www.onemagazine.es
Por qué Turquía ya no recibirá la información sobre terroristas que le daba Interpol
Ampliar
(Foto: Moyan Brenn)

Por qué Turquía ya no recibirá la información sobre terroristas que le daba Interpol

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha tomado una deriva autoritaria en los últimos tiempos, que se acentuó con el intento de golpe de Estado que tuvo lugar hace justo un año. Esta deriva, sin embargo, está teniendo consecuencias a nivel internacional para el país otomano.

Interpol, la mayor organización de policía internacional, formada por 190 miembros, ha suspendido el acceso de Turquía a su base de datos, en la que se encuentra todo tipo de información de supuestos criminales, fugitivos, terroristas, criminales… y que sirve para emitir alertas internacionales y localizarlos en cualquier lugar del mundo.

Al parecer la decisión se tomó hace un año y se debe a que Turquía envió una lista, con 60.000 personas en busca y captura, vinculadas con el clérigo Fethullah Gülen, enfrentado a Erdogan y que, según Ankara, se encuentra detrás del fallido golpe de Estado.

La organización policial considera que Turquía ha cometido una “violación de confianza”, aunque desde fuentes gubernamentales otomanas señalan que los nombres de esas 60.000 personas, entre las que se encuentran policías, militares, académicos, funcionarios, etc., no fueron elegidas al azar.

Gracias a esta prohibición, aquellos que se encuentran dentro de este listad pueden todavía usar sus pasaportes, viajar a Europa y Estados Unidos e, incluso pedir asilo.

Suecia podría pedir una orden de arresto contra Erdogan

Esto no es el único problema al que se enfrenta el omnipresente Erdogan. Cinco miembros del Parlamento sueco han presentado ante la fiscalía una denuncia contra el presidente turco acusándole de genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra por su actuación en el conflicto entre las fuerzas armadas turcas y los kurdos en 2015.

Es la primera vez que se produce una denuncia contra un jefe de Estado en el país nórdico desde que en 2014 se aprobara una ley que permite a los tribunales juzgar presuntos delitos de genocidio y lesa Humanidad contra cualquier persona del mundo.

Ahora es turno de los fiscales, que decidirán si siguen adelante con la investigación preliminar, que podría acabar en una orden de arresto contra el presidente Erdogan -y el primer ministro Binali Yildirim.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.