www.onemagazine.es


Motor / Novedades

Ford Focus 2014, cambia más de lo que esperábamos

Ford Focus 2014, cambia más de lo que esperábamos

Estaba cantado: con los nuevos VW Golf, Seat León, Peugeot 308 o Mazda 3 recién estrenados, a Ford le tocaba dar el siguiente paso para mantener su Focus como referencia en el segmento de los compactos. Y no se han conformado con actualizar su diseño: ahora, además, dispone de una nueva gama de motores muy avanzados.

En 1998, Ford jubilaba definitivamente el Escort y daba paso al Focus; desde entonces, a lo largo de tres generaciones, este compacto que se comercializa en más de 140 mercados de todo el mundo y que lleva más de 12 millones de unidades comercializadas, se ha convertido en una de las referencias de la categoría, junto al VW Golf. Para mantener ese estatus y hacer frente a una competencia cada vez más amplia -con nuevos rivales como el Mercedes Clase A a los que, en 2015, se sumarán nuevos modelos de Infiniti y Nissan- y muy moderna, la firma norteamericana ha aprovechado el congreso mundial de telefonía móvil, que tiene lugar en Barcelona -aunque el gran debut tendrá lugar en el inminente Salón de Ginebra, a comienzos de marzo-, para presentar el Focus 2014 o, dicho de otra forma, el primer restyling de esta tercera generación del modelo.

Lo cierto es que esperábamos un lavado de cara ‘de libro’, con una ligera actualización estética y una serie de mejoras en una gama de motores que, en el coche que aún se vende, está plenamente vigente. Sin embargo, los cambios van a ser importantes. Comenzando por el diseño, el frontal resulta ahora mucho más ‘afilado’ y deportivo; a esa sensación contribuyen los nuevos faros más alargados y estilizados, la parrilla más ancha y cromada, nuevos paragolpes y capó, unos antiniebla diferentes. También son nuevos los dos tonos azules de carrocería -como los de las fotos-, la nueva familia de llantas de aleación, mientras que visto desde atrás, ahora los faros más pequeños, lo que ha obligado a retocar el portón; asimismo, el paragolpes posterior es diferente. Aún se desconoce si las evoluciones estéticas van a afectar a las dimensiones del coche o a la aerodinámica; sí se sabe que, como hasta ahora, existirán carrocerías de cuatro y cinco puertas, así como un familiar.

En cuanto al interior, se ha mejorado la apariencia del salpicadero por dos razones; la primera es que se ha simplificado el número de mandos y controles, uno de los principales defectos del Focus que aún se vende. y que ahora se soluciona mediante el empleo de menos botones y la ayuda de una gran pantalla táctil de 8″ ubicada en lo alto de la consola central y que permite manejar múltiples funciones, como: equipo de audio, navegador, teléfono, climatizador. También ha cambiado el volante -que, asimismo, incluye nuevos botones-, el reposabrazos situado entre los asientos delanteros, los tapizados, las inserciones -las hay en cromo o en negro satinado; dependerá de los niveles de acabado, que aún no se han definido- y, como detalle curioso, se ha mejorado el aislamiento acústico del habitáculo empleando alfombrillas y cristales más gruesos, así como mayor cantidad de material insonorizante bajo el capó.

Tecnológicamente, el Focus 2014 será uno de los coches más avanzados del segmento -al igual que ya lo es su antecesor-. Destaca la aparición de dispositivos -que, en su mayoría, serán opcionales con sobreprecio- como el control de aparcamiento automático con funciones como el aparcamiento perpendicular, que ayuda al conductor a meter el coche marcha atrás entre dos vehículos aparcados en batería, el de salida de la plaza -para salir de un aparcamiento en línea sin tocar el volante- o un dispositivo de alerta que, cuando desaparcamos marcha atrás, nos avisa si algún coche se aproxima por ambos lados.



También el control de velocidad inteligente puede añadir nuevas funcionalidades, como la que permite al conductor elegir la distancia que quiere mantener con el vehículo que le precede; en caso de que esa distancia se acorte, emitirá distintas señales de advertencia. Asmismo ahora puede llevar la llave MyKey, que el dueño del vehículo puede programar -por ejemplo, para dejarle el coche a un hijo- para limitar la velocidad máxima, restringir el volumen máximo del equipo de sonido o evitar que se puedan desconectar las ayudas electrónicas. Por último, destaca el empleo de unos faros bixenón inteligentes, capaces de variar su alcance según la velocidad, de encender una luz adicional en las curvas.

Pero, sin duda, el apartado donde más cambios se producen es el relacionado con las mecánicas, tanto diesel como gasolina. Por ejemplo, entre las primeras y aunque de inicio se mantiene los 1.6 TDci de 95 y 115 CV, aparece un inédito 1.5 TDci de 95 y 120 CV, así como un 2.0 TDci de 150 CV; en todos los casos, el cambio de serie es manual de seis marchas, aunque los de 120 y 150 CV podrán equipar, desde 2015, una moderna caja automática de seis marchas.

En cuanto a los gasolina, la gama arranca con el excelente y multipremiado 1.0 Ecoboost de tres cilindros con 100 y 125 CV, continua con el veterano 1.6 de 105 y 125 CV -que, en principio, siguen a la venta para ofrecer un buen precio de partida y, en el caso del más potente, hasta que en 2015 lleve el 1.0 de la misma potencia con la caja Powershift automática- y culmina con el también debutante 1.5 en versiones de 150 y 180 CV. Lo bueno es que las versiones de 125 o más caballos dispondrán, desde 2015, la posibilidad de incluir una transmisión de doble embrague dotada de levas en el volante que permita su manejo de forma secuencial. A falta de datos concretos de prestaciones y consumos, Ford anuncia que con estas mecánicas, el coche será hasta un 19% más económico en cuanto a gasto de combustible.

A pesar de que el Focus siempre ha sido una referencia en cuanto a comportamiento en carretera, en la gama 2014 se han introducido varias mejoras, como incrementar la rigidez de la parte delantera del vehículo -algo que, en teoría, debe permitir un mejor funcionamiento de la suspensión-, revisar la geometría de la suspensión y la puesta a punto de la amortiguación. y recalibrar el funcionamiento de la dirección. El coche se pondrá a la venta en el segundo semestre del año, por un precio que no debería variar respecto al de la actual generación. aunque no dispondrá de unas ofertas tan generosas en el momento de su lanzamiento. ¿Qué quedaría pendiente? La actualización de diseño de la variante deportiva ST y de la versión eléctrica, algo que ocurrirá durante el año que viene.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(2)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.