www.onemagazine.es
San Cristóbal ya tiene un coche… y es este Seat León
Ampliar

San Cristóbal ya tiene un coche… y es este Seat León

Es conocido como el patrón de los conductores… y, desde ahora, también sirve para bautizar al Seat más avanzado de la historia. Se llama León Cristóbal y es un concept que la firma española ha presentado en el Smart City Expo de Barcelona para mostrar un vehículo que tiene un objetivo: reducir al máximo el número de accidentes; ¿qué es capaz de hacer?

Es conocido como el patrón de los conductores… y, desde ahora, también sirve para bautizar al Seat más avanzado de la historia. Se llama León Cristóbal y es un concept que la firma española ha presentado en el Smart City Expo de Barcelona para mostrar un vehículo que tiene un objetivo: reducir al máximo el número de accidentes; ¿qué es capaz de hacer?

Durante la celebración del Barcelona City Expo, hubo un stand de la marca española Seat, como única representante del mundo del automóvil. En el espacio que tenía reservado para el evento se podía ver a un puñado de jóvenes que, ordenador en mano, intentaban superar una serie de retos para lograr que unos vehículos a escala pudieran recorrer un circuito de manera autónoma. Un poco más allá se exponía el eMii –un Mii eléctrico que funciona en fase de pruebas como vehículo compartido en el Metrópolis Lab de Seat- y, junto a él, un León aparentemente normal, con carrocería de cinco puertas, acabado deportivo FR… y tres detalles llamativos a la vista: una matrícula que lo identificaba como ‘León Cristóbal’; unos adhesivos en las puertas con el lema ‘Vision Zero’; y una serie de cámaras y sensores apreciables, incluso desde el exterior.

En resumidas cuentas, se trata de un prototipo que busca, en lo posible, reducir al máximo el número de errores humanos de la conducción. Algo que parece bastante lógico, si tenemos en cuenta datos como que el 80% de los accidentes tienen que ver con esta causa o que el 36% de los siniestros de tráfico están provocados por distracciones –en su mayoría, relacionadas con el teléfono móvil. Para saberlo todo de este León tan especial, hemos tenido la ocasión de subirnos a bordo con uno de los ingenieros que ha participado en su creación, el responsable de Predesarrollo, Patentes e Innovación de Seat, Stefan Ilijevic:

Cristóbal “es tu ángel de la guarda al volante; dispone de seis sistemas con 19 funciones adicionales que buscan evitar situaciones de negligencia. Hablamos de seguridad. No es un coche autónomo, sino un vehículo normal. El autónomo llegará a la gama Seat, pero mientras tanto hay un margen muy grande para reducir accidentes –en concreto, si la mitad de los coches incorporasen estos sistemas, los accidentes se podrían reducir en un 40%, según Seat-. Dependiendo del feedback que obtengamos de mostrar el vehículo veremos en cuáles de esas funciones nos concentramos, si en las 19… o sólo en algunas”, destaca Stefan.

“También mostramos hacia fuera qué es ya técnicamente posible, pero también necesitamos saber lo que opina la otra parte, el público. Tiene que molar, recibir la aceptación del cliente (saber que no le molestan las funcionalidades) y, por supuesto, cumplir con la legalidad: que esas cosas se puedan homologar –DGT, Unión Europea-, para introducirlas y venderlas. De momento es un show case y seguiremos trabajando en ellas y madurándolas para ofrecerlas”, nos comenta nuestro anfitrión a bordo del León.

Y en la práctica, ¿qué cosas puede hacer este Seat? “Imaginad que un hijo le pide el coche a su hijo para salir por la noche; el padre accede, pero le puede controlar desde el móvil a distancia. Así, si supera una determinada velocidad que le haya marcado, al padre le llegará un aviso; asimismo, le puede marcar un tope (en España, lógicamente, son 120 km/h). Además, también puede establecer la zona por la que se puede desplazar; si el hijo sale conduciendo de esa zona, el padre recibirá un aviso y en el vehículo aparecerán indicaciones para que regrese lo antes posible. También puede llamarle por teléfono y avisarle”. Y eso no es todo: “hay un tracker que le muestra a modo de resumen por dónde ha circulado su hijo y a qué velocidad”. Si ese mismo padre teme que su hijo pueda beber al volante, el coche es capaz de hacerle soplar por un alcoholímetro portátil antes de conducir; “la secuencia sería la siguiente: primero, el sistema le pide a todos los pasajeros que se abrochen el cinturón. Posteriormente, hay que encender el alcoholímetro –es muy pequeño: más pequeño que un móvil-, esperar 10 segundos a que se caliente y soplar por él; el vehículo recibe los datos del control de alcoholemia y si e el valor es 0,0 el coche arranca. Todo lo que esté por encima, no lo permite y , en ese caso, el coche te propondrá tres opciones. La primera es dejar el vehículo aparcado y llamar a un taxi; la segunda es contactar con el dueño del coche –que puede ver el resultado a distancia: si ve que es tolerable, permitirá que el motor pueda arrancar-; y la tercera es volver a repetir la prueba”. Todas estas funcionalidades forman parte del conocido como ‘asistente Mentor’.

Stefan Ilijevic siguió contándonos más curiosidades del modelo: “El retrovisor central de un coche convencional siempre muestra al conductor una visión de túnel. Sin embargo, este modelo cuenta con una cámara en la luneta trasera que muestra su imagen en un retrovisor conocido como ‘Display Mirror –para activarlo, se pulsa la clásica pestaña inferior que llevan estos espejos y que accionas para evitar deslumbramientos-. Al hacerlo, amplías el campo de visión hacia detrás, eliminando ángulos muertos, aportando seguridad y añade la ventaja de que todos los pasajeros ven la misma imagen –no como con el espejo, donde cada uno ve una cosa según el lugar donde esté sentado-. Además, otra ventaja es que puedes ver hacia atrás incluso llevando carga… y también aporta tecnología”.


“Otra interesante funcionalidad es la del ‘smart messaging’; por ejemplo, imagina que nos llega un mensaje al móvil. El León lo muestra en la pantalla y sabrá quién te lo ha mandado -por ejemplo, tu pareja-, lo que pone -¿dónde estás, cuánto te queda para llegar?-, la hora que es, por dónde estás circulando… y bastará con pulsar un botón –no tienes que elegir las palabras- para responder a esa persona con un mensaje que diga tu ubicación y el tiempo que te queda, con las condiciones del tráfico, para llegar al destino. El eye track, es un sistema que visualiza tus ojos y sabe si desvías la mirada de la carretera mientras conduces porque, por ejemplo, estés buscando el móvil o leyendo un mensaje que te ha llegado. Al detectarlo, el sistema te preguntará si quieres mandar un mensaje. Tendrá en cuenta los contactos más probables a los que les mandarías un mensaje por la hora del día que es, por tu destino –por ejemplo, si es la hora de comer puede que sea a tu mujer, a tu secrertaria…- y te propone una serie de iconos asociados a diferentes mensajes –“me quedan 15 minutos para llegar”-. Por otro lado, contamos con la funcionalidad black point, que puedes integrar información en el navegador para decirte que entras en una zona de alta concentración de accidentes.

También nos habló del asistente de salida del vehículo: “este sistema te avisa por si vas a abrir la puerta –hay un sensor en la manecilla para cuando se aproxima tu mano a ella- y existe algún peligro de impacto: que se aproxime un ciclista, otro vehículo… En ese momento se encienden unos avisadores luminosos en el retrovisor, vibra el asiento y una voz te advierte del riesgo”.

Stefan nos contó cómo en este modelo, cuando subes a bordo, “está accionado por defecto el modo ‘Guardian Angel’, es decir, con todos los dispositivos de seguridad conectados en nivel de máxima protección. ACC –control de velocidad inteligente-, lane assist –advierte si te sales del carril-, reconocimiento de cansancio, lectura de señales de tráfico, luz larga automática… y lo están en sus reglajes más conservadores. Eso incluye también el reconocimiento de cansancio y el speed limit, mediante el cual el coche limita la velocidad a lo que muestran las señales de la carretera –es muy importante porque la velocidad es la principal causa de accidentes en la carretera-. Si quieres cambiar alguna de estas configuraciones, en el volante tienes un botón conocido como Cristobal. Si cambias o desactivas alguna de estas funciones ya deja de estar en funcionamiento el ‘Guardian Angel’”.

Este prototipo, además, ofrece una caja negra parecida a la de los aviones. Cuando el vehículo detecta un frenazo brusco, una cámara frontal graba los últimos 10 segundos de la conducción y se registran todos los indicadores: velocidad, aceleraciones y frenazos. Este video se envía directamente al teléfono del conductor quien, en caso de accidente, podrá tener una prueba para esclarecer las circunstancias de los hechos.

Por último, Stefan nos contó que “si abandonas el vehículo y si, por despiste (o no) se queda alguien a bordo con las puertas cerradas, el coche lo detecta y te envía un mensaje al móvil, con imagen incluida. Para saberlo, el vehículo recurre tanto a una cámara integrada como a un sensor de movimiento. Si después de ese primer aviso el propietario no regresa y el coche sigue detectando movimiento, el vehículo te advierte que va a abrir el techo practicable –para ventilar el interior, si es verano-. El tercer aviso es una alarma para buscar ayuda externa y que alguien que pase por allí pueda darse cuenta y romper un cristal”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.