www.onemagazine.es
Qué fragata española completó su vuelta al mundo hace 150 años
Ampliar

Qué fragata española completó su vuelta al mundo hace 150 años

El 20 de septiembre de 1867, entraba en Cádiz la fragata blindada 'Numancia' poniendo fin a un largo viaje en el que fue el primer barco blindado – o acorazado - de la historia que dio la vuelta al mundo, tras haber cruzado los océanos Atlántico, Pacífico e Índico, y pasado el estrecho de Magallanes y el cabo de Buena Esperanza.

Botada en Tolón el 19 de noviembre de 1863, fue entregada a la Armada en diciembre de 1864. Era uno de los mayores barcos de guerra del momento, con 96,08 metros de eslora y 7.400 toneladas de desplazamiento. Contaba con una máquina impulsada por el vapor de 10 calderas de carbón, tenía una hélice y podía alcanzar 12 nudos. También contaba con aparejo de vela de unos 1.800 metros cuadrados en tres mástiles. Su dotación era de 590 hombres.

Guerra del Pacífico

Al entrar en servicio, recibió la orden de incorporarse a la escuadra del Pacífico, mandada por el Almirante Pareja e inmersa en contenciosos con Perú y Chile. La 'Numancia' zarpó de Cádiz el 4 de febrero de 1865 al mando del capitán de navío Méndez Núñez. Navegó hacia el estrecho de Magallanes, y tras largas navegaciones a vapor y vela con algunas escalas, el 5 de mayo llegó a El Callao sin novedad, ante el asombro de propios y extraños que decían que un barco metálico tan grande no iba a ser capaz de efectuar aquella travesía.

A la llegada, Méndez Núñez ascendió a brigadier. Más adelante se hizo cargo del mando de la Flota del Pacífico al suicidarse Pareja por mala gestión de la crisis, que escaló a la situación de guerra. Y el mando del buque pasó a su segundo, capitán de navío Antequera.

Bombardeo de El Callao -Perú-

En la Guerra del Pacífico, la Numancia tuvo una gran actividad. El 31 de marzo de 1866 participó en el bombardeo de Valparaíso (Chile), en una posición de vigilancia retrasada, y solo efectuó dos cañonazos de salva como señal para la apertura de fuego. Y el 2 de mayo siguiente tomó parte activa en el bombardeo de El Callao (Perú), en el que con los demás barcos se enfrentó a las poderosas baterías de tierra. La Numancia efectuó más de 1.000 disparos, los restantes barcos dispararon unos 4.800 proyectiles, y todos encajaron impactos, entre ellos la Numancia, que recibió unos 50, de los que solo uno de alto calibre le causó daños en el costado.

Navegaciones de regreso

Días después, Méndez Núñez dio por terminadas las operaciones y dividió sus fuerzas en dos divisiones que se separaron el 11 de mayo. Con la primera división se dirigió a Río de Janeiro para hacer frente a posibles ataques al tráfico. Y a la otra división, en la que se encontraba la Numancia, la envió a Filipinas para continuar viaje a España. Eligió la ruta del Pacífico a la vista de las características del barco, que no hacían aconsejable su viaje de regreso por el Cabo de Hornos, ya que el invierno se echaba encima y se preveían fuertes temporales.

La travesía del Pacífico, la mayor parte a vela para ahorrar carbón, fue larga, tediosa, y el escorbuto hizo acto de presencia. El 24 de junio de 1866, la fragata llegó a la colonia francesa de Othaití con 110 enfermos a bordo, y tras un descanso entró en Manila el 8 de septiembre.

En Manila limpió fondos aprovechando los servicios de buceadores de perlas, que desenrollaron más de 300 m de cable liado en el eje y en la hélice; procedía de El Callao, había estado preparado para activar minas, y la Numancia lo había cortado de forma accidental durante el bombardeo del 2 de mayo, por lo que las minas quedaron inutilizadas.

A mediados de enero de 1867, zarpó de Manila rumbo a España, pero al doblar el Cabo de Buena Esperanza recibió órdenes de incorporarse a la escuadra de Méndez Núñez en Río de Janeiro, que necesitaba refuerzos ante posibles ataques.

Fin del viaje

Medalla

Tras su incorporación, como tenía algunos casos de viruela a bordo y las amenazas de ataques habían desaparecido, Méndez Núñez ordenó su regreso a España. Y el barco entró en Cádiz el 20 de septiembre de 1867, poniendo fin a un largo periplo de dos años y medio en el que fue el primer barco blindado en dar la vuelta al mundo, para asombro de la gente y la prensa que opinaban que estaba incapacitado para efectuar largas navegaciones.

El acontecimiento fue celebrado con muchos homenajes. Se conmemoró con una medalla a los miembros de la dotación, con la leyenda: “A los primeros que dieron la vuelta al Mundo en buque blindado. Fragata española de guerra 'Numancia'. 4 de febrero de 1865. 20 de septiembre de 1867”. Y el barco recibió una placa con una leyenda en latín que decía que era el primer buque blindado que circunvalaba la tierra.

La Numancia fue también pionera en otros aspectos, ya que fue el primer barco blindado del mundo en entrar en combate; el primer blindado del mundo que recibió un impacto de grueso calibre; y uno de los primeros barcos españoles que tuvo electricidad a bordo.

Méndez Núñez

El marino Méndez Núñez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.