www.onemagazine.es
Esta procesión desfila sobre las olas del mar

Esta procesión desfila sobre las olas del mar

Un año más, como cada 15 de agosto, los romeros sacarán del fondo del mar a la Virgen de la Palma de Algeciras y la trasladarán a la plaza de la Virgen del Mar. ¿Te gustaría presenciarlo este verano?


Como cada 15 de agosto, la Virgen de la Palma de Algeciras sale en procesión desde el fondo del mar hasta la playa del Rinconcillo. Es la romería marítima más singular de la costa gaditana, a la que cada año acuden miles de visitantes y devotos y que en 2014 ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

La virgen permanece todo el año sumergida en el fondo del mar, y cada 15 de agosto, es sacada a flote en una de las procesiones marineras más originales. Es la romería marítima de la Virgen de la Palma, de Algeciras. La imagen se encuentra sumergida a unos 15 metros de profundidad en una cueva en las cercanías de la Bahía de Algeciras y allí permanece bajo el control de los buzos. Estos son los encargados del mantenimiento y la seguridad de la talla, de limpiarla de algas y de evitar que las corrientes la desplacen fuera de su refugio. Aunque hay ocasiones en las que a Virgen no ha sido hallada hasta el mismo día de la procesión.

La romería comienza al alba, cuando los barcos, engalanados para la ocasión, salen del puerto de Algeciras y se adentran en la bahía para que los submarinistas del club de buceo El Estrecho rescaten la imagen. La comitiva sale del mar con la virgen a hombros y la llevan hasta la playa del Rinconcillo, donde llegan hacia la una y media de la tarde.

Durante todo el día, la imagen de la Patrona de la ciudad permanece en la Plaza de la Virgen del Mar. Hacia las ocho de la tarde se celebra una misa en la playa y sobre las once y media de la noche la Virgen es devuelta a la gruta donde permanecerá todo el año. A medianoche, unos fuegos artificiales lanzados desde tierra y mar la despiden hasta el 15 de agosto del siguiente año.

La talla, hecha de marmolina, tiene 1,10 metros de altura, pesa unos 120 kilos y fue realizada por el escultor Nacho Falgueras en el año 2000, para sustituir a la escultura original, desaparecida un año antes en las profundidades del océano.

La virgen quiso quedarse

La romería marinera, tal como se conoce hoy, es una iniciativa de la Sociedad Federada de Pesca Deportiva El Mero que, en 1975 decidió realizar una réplica de la Virgen de la Palma y organizar esta procesión.

Pero la devoción hacia la Virgen de la Palma de Algeciras surge a finales del siglo XVII cuando, según la leyenda, un barco procedente de Italia atracó en el puerto de la ciudad para refugiarse de un fuerte temporal.

Cada vez que el barco intentaba salir, un nuevo temporal se lo impedía. Llegaron a trasladar el cargamento a otra embarcación, pero de nuevo crecía el temporal. Decidieron sacar la imagen de la Virgen que llevaban en un cajón, y las aguas se calmaron. El pueblo interpretó que la Virgen quería quedarse en Algeciras.

Para más coincidencias, la Virgen llevaba una palma en la mano, un hecho que se relacionó con la conquista de Algeciras en 1344 por Alfonso XI, quien consagró la antigua mezquita de la ciudad como iglesia católica, con el nombre de Virgen de la Palma por ser aquel día Domingo de Ramos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.