www.onemagazine.es
Harvey provoca al menos 30 muertos; Trump alardea sobre su pronta respuesta
Ampliar
(Foto: Greg Abbott)

Harvey provoca al menos 30 muertos; Trump alardea sobre su pronta respuesta

Los estragos de Harvey continúan creciendo, luego que las autoridades de Houston confirmaran la muerte de –al menos– 30 personas.

Esta cifra podría incrementar en las próximas horas, pues todavía quedan miles en espera de ser rescatados. En un esfuerzo por preservar el orden, el alcalde Sylvester Turner declaró toque de queda entre la medianoche y las 5 de la mañana para evitar saqueos.

Estos problemas se intensifican porque más de 50 condados –casi el 40% del estado– han sido declarados como zona de desastre y cerca de 246.000 personas no tienen luz en Texas. Además, cerca de 17.000 han abandonado sus casas para dormir en los más de 30 albergues ubicados en distintas regiones de Houston. El más solicitado es el Centro de Convenciones, que esperaba cerca de 5.000 personas y que actualmente aloja 9.000.

A pesar de estos graves daños, el presidente Donald Trump aprovechó su visita a Texas para alardear de su pronta respuesta a la tormenta Harvey. Con su visita a Texas, el mandatario reivindicó su capacidad de mando al frente de la Casa Blanca y quiso demostrar que el pueblo texano tiene todo el apoyo del gobierno.

Para mostrar su solidaridad, Trump llegó a subirse a la parte de atrás de un camión, donde agarró un micrófono y dijo a la multitud: "Os queremos, sois especiales, estamos aquí para cuidaros, todo está yendo bien y quiero daros las gracias por salir. Os vamos a tener de vuelta y operando de manera inmediata".

"Es histórico, es épico, pero os digo que esto ha pasado en Texas y Texas puede superar cualquier cosa", añadió Trump, quien agitó ante sus seguidores una bandera del estado.

Trump hizo su particular intervención en una de las zonas más dañadas por el huracán: Corpus Christi, una ciudad de 320.000 habitantes que lucha por recuperarse del impacto que sufrió el viernes cuando el ojo del huracán Harvey tocó tierra a pocos kilómetros con fuertes lluvias y vientos de 215 kilómetros por hora.

Antes de su intervención pública, Trump mantuvo una reunión con el gobernador texano, el republicano Greg Abbott, para hablar sobre cómo el gobierno federal y el estado de Texas deben de colaborar en los esfuerzos de reconstrucción tanto a corto como a largo plazo, pues Texas puede tardar años en recuperarse por completo.

El huracán Harvey es el primer desastre natural al que se enfrenta Trump y, por eso, el mandatario está haciendo un esfuerzo para demostrar que puede controlar la situación. Trump ya dijo durante el fin de semana que trata de evitar los errores que cometió en 2005 el presidente George W. Bush con el huracán Katrina.

Bush fue duramente criticado por la tardanza en la respuesta que dio a la devastación que dejó en Nueva Orleans (Luisiana) el Katrina.

Para evitar una situación similar, en el mismo momento en el que el huracán tocó Estados Unidos, Trump firmó una declaración de desastre para Texas, que le permite enviar asistencia federal para ayudar en las labores de reconstrucción.

Harvey fue el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005 y a Texas desde 1961. Ya transformado en tormenta tropical, Harvey batió hoy un récord histórico, pues la acumulación de las aguas ha alcanzado los 1,25 metros de altura, la cifra más alta desde 1978.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.