www.onemagazine.es
Las ocho mujeres pioneras en ciencia en España
Ampliar
(Foto: Pixabay / skeeze)

Las ocho mujeres pioneras en ciencia en España

ESET homenajea a las mujeres que dieron los primeros pasos en el desarrollo de la ciencia y la tecnología en España y abrieron las puertas a miles de científicas

Con motivo de la celebración del día de la mujer trabajadora, ESET, la mayor empresa de seguridad informática con sede en la Unión Europea, ha reunido los perfiles de 8 mujeres pioneras y luchadoras que, con su esfuerzo, abrieron el camino en el mundo de la ingeniería en España y se constituyeron como referentes para muchas otras:

  • Pilar Careaga y Basabe, bilbaína, primera mujer ingeniera en España, en 1929 (hay que tener en cuenta que hasta 1910 no se permitía a las mujeres cursar estudios universitarios en España), que fue también la primer mujer en conducir una locomotora de tren en nuestro país, como parte de sus prácticas universitarias. Sin embargo, no llegó a ejercer su profesión.
  • Adelina Álvarez Bartolomé, primera matriculada en ingeniería de telecomunicaciones, en 1952, terminó la carrera junto a dos compañeras en el curso 1964/65: María de los Remedios Uriel Aguirre y María Teresa Vidal Marín. Ellas fueron tres en una promoción de 134 estudiantes; hoy en día la proporción en la escuela de telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) es de 2,6 hombres por cada mujer.
  • Ana María Prieto está considerada la primera programadora española. Ejerció como tal a partir de 1963. Hoy en día las mujeres no llegan al 20% del total del alumnado matriculado en informática.
  • Felisa Núñez Cubero, primera catedrática de la Universidad Politécnica de Madrid, en 1964. Si observamos en la “hermana” superior, en la ETSI de Telecomunicación, hay que ir hasta 2002 para conocer a su primera catedrática, María Teresa Arredondo Waldmeyer. En el año 2014, solo el 21% de los catedráticos de universidad son mujeres.
  • Nuria Oliver, Ingeniera Superior de Telecomunicaciones por la UPM, realizó el doctorado en el MIT, donde trabajó como investigadora. Ha ocupado puestos de responsabilidad en grandes empresas del mundo de las telecomuni­caciones. Además, es Primer Premio Nacional de Ingenieros de Telecomunicaciones (1994) y una de las mujeres investigadoras en informática más citadas en España.

En España, según el último informe de la universidad española en cifras, sólo hay un 23,6% de alumnas en las ingenierías y arquitectura. En informática, el porcentaje descendió hasta un 10,90% en el curso académico 2014-2015, según los datos del mismo informe. “El número de expertas en seguridad sigue siendo mínimo comparado con la cantidad de varones que exponen sus investigaciones en conferencias de seguridad en todo el mundo”, afirman desde la compañía de software de seguridad, que pese a ser una empresa de base tecnológica, cuenta con una plantilla prácticamente paritaria.

“Nos parece fundamental que las mujeres accedan a puestos de referencia en el sector tecnológico y, además, es parte de nuestra tarea visibilizarlo porque sólo así las más jóvenes podrán estudiar estas carreras inspiradas por grandes expertas en el área”, asegura Laura Grau Berlanga, responsable de comunicación de ESET España. “Es imprescindible poner en valor a todas las mujeres que siguen empujando y abriendo puertas para que las próximas generaciones de científicas, de informáticas o tecnólogas contemplen esas opciones y, además, tengan las mismas oportunidades que sus compañeros”.

Más allá de la formación, en el mundo laboral, según los indicadores de alta tecnología publicados por el Instituto Nacional de Estadística, INE, en el año 2014 (últimas cifras publicadas) los sectores de alta y media tecnología emplearon a un 7% del total de ocupados en España, de los cuales tan sólo el 28,9% eran mujeres. Además, si ponemos el foco sobre los cargos que ocupan, solo un 9% de los puestos de dirección en las empresas tecnológicas son mujeres, según el informe 'La mujer directiva en España' de la consultora PwC. “Aunque por regla general, cuando entramos en una empresa tecnológica seguimos observando más hombres que mujeres, en ESET España la ratio de mujeres asciende hasta el 48%”, explica la responsable de comunicación.

Escasos reconocimientos oficiales

En lo referente a premios científicos, según los datos de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, queda patente, sin embargo, el desequilibrio existente en cuestiones de género, con ejemplos claros como el Premio Príncipe de Asturias en Investigación Científica y Técnica, que aunque se ha otorgado tradicionalmente en gran medida de forma colectiva, desde 1981 se ha premiado a 64 hombres y a 3 mujeres: Jane Goodall en 2003, Linda Watkins (en premio compartido) en 2010 y Jennifer Doudna (en premio compartido) en 2015. Por tanto, las mujeres suponen un escaso 3% de los premiados.

Los Premios Nacionales de Investigación, por otro lado, son probablemente los galardones de mayor relevancia en España, por su carácter oficial y porque tienen como objetivo “reconocer el mérito de aquellas personas investigadoras españolas que estén realizando una labor destacada en campos científicos de relevancia internacional y que contribuyan excepcionalmente al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del ser humano y su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la Humanidad”. De los 103 premios nacionales de investigación que se han otorgado desde 1982, 95 se han concedido a científicos y solamente 8 a científicas: Fátima Bosch, Gabriela Morreale, Margarita Salas, María Ángeles, Durán, Aurora Egido, María Vallet, María Antonia Blasco y Violeta Demonte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.