www.onemagazine.es
Qué hacer si mientras recoges setas te encuentras una bomba de la Guerra Civil
Ampliar
(Foto: Photo by Florian van Duyn on Unsplash)

Qué hacer si mientras recoges setas te encuentras una bomba de la Guerra Civil

El otoño es la estación por antonomasia para ir a recoger setas. Alrededor de la micología ha surgido una cultura propia, con rutas, citas gastronómicas, naturaleza... Pero también alberga peligros. El más evidente es que ‘te lleves a la boca’ una seta venenosa; el más sorprendente, que durante tu búsqueda te encuentres con una bomba. Un experto en micología y el Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química de la Guardia Civil te descubren qué hacer.

Cinco destinos de fin de semana para amantes de la micología.

En España hay cientos de variedades y, algunas de ellas, como la Amanita phalloidos son muy peligrosas. "Las setas venenosas son una realidad", indica el experto Enrique Díaz, que lleva más de 50 años explorando este "infinito y desconocido mundo". Otras, como la Amanita Cesárea, suponen un cotizado manjar, por el que se llega a pagar hasta 100 euros/kilo. También las hay alucinogenas, como la Psilocybe semilanceata; aunque son peligrosas "hay gente que las coge de manera intencionada para ponerse", apunta Díaz.

Cuidado con las setas... ¡pero también con las bombas!

Si sales al bosque, debes tener en cuenta que puedes encontrarte un artefacto explosivo militar de la Guerra Civil... y que podría estallar en cualquier momento. Esta es la guía que debes seguir para evitar una situación de peligro:

¿Cuál es el artefacto explosivo más peligroso con el que 'te puedes topar'?

Los que tienen sistemas de activación y seguridad muy deteriorados, con mucha carga explosiva y los que se encuentran cerca de muchas personas. No obstante, el más peligroso es... el que no es considerado peligroso, ya sea por su aspecto, antigüedad o porque por su estado no parezca un artefacto.

Cinco consejos si te encuentras con uno de estos proyectiles

No tocarlo; no moverlo; señalizar la zona -el procedimiento habitual es clavar en la tierra, a un metro de distancia del artefacto, tres palos o ramas y atar a sus extremos algún plástico, telo u otro material que ondee, a poder ser, de algún color llamativo-; alejarse del lugar; avisar de inmediato al 062, describiendo el artefacto -una foto con el móvil puede resultar muy útil, siempre que se haga sin manipular el objeto ni lo que hay alrededor- y el lugar donde está, así como la ruta de acceso al mismo.

En España, ¿dónde hay más munición peligrosa enterrada?

Las diez provincias en las que más incidencias de este tipo ha atendido la Guardia Civil hasta la fecha son: Teruel, Madrid, Tarragona, Asturias, León, Castellón, Lérida, Valencia, Barcelona y Zaragoza. Sobre todo, en los lugares donde se desarrollaron las batallas más importantes de la Guerra Civil: en la zona del río Ebro -en el límite entre Zaragoza y Tarragona, en especial en las cercanías de Gandesa- y en las cercanías del río Jarama -en el sureste de la Comunidad de Madrid-. Pero puede haber artefactos explosivos en cualquier lugar, bien sea porque cayeron en esa zona o bien porque hayan sido trasladados posteriormente desde otro.

Quién los lanzó y cuándo

La mayoría fueron lanzados en la Guerra Civil española, tanto por el bando nacional como por el republicano.

Por qué se lanzaban

Se utilizaron bombardeos para destruir objetivos importantes, como obras de fortificaciones, etc... y también para minar la moral de las tropas enemigas.

Dónde suelen aparecer

En terrenos que hayan sido arados o los que estén muy expuestos a la erosión del agua o el viento.

Por qué no explotaron

Las espoletas tienen mecanismos muy complicados y delicados, como seguros de distancia o de caída -para que no exploten por pequeños golpes-. Por eso, como cualquier maquinaria, son susceptibles de fallar. La urgencia de fabricación en tiempos de guerra tampoco facilitan que se sigan al detalle todos los controles de calidad. Además, es posible que no explotasen porque cayeron en un terreno blando, como barro, o porque rebotaron y no cayeron 'de espoleta' - con la punta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.