www.onemagazine.es
Contacto: Skoda Karoq 1.5 TSI Style 4x2 Manual
Ampliar

Contacto: Skoda Karoq 1.5 TSI Style 4x2 Manual

Viene para reemplazar al Yeti y ha sido el último en sumarse al segmento de moda -el de los SUV-; cumple en todo lo que se espera de un modelo de esta categoría del mercado y su precio es competitivo. ¿Qué tiene de especial este todo camino sueco para escogerlo frente a sus múltiples rivales?

Así es el modelo: todo camino de cinco puertas, que mide 4,38 m de largo, 1,84 m de ancho y 1,60 m de alto. Esta versión dispone de un propulsor de gasolina con cuatro cilindros en línea –con desconexión selectiva de dos de los cilindros-, inyección directa, turbo, 1.498 cc, potencia máxima de 150 CV entre 5.000 y 6.000 rpm, par máximo de 25,5 kgm entre 1.500 y 3.500 rpm. Este modelo viene con tracción a las ruedas delanteras y caja de cambio manual de seis velocidades. Suspensión delantera de tipo independiente, suspensión trasera de eje semirígido, distancia entre ejes de 2,63 m, vía delantera de 1,57 m y trasera de 1,54 m, altura libre al suelo de 17,2 cm, peso en orden de marcha de 1.378 kg, capacidad del depósito de combustible de 50 litros, capacidad de maletero de 521 litros ampliables hasta 1.810 litros. Neumáticos en medida 215/50 con llantas de 18”; diámetro de giro de 10,2 m. Velocidad máxima de 204 km/h, aceleración de 0 a 100 en 8,4 segundos, consumo medio de 6,6 l/100 km en ciudad, de 4,7 l/100 km en carretera y 5,4 l/100 km de media, equivalente a unas emisiones medias de 122 gramos de CO2 por km. Precio: 28.710 euros sin rebajas (con promoción y financiando con la marca se queda en 24.150 euros).

En la actualidad, cuando una marca te invita a la presentación dinámica de un modelo, existe una gran posibilidad de que sea la de un nuevo… todo camino. Es lo que nos ha pasado con Skoda que, dicho sea de paso, es de las que menos SUV ofrece en su gama, pero que en apenas un año se ha ‘puesto las pilas’. Y, curiosamente, lo ha hecho siguiendo el camino inverso al de otros muchos fabricantes.

Así, por lo general, las marcas con poca tradición en el segmento de los modelos ‘aventureros’ normalmente se estrenaban o se centraban en renovar lo que podríamos denominar SUV compacto: un modelo de entorno a 4,4 ó 4,5 m de largo que pueda plantar cara, ante todo, al líder indiscutible de la última década: el Nissan Qashqai. Es lo que hizo Peugeot con el 3008, en su día Ford con el Kuga, Mazda con el CX-5 (si descontamos al anterior CX-7), Renault con el primer Koleos, Seat con el Ateca… precisamente el nombre de este último modelo aparecerá en alguna ocasión a lo largo de este contacto. El motivo es que el modelo español y la nueva apuesta de Skoda comparten multitud de elementos, desde la plataforma hasta los motores. ¿Y cómo se llama la apuesta de Skoda? Karoq. Un nombre quizá algo difícil de pronunciar, pero que tiene su explicación: significa ‘coche flecha’.

Para ver de qué es capaz un vehículo de nombre tan puntiagudo, nos trasladamos hasta Córcega para la primera presentación internacional del modelo. Una jornada y media para comprobar si este modelo checo puede hacerse un hueco en un segmento que ya comienza a estar hiperpoblado. La gama de este modelo será muy amplia según pasen los meses y se vaya contemplando la oferta para el mercado español. De momento, comienza con cuatro alternativas, dos diésel -1.6 de 115 CV y 2.0 de 150 CV-,y otras tantas gasolina -1.0 TSI de 115 CV y 1.5 TSI de 150 CV-. Nosotros nos hemos centrado en una mecánica muy novedosa, que anuncia consumos prácticamente de diésel y tan avanzada que aspira a convertirse en firma candidata a los prestigiosos galardones que premian todos los años al mejor motor del año en todo el mundo: nos referimos al 1.5 TSI gasolina de 150 CV que, en esta presentación, se combinaba con el acabado más lujoso, el Style, y con la tracción delantera-.

La firma checa no ha arriesgado en diseño; eso, en realidad, no es ningún defecto… sino que, simplemente, en Skoda tenían sencillo el camino que debían recorrer para dar forma a su nuevo SUV compacto. Por un lado, aprovecharon que ya contaban con un hermano mayor, el Kodiaq, que marcaba lo que debían ser los rasgos básicos del modelo, con trazos contundentes, un estilo sencillo y sobrio, un frontal muy característico de los últimos Skoda. No es un modelo particularmente aerodinámico –tiene un Cx de 0,34 cuando los mejores se aproximan al 0,30-, pero hay muchas cosas a su favor; para empezar, está por debajo de los 4,4 metros, lo cual le hace muy maniobrable y manejable en el día a día. Por otra parte, en el acabado Style que hemos probado –el más completo; por debajo se emplazan el Ambition, nivel intermedio- su apariencia es muy resultona, con sus llantas de 18”, sus barras de techo cromadas, los faros leds… Además, la gama de colores para elegir es muy amplia, con un total de 13 tonos entre los que destaca el exclusivo Rojo Velvet, que cuesta 1.010 euros. En conjunto, podríamos decir que tal vez no tiene el gancho de un Peugeot 3008 y que incluso el Seat Ateca aporta un toque extra en cuanto a imagen dinámica, pero este Karoq, que gana mucho al natural respecto a las fotos, tiene una apariencia que seguro va a conquistar a muchos compradores en los próximos meses.

Las sensaciones son muy buenas también en el interior; predomina la imagen seria y sobria que suele ser habitual en los Skoda. Sin embargo, por ejemplo, la percepción de calidad es realmente buena, hasta el punto que diríamos que no tiene que envidiar a la de un VW Tiguan. Se han cuidado mucho los materiales empleados, se han tratado con cariño los ajustes y los remates y, en muchos aspectos, está a la altura de su hermano mayor, el Kodiaq. La sobriedad que comentábamos anteriormente se puede romper, en parte, si optamos por equipar los asientos deportivos opcionales, por 325 euros y que van asociados a una decoración más vistosa en tonos negros y rojos; por cierto, que las butacas de serie son excelentes por sujeción y comodidad. No sólo eso, la postura en general a los mandos es muy buena, con un dominio perfecto de la carretera, una ergonomía bien estudiada que permite un acceso fácil e intuitivo a todos los mandos... Existen detalles opcionales para dotar al interior de un aspecto más llamativo, como los pedales de acero (90 euros), las inserciones es cromo para salpicadero (115 euros) o la tapicería de cuero (800 euros).

Otro apartado que demuestra lo bien que se han hecho las cosas con este coche es el aprovechamiento del espacio; cuenta con cinco plazas, bastante aprovechables, entre otras cosas porque dispone de muy buen espacio para las piernas y altura. Lo más ‘normal’ es la anchura disponible, pero está en línea con sus principales rivales. Algo por lo que siempre destaca Skoda y que, de nuevo, se repite en el Karoq es por sus excelentes maleteros. Este modelo dispone de unos muy generosos 521 litros, medidos hasta la bandeja. Para convertir este modelo casi en un monovolumen, convierte invertir 445 euros en el sistema conocido como Varioflex, y que lleva aparejado tres asientos traseros individuales. Los dos laterales son de mayor tamaño y se pueden deslizar para distribuir el espacio entre maletero y equipajes, cuyo volumen en este caso se mueve entre 479 y 588 litros. Y no sólo eso: también es posible retirar el asiento central y mover los laterales hacia el centro, en caso de que queramos disfrutar de cuatro plazas de primera categoría.

En el aspecto tecnológico, no hay nada que reprochar al modelo; este modelo puede disponer de elementos como el asistente de aparcamiento, el dispositivo de mantenimiento de carril, el control de velocidad inteligente, el detector de obstáculos en el ángulo muerto del retrovisor, el avisador de cambio de carril involuntario capaz de mantener el coche dentro del carril realizando pequeñas correcciones sobre el volante, el servofreno de emergencia con detección de obstáculos, el reconocimiento de señales de tráfico y peatones o un asistente de remolque para maniobrar con mayor seguridad. Incluso en 2018 se sumará un elemento opcional poco visto en su categoría, como es el uadro de mandos digital donde las tradicionales relojes con agujas son reemplazados por un display de 12,3”, totalmente configurable

Esto es algo a lo que ya estamos acostumbrados en muchos modelos de la competencia; pero el plus que aporta el Skoda es lo que en la marca denominan soluciones ‘simply clever’ (algo así como ‘simplemente inteligentes’). Son detalles sencillos pero que, en el día a día resultan muy prácticas: van desde un gancho en el lateral del maletero para dejar una bolsa colgada –y que no vaya dando tumbos- hasta un soporte junto al parabrisas para dejar la tarjeta del párking, una linterna extraíble y que se recarga en una toma de corriente, una toma de corriente donde conectar cualquier aparato con un enchufe convencional, una pequeña papelera en las puertas, un rascador para el hielo e, incluso, un lugar donde dejar el paraguas mojado. La única pega que le haríamos es que estas soluciones tan curiosas sean, casi todas, opcionales.

Esta versión pasa por ser una de las más equilibradas de la gama; es cierto que cuesta 4.500 euros más que el 1.0 TSI, pero no sólo aporta 35 CV más de potencia, sino un nivel de equipamiento superior. Y también compensa frente al diésel de la misma potencia, porque el de gasóleo sólo se vende con tracción total y eso encarece su precio respecto al gasolina en casi 5.000 euros. Esta nueva mecánica es todo refinamiento: suena poquísimo, no tiene vibraciones y su consumo es muy ajustado, pues no fue mucho más allá de los 6,5 litros durante la primera toma de contacto. Es cierto que no muestra la contundencia del TDI, pero en realidad sus prestaciones son idénticas, incluso algo mejores en aceleración. Por cierto, que el sistema de desconexión de cilindros –que entra en acción cuando circulamos hasta a 130 km/h, apenas aceleramos y el motor funciona entre las 1.750 y 3.000 rpm-, pasa completamente desapercibido en cuanto a su funcionamiento, y tan sólo advertiremos que entra en acción por un mensaje que aparece en el display.

La plataforma del modelo es una de las más avanzadas del grupo VW; de hecho, la comparte, entre otros, con el Seat Ateca, el VW Golf… Sus señas de identidad son un peso bastante razonable, un buen diseño de suspensiones, una excelente puesta a punto de la amortiguación, unas vías y una distancia entre ejes generosa… Además, se ve que es una plataforma muy robusta, tal y como demuestra su magnífico resultado en las pruebas de EuroNCAP, donde ha conseguido la máxima puntuación, con datos tan buenos como el 93% de protección para los pasajeros. Durante la toma de contacto, centrada sobre todo en carretera, las sensaciones son similares a las que experimentas en otros modelos del grupo Volkswagen. Eso significa que, desde el primer instante, te encuentras a gusto a los mandos, quizá porque percibes que los pedales, la dirección o la palanca del cambio tienen el tacto perfectos: precisos y suaves. Por otra parte, y aunque suele ser una expresión muy ‘manida’, dentro de los todo camino este Karoq muestra un perfecto compromiso entre comodidad y estabilidad. Es muy agradable de conducir en toda circunstancia, está bien aislado tanto del ruido como del asfalto, no exige ningún esfuerzo al conductor para rodar rápido…

Por lo que se refiere al precio, el coste de tarifa es de 28.770 euros, que sería un valor aceptable para lo que ofrece el modelo; lo bueno es que si se financia con la marca, esa cantidad puede reducirse hasta poco más de 24.000 euros, lo cual le emplazaría como uno de los más ventajosos del segmento. Teniendo en cuenta que el equipamiento de serie es bastante amplio –y que se puede mejorar, aún más, con múltiples opciones-, que es un vehículo novedoso y que cuenta con una mecánica particularmente avanzada, el coste final resulta bastante competitivo, algo que también suele ser habitual en los modelos de Skoda.

Equipamiento de serie (Style): Climatizador bizona, equipo de sonido e infoentretenimiento con ocho altavoce, cámara de marcha atrás, sensor de aparcamiento delantero y trasero, volante multifunción de cuero, sensor de luz y lluvia, sistema de llamada de emergencia, bluetooth, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, freno de mano eléctrico, dirección asistida, llantas de aleación de 18”, asiento del conductor y pasajero regulables en altura, barras de techo, cierre centralizado con mando a distancia, asientos traseros abatibles, espejos eléctricos y plegabes, faros delanteros de led, faros antiniebla, sistema de navegación, dirección asistida, sistema de acceso y arranque sin llave.

Principales opciones: Sistema de navegación Columbus (1.175 euros), detector de ángulo muerto (380 euros), asistente de mantenimiento de carril (390 euros), reconocimiento de señales de tráfico (70 euros), airbags laterales traseros (310 euros), detector de fatiga (40 euros), luces largas automáticas (195 euros), saco para esquís (120 euros), cortinillas en ventanillas traseras (175 euros), mesas plegables (100 euros), portón con apertura con el pie (180 euros), suspensión regulable (900 euros), asientos delanteros y traseros con calefacción (360 euros), respaldo del pasajero abatible (90 euros), asistente de aparcamiento (340 euros), aparcamiento automático (330 euros), equipo de sonido con 10 altavoces (270 euros), radio digital (105 euros), navegador Columbus (1.130 euros), alarma (235 euros), telefonía con Wifi (220 euros), cargador inalámbrico para el móvil (510 euros).

Detalles de exterior: 1. El portón trasero se puede abrir y cerrar eléctricamente; basta con hacer un gesto con el pie bajo el paragolpes trasero para lograrlo. Si se desea, también se puede inclinar un gancho de remolque que se pliega eléctricamente (185 euros). 2.Con sobreprecio existen (500 euros) unas llantas de hasta 19” con neumáticos de hasta 245 mm de ancho; su diseño es espectacular, pero compensa quedarse con las de 18” que vienen en el acabado Style. 3. Como en otros modelos, es posible solicitar un pack para circular por carreteras en mal estado (165 euros), que incluye mayor protección para los bajos de la carrocería. 4. Las luces traseras de freno y las de la placa de la matrícula incluyen leds. Los faros delanteros del acabado Style -de momento, el más lujoso- cuentan con función adaptativa, para ajustar su iluminación según la conducción y las condiciones. 5. Es posible equipar un gran techo panorámico con accionamiento eléctrico por 1.090 euros. 6. La línea del techo descendente es un rasgo caracteristico del diseño del Karoq, al igual que las luces delanteras divididas en dos partes. 7. Hay un total de 13 colores de carrocería para elegir. 8. En opción hay un pack de iluminación que, incluye, entre otras, unas luces que proyectan el nombre del modelo en el suelo.

Detalles de interior: 1. Se puede solicitar en opción un sistema de iluminación por leds, que se extienden por puertas, salpicadero... incluso hay dos bandas luminosas a ambos lados del volante que se apagan cuando el coche echa a andar para no distraer la atención del conductor.2. El futuro display digital se complementa con otro ubicado en la parte central superior de la consola, muy a mano para conductor y pasajero. 3. En el interior existen multitud de huecos para dejar objetos; incluso no falta una superficie sobre la que colocar el móvil y que éste (si es compatibe con dicha tecnología) se recargue sin necesidad de ningún tipo de enchufe (510 euros). 4. Junto a la base del cambio, algunos mandos interesantes, como el que permite seleccionar el modo de conducción, activar el freno de mano, desconectar el control de tracción y, en las versiones con tracción total, activar la función off road. 5. El Karoq puede llevar airbags laterales también en las plazas traseras. 6. Hay una doble toma para conectar USB. 7. En opción ofrece detalles interesantes, como el soporte para tablets que se puede conectar al reposabrazos central. 8. El maletero puede incluir una alfombrilla reversible, con una cara de goma, por 45 euros, así como una red divisoria con el habitáculo por 105 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.