrollo futuro; los intento resolver volviendo al mundo académico; y así continuamente.

De hecho, SciTheWorld no es más que el siguiente paso natural de mi formación (poder hablar del ecosistema FinTech, desde la experiencia). Con todo, tengo criterio avanzado en tecnología, ciencias y finanzas - vamos, que en las tres tengo medallas y cicatrices. En Inglaterra lo llamamos ‘finanzas computacionales’. Así que me encuentro cómodo desarrollando tecnología para que las máquinas sean capaces de hacer trading -compra y venta en bolsa- de forma automática e inteligente, interpretando muchísima más información de lo que lo puede hacer un humano. Eso sí, esas máquinas financieras seguirán ganando o perdiendo dinero según cómo las configure el humano - no me gusta dejar a las personas fuera de la ecuación.

Dicen que los algoritmos dominan nuestro mundo….
Los algoritmos son conjuntos de operaciones matemáticas completas y sí se aplican a todo así que lo afectan.. si bien aún no lo dominan. Lo que pocos saben, porque el marketing no llega hasta ahí, es que muy probablemente los más avanzados, con diferencia, se usan en el mundo de las finanzas por parte de grandes fondos de inversión. Ellos tienen el lienzo perfecto porque los productos que manejan son en su mayoría nativos digitales (hay muchos datos y muy buenos canales para interactuar) y si alguien tiene presupuesto para innovar, ésos son ellos. Precisamente, es a este sector al que ofrezco mi tecnología: un ‘cerebro digital’ capaz de procesar y ejecutar en fracciones de segundo decisiones basadas en millones de datos financieros. Eso sí, a nosotros nos interesa más la decisión, el reto de la inteligencia financiera, que la velocidad. Por cierto, nuestro cerebro se llama jA.I.me: "Just A.I. for me" - con una "j" bien fuerte ahí. Queremos que el español resuene con fuerza en el mundo de la I.A. y las finanzas - después de todo, el éxito pasa por la tecnología y el talento, y el primero cada vez es más barato y del segundo hay a puñados en Iberoamérica.

¿Qué es SciThe World?
Es una empresa española de inteligencia artificial. La fundamos en 2015, prácticamente ad-hoc para la multinacional de ciberseguridad Mnemo - Sergio viene referenciado a OneHacker por Raúl Sánchez, CEO de Mnemo-. Nos contrataron para innovar con IA el mundo de la seguridad en una gran entidad financiera. De aquélla aún era responsable global de estrategias sistemáticas de una gran entidad financera así que hasta 2017 SciTheWorld solo vendía ciberseguridad. Ese año dejé la banca y me dediqué a desarrollar 'sin legacies' mi propia aproximación al mundo financiero - probablemente eso es lo que más se valora de nosotros: tenemos criterio y creatividad para reinventar aspectos clave en finanzas. Si te fijas en las fechas, todo esto lo gestiono con muchísima calma y tenacidad - como buen economista aplico teoría de juegos - risas. SciTheWorld fue el motivo por el que renuncié a una buena carrera de trading en Londres para hacer el doctorado en IA allá por el 2009 (una locura por aquel entonces, por cierto). Y sólamente ahora empieza a ser su momento en finanzas: 8 años después. De ahí que no haya dejado la industria hasta ahora. Y diría que le quedan otros 2 para asentarse pero es el momento de levantar las barreras de entrada. Y eso es lo que estamos haciendo. En estos primero pasos la clave pasa por no dejarte llevar por el dinero fácil ni los cantos de sirena y seguir sufriendo a pulmón (sin financiación) mientras desarrollamos los cerebros digitales. Financiación y proyectos pueden añadir mucho ruido si no son los adecuados - y aunque tengo intuición, aún me falta mucha información para saber cuáles nos convienen de verdad y cuáles no. Así que de momento hemos rechazado de ambos. Es algo que no me agrada (preferiría encontrar al socio perfecto, ya) pero nos da libertad. También hay que decir que somos unos privilegiados a la hora de gestionar toda esta locura porque el primer cliente de SciTheWorld es SciTheWorld. Y es que nosotros invertimos nuestro propio dinero así que, a una mala, podemos conformarnos con llegar a ser un Renaissance Technologies a nuestra manera y nada más - risas-. Con todo, qué es SciTheWorld? El lugar donde escalamos mi aproximación a las finanzas y lo mezclamos con ciberseguridad (un tándem que nunca debería ir separado); nuestro siguiente nivel de formación personal y profesional; nuestra hucha; nuestro vehículo de inversión; y, cada vez más importante para nosotros, nuestro intento de ayudar a minimizar el impacto laboral de la IA (una larga historia).

Qué es lo más complicado para tener éxito en la IA...
Claramente tener galones en la intersección de dominio, ciencia y tecnología. Yo sigo aprendiendo cada día - nuevas medallas y nuevas cicatrices. Si los tienes, puedes hacer cosas muy interesantes en poco tiempo - mi tesis la escribí en 5 meses mientras trabajaba y se llevó un montón de reconocimientos, debates con premios Nobel, una charla TEDx... hasta me ha hecho investigador senior honorífico de la mejor universidad de IA de Inglaterra: University College London. Dicho esto, hay que tener muchísima humildad en este campo: yo solo te puedo garantizar que le pongo neuronas y pasión para seguir en el top. Pero incluso el top puede ser en realidad "el menos malo" dada la dimensión del reto que tenemos delante.

Algunos expertos alertan del peligro de la inteligencia artificial…
Me preocupan más los story-tellers sin criterio que la IA. De ésos hay muchos en las empresas. La IA no hay que temerla ni amarla, hay que gestionarla. Y buena parte de esa gestión nos la estamos dejando en el camino porque no se está poniendo todo el criterio y toda la creatividad que deberíamos en ella. Yo soy partidario de aumentar las máquinas con conocimiento humano. Es más fácil aumentar a los humanos con conocimiento de máquinas, qué es lo que se está haciendo por todas partes y no está mal, pero es incompleto y peligroso. Incompleto porque negar el feedback humano a la máquina es perderse mucho valor y peligroso porque nos estamos dejando muchos puestos de trabajo en el camino y la huella digital de que el hombre mejora la máquina. Si nos preocupa que la IA nos pase por encima... ¿por qué no darle motivos/datos que le hagan entender que nosotros le aportamos valor? Sé que me estoy moviendo en un plano muy filosófico ahora pero no hay que hacer de menos a la filosofía. De hecho, mi tesis va de eso: 1- salgo de mi trabajo porque creo que una máquina me puede llegar a sustituir; 2- creo esa máquina directamente; 3- le demuestro que es más robusta conmigo que sin mí (con mi "Avatar").

Los story-tellers que copan puestos digitales relacionados con IA, y lo hacen sin humildad, son buenos para empresas como la mía porque minan desde dentro a la competencia que podamos tener, pero son malos para la sociedad porque minan las posibilidades de la IA a base de liderar de forma incorrecta. Así que cuando les localizamos, vivimos en una dicotomía contínua dentro de SciTheWorld - risas.

¿Qué recomiendas para triunfar en el mundo de la analítica de datos y la IA?
Es fundamental saber mucho del campo en el que vas a trabajar con los datos. Para ganar criterio se puede pasar muchos años trabajando en un campo o hacer consultoría durante algún año menos (dependiendo de la calidad de los proyectos). Después identificas los principales retos en dicho campo a futuro y sus posibles soluciones e industrializas estas últimas vía producto. Una vez transformada la solución en producto todos ganan: menores costes para el cliente y mayor escala para ti. Lo malo es que este modelo hay mucho fondo de capital riesgo que aún no lo acepta. Probablemente por tiempos entre la vida natural del proyecto y sus objetivos de rentabilidad dentro del horizonte temporal del fondo. A menudo se ven forzados a financiar story-tellers que dicen ser capaces de hacer buen producto directamente sin conocer muy bien los pains de la industria. Luego vienen las tensiones con los emprendedores, el pivotar, las diluciones que merman incentivos y demás historias que acaban salpicando a todo el mundo (mala fama para unos y para otros). Así que, con todo, para triunfar o estableces un modelo de negocio que tenga sentido y cruzas los dedos o estableces uno que no lo tenga tanto, te refuerzas con mucho capital y vuelves a cruzar los dedos. En cualquier caso, aún no he triunfado como emprendedor (ojalá!) así que tampoco te tomes mi consejo muy en serio - risas.

La aplicación más rara…
Igual que aplicamos la tecnología para comprar y vender acciones de forma automática, también se podría hacer, por ejemplo, para la compra y venta de pisos una vez toda su gestión se haya digitalizado. Ya se ha vendido el primer piso en blockchain así que podría ocurrir en unos años. En SciTheWorld estamos preparando nuestros cerebros digitales para interactuar también en este tipo de mercados - de hecho, nuestra apuesta es que se van a hacer mercados de muchísimas cosas. ¿Te imaginas un mercado de vivienda tan eficiente como el de las acciones o las divisas? No habría habido ni la mitad de la crisis inmobiliaria en este país - y los millennials tendríamos acceso a precios mucho más moderados.

Lo más curioso…
Quizás lo que ya he dicho anterioremente. Lo más curioso de SciTheWorld es que en realidad puede vivir de forma autónoma: somos nuestro primer cliente. Democratizar nuestra tecnología pasa por nuestra pasión por la competitividad y la eficiencia. Y por la curiosidad: las entidades financieras son los que tienen más datos que explotar, más conocimiento humano, más impacto en mercados y personas. En definitiva, más retos. Pero también es cierto que nos restringen la libertad, sobre todo si tenemos que levantar dinero, así que es un equilibrio que tenemos que afinar muy bien.

¿Cuál es el límite de la inteligencia artificial?
Límites, límites... no le veo. Nuestro límite en el medio plazo es generar avatares – nuestras versiones en la dimensión digital que actuaran de forma automática en nuestro nombre- y continuar generando las llamadas ‘máquinas aumentadas’ -un concepto que tiene que ver con incrementar la robustez de las máquinas con capital humano-. La humanidad está actualmente observando los efectos de la IA Especializada, la básica, donde las máquinas son mejores que las personas solamente en tareas y contextos muy particulares. Nuestro neocortex, por ejemplo, es súper rápido reaccionando ante la información (especialmente los patrones visuales) así que puede añadir mucho valor a las máquinas de este tipo de IA - lo llamamos "neocortext-adds-context" y lo estamos experimentando con un patrón, A.I.ris, con el que dejamos que los usuarios se comuniquen con jA.I.me y vicerversa. Luego podría llegar el siguiente paso, la IA Generalizada que será como nosotros en capacidad cognitivo-relacional… pero tardará mucho –aún no hay grandes avances académicos al respecto-. Y por último se llegaría a los que se llama la Súper Inteligencia. Que será cuando las máquinas nos superen en capacidad y puedan llegar a plantearse sus propios objetivos. Por eso creo que es muy importante demostrar a las máquinas que somos útiles para ellas. Y eso pasa por dar roles a las personas que trabajan con las máquinas en los que éstar perciban ayudando a las personas el resultado es óptimo. Y para nosotros, todo empieza en el campo más avanzado: trading. Las máquinas inteligentes deben servir para aumentar las capacidades humanas y las capacidades humanas aumentadas, para aumentar las máquinas. El año pasado estuve en Oxford hablando de IA junto a DeepMind (Google): ellos venían a hablar de cómo la máquina supera al hombre y yo de cómo el hombre más la máquina supera a la máquina. Seguro que pronto les veremos hablando de Máquinas Aumentadas - quizás con otro nombre - risas.

El error que no debe cometer la humanidad…
No debemos subestimar nuestra creatividad. No debemos dejar que las personas que no tienen los galones para hablar de estos temas tan complejos, copen el diálogo. Y aunque debemos ser muy humildes ante el reto que se avecina también tenemos que ser muy valientes proponiendo y destinando recursos a encontrar soluciones - hace poco la Fundación Bill & Melinda Gates invirtieron 80 millones de dólares para aumentar la huella digital de las mujeres en países en desarrollo. Tenemos que hacer inversiones puntuales en diferentes proyectos para que el mejor talento investigue en problemas de la Humanidad con los mismos incentivos que en startups que se puedan hacer unicornios.

Tu reto…
No dejarme llevar por los cantos de sirenas y dejar de lado la sociedad. Lo poco que pueda aportar, oye, trataré de aportarlo - desde SciTheWorld, desde fuera... Y tengo que hacerlo de forma inteligente, sin miedo a hacer movimientos que, de nuevo, la gente de mi alrededor no entienda - hasta ahora se me ha dado bien. Es bastante duro salir continuamente de tu zona de confort, así que siempre es un reto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.