www.onemagazine.es
Garoña y el futuro de la energía nuclear en el mundo
Ampliar
(Foto: Facebook)

Garoña y el futuro de la energía nuclear en el mundo

La central nuclear de Santa María de Garoña ha sido motivo de debate desde el 2012, cuando el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Consejo de Seguridad Nuclear recomendaron su cierre por renovaciones. La situación parecía lógica para incontables detractores que temían un accidente ante sus similitudes con el reactor de Fukushima y sus casi 30 incidentes reportados en desde 2002.

Se pensaba que Santa María de Garoña reabriría sus puertas en un futuro cercano, hasta que el Gobierno anunció el cierre definitivo por su limitada aportación al sistema de generación eléctrica de España. La decisión fue aplaudida por grupos ambientalistas, pero también por algunos sectores políticos que exigían la clausura definitiva desde hace tiempo.

¿Qué impacto tendrá el cierre de Garoña? Antonio Colino, Secretario General de la Real Academia de Ingeniería (RAI), cree que la decisión no afectará la industria nuclear española, ni repercutirá en los costos de la energía nacional, pues el suministro generado era reducido.

Contrario a lo que muchos podrían imaginar, esta clausura tampoco mejorará los niveles de seguridad de la región, ya que “todo estaba controlado”.

Al respecto, Colino explicó que en las centrales “hay programas para actualización de equipos, igual que en un coche se cambian piezas. En Garoña había permiso [de reabrir] si se hacían obras de actualización. Pero eso iba a costar dinero”.

Por ello, Colino atribuyó la decisión a que “ha sido un campo de batalla de muchos intereses. Es como una doncella que ha sido sacrificada”.

Como prueba sólo basta recordar el auge de la industria nuclear en el mundo: “en China se están construyendo 30 [centrales], en India otras 14, en Emiratos Árabes se construyen 4. En América hay en Argentina, Brasil y en Estados Unidos se están construyendo unas cuantas”.

La situación en Europa es un poco más compleja, pues “hay un gobierno y una sociedad que paralizan muchos proyectos nucleares. La idea es que las centrales deben cerrar, sin embargo administran un 30% de la energía eléctrica de la Unión Europea”.

Miedos nucleares

Los diferentes incidentes nucleares han provocado nerviosismo entre la sociedad. España no es la excepción, pues se piensa que las numerosas centrales europeas podrían representar un riesgo para el país.

Al respecto, Colino asegura que todo dependería “de la dirección del viento” y recuerda que “cuando pasó Chernóbil, la nube radioactiva se extendió. Pero otra cosa es que afecte a la población. Todo depende de la actividad natural”.

El entrevistado piensa que estos temores provienen de que “es una energía que no depende de los recursos, sino del conocimiento y la tecnología del país. Si tienes ingenieros, fábricas, investigación, puedes tener una central nuclear”.

Pero, ¿es posible vivir sin energía nuclear? Se trata de la alternativa energética más relevante ante la cantidad limitada de hidrocarburos y el joven desarrollo de otras fuentes alternativas. Sin embargo, como concluyó Colino, “puede que en un futuro pase”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.