www.onemagazine.es

Honda Civic 1.6 i-DTEC: ¿su bajísimo consumo es suficiente motivo para comprarlo?

honda civic  1.6 i-DTEC gris tres cuartos delantero

Hasta el día de hoy, y a lo largo de sus dos últimas generaciones, la oferta diesel dentro de la gama del popular Honda Civic ha estado representada por el excelente motor 2.2 i-DTEC, que en la actualidad se ofrece con 150 CV. Ahora, le ha salido un hermano pequeño de 120 CV... ¿interesa?

Para saberlo, hay que comparar unos cuantos datos objetivos y alguno que otro más subjetivo (aunque no menos importante); entre los primeros, digamos que el motor 2.2 es uno de los mejores cuatro cilindros diesel de su potencia, no sólo por rendimiento, sino por "sensaciones", por la forma en la que funciona; sus prestaciones son muy buenas, ya que acelera de 0 a 100 en 8,6 segundos y alcanza los 217 km/h, mientras que su consumo medio es de 4,4 litros. Por su parte, el nuevo 1.6 i-DTEC de 120 CV llega hasta los 205 km/h, acelera de 0 a 100 en 10,7 segundos y cuenta con un consumo medio de tan sólo 3,6 litros, lo cual le sitúa como uno de los compactos más económicos del mercado.

Ambas mecánicas no son muy ruidosas (además, su sonido es más agradable que el de otros motores diesel) y tienen un funcionamiento similar: ofrecen buena respuesta desde apenas 1.500 rpm y suben de vueltas mejor que la mayoría de los diesel, hasta alcanzar unas 5.000 rpm. Evidentemente, la mayor diferencia entre ambos motores (en ambos casos sólo disponibles con un cambio manual de seis velocidades) es la sensación de empuje, ciertamente mayor en el 2.2 (al fin y al cabo, tiene 30 CV más y 600 cc extra de cilindrada) pero eso no quiere decir que el 1.6 sea lento, de hecho tiene prestaciones más que suficientes para la práctica totalidad de conductores.

Otra diferencia entre ambos es que el diesel, al ser un motor más pequeño, también resulta más ligero: en concreto, 53 kg, todos ellos "ahorrados" en la parte delantera del vehículo (también pone de su parte la nueva caja de cambio), algo que unido a que la dirección es ligeramente más rápida incrementa un poco la agilidad en zonas de curvas lentas (aunque es complicado de apreciar al volante). Una diferencia más entre ambos motores diesel es que el propulsor 2.2, en la actualidad, sólo se puede adquirir con dos acabados: Sport (el más "deportivo") y Executive (el "lujoso"), mientras que su hermano pequeño comparte el acabado Sport, pero suma uno más básico (llamado Comfort) y otro más completo (Lifestyle).

Si tomamos como referencia el único acabado que ambos comparten... viene la mayor sopresa, y tiene que ver con el precio, aunque hay una sencilla explicación; en estos momentos, el motor 2.2 i-DTEC Sport se queda en 19.900 euros... mientras que el equivalente 1.6 se va a 23.200 euros. La razón es sencilla: mientras que el motor 2.2 (y el resto de la gama ya conocida) cuenta con enormes descuentos (en el caso del 2.2 mencionado se va a nada menos 5.100 euros de rebaja), el 1.6, que comienza a venderse en febrero, aún no hay comunicado qué tipo de promoción ofrecerá... De ser la misma que su hermano may, rondaría los 18.000 euros, lo cual le situaría en una posición muy interesante, pero mientras no se confirme ese hecho, en estos momentos, el 2.2 es la compra más razonable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.