www.onemagazine.es
Una mañana en la tele
Ampliar

Una mañana en la tele

"Seis, ocho millones de espectadores. Estas son cifras con las que nunca pudo soñar ningún director teatral o novelista y menos aún Esquilo, Sófocles o Eurípides" Fernando Fernán Gómez

El pasado jueves 16 de marzo, nos desplazamos hasta los estudios de Movistar + en Tres Cantos (Madrid) para asistir a la presentación de la nueva temporada de Movistar F1. Desde el preciso momento en el que llegó la invitación, la pregunta cliché planeó sobre el acontecimiento: ¿puede soñar el equipo de Julio Morales con reactivar el interés de la afición española con un formato más fresco y nostálgico de los días en abierto? ¿Con qué índices de audiencia han llegado a soñar personajes como Morales o Merlos? ¿Superarían al menos a los que soñaran Esquilo y Sófocles cuando ni siquiera se habían inventado las carreras de cuadrigas? También hubo quien se preguntó por las hipotéticas audiencias de los filósofos griegos si hubieran optado por retransmitir sus discursos retóricos en pago por visión, pero ese es asunto para otra tribuna.

Accedemos al interior de las instalaciones y comenzamos un trayecto laberíntico, con ayuda del personal de la organización. Desde la puerta de la calle hasta el Movistar Stadium, la única pista que nos recuerda que hoy se celebra allí un evento sobre Fórmula 1 es el Ferrari F60 de exhibición que han colocado a la entrada. Por la noche haría su aparición estelar en el programa ‘Hora de F1’, y uno no puede sino imaginarse a un grupo de empleados empujándolo por los mismos pasillos por los que hemos pasado y buscando una puerta suficientemente ancha para introducirlo en el plató. Dentro ya aguarda un HRT cedido por Teo Martín de su colección. Sin embargo, entre el Ferrari y el HRT, lo más evocador de la Fórmula 1 es el rosa tirando a fucsia que lucen las paredes del edificio hasta la altura de nuestros ojos, pues no es difícil en días como hoy sacar del archivo mental los nuevos colores de Force India.

Pero hoy hemos venido a la tele, no al paddock. Desde luego, un monoplaza no cabe de ninguna de las maneras por el acceso en el que nos meten a nosotros, situado entre la cara oculta del decorado y un sinfín de cables y conexiones eléctricas en la pared auténtica. Previamente, a mitad de camino, nos paramos en un rellano, y un cartel nos indica que la puerta a nuestra izquierda esconde el plató de LeitMotiv, el late nightque Andreu Buenafuente tiene actualmente en antena. Una vez dentro del plató para la F1, las partes transparentes del suelo dejan entrever césped a imagen y semejanza de un campo de fútbol, revelando qué otros contenidos se graban en el mismo espacio cuando desmontan el gigantesco decorado que tenemos ante nuestros ojos.

¿Te apetece seguir visitando con nosotros el plató que Movistar F1 ha estrenado para 2017? Descubre qué novedades tiene preparadas el equipo de Movistar en Iberianmph.com… ¡y algunos de los secretos de Noemí de Miguel, en exclusiva con sus propias palabras!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.