www.onemagazine.es

El proyecto de Ley de Régimen Disciplinario para los militares sale adelante sin el apoyo de las asociaciones

M. A. Moya / Defensa no ha tenido en cuenta las propuestas más relevantes de AUME y ASFASPRO en la primera reunión plenaria: eliminar el arresto por faltas leves, que los órganos sancionadores no sean unipersonales y que el procedimiento por falta leve sea por escrito, entre otras.

El proyecto de Ley de Régimen Disciplinario era el tema estrella de la primera reunión plenaria del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, pero su contenido no se sometió a debate, como era de esperar, y el borrador que ha elaborado Defensa se aprobó sin el apoyo de las dos asociaciones militares que tienen representación en el Consejo: la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) y la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO).

A pesar de que ambas hicieron propuestas para “mejorar” el texto, Defensa “no las tuvo en cuenta” y el proyecto seguirá su curso gracias a que el Departamento que dirige Pedro Morenés tiene mayoría de representantes con derecho a voto en el Consejo de Personal. Tampoco se atendió la solicitud de las asociaciones de crear una comisión de trabajo para estudiar la nueva normativa “en profundidad”, porque Defensa argumenta que no hay tiempo.

Según la disposición final octava de la Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, en vigor desde el 27 de julio de 2011, el Gobierno debía remitir al Congreso de los Diputados, en el plazo de un año, un proyecto de ley para reformar el régimen disciplinario de los militares. El plazo expiró el pasado mes de julio y el proyecto no ha sido remitido a la Cámara Baja. No hay tiempo, por tanto, para plantear comisiones de trabajo, según el Ministerio de Defensa.

Pero para las asociaciones ese argumento es tan sólo “una excusa”, porque también la Ley de Derechos y Deberes establecía un plazo (en este caso, de seis meses) para remitir al Congreso un proyecto de ley para la reforma del régimen transitorio de la controvertida Ley de la Carrera Militar y todavía ni siquiera se ha constituido en el Congreso la subcomisión que deberá estudiar la reforma de esta normativa. “En la Ley de Carrera nos están dando largas porque no interesa tanto como la de Régimen Disciplinario”, afirman los representantes de AUME y ASFASPRO.

Las propuestas rechazadas

Ambas asociaciones recibieron el borrador del proyecto de ley de régimen disciplinario antes de la reunión plenaria del Consejo, tal y como establece el artículo 22.4 del Real Decreto por el que se aprobaba el Reglamento del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas. Aunque consideran que se les remitió “con muy poco tiempo” (sólo con 10 días de antelación), los gabinetes jurídicos de ambas asociaciones lo estudiaron y efectuaron sus propuestas a Defensa. ASFASPRO, por ejemplo, aportó modificaciones para 53 de los 73 artículos que tiene el proyecto de ley. AUME, por su parte, presentó una “enmienda a la totalidad”.

Pero, salvo alguna propuesta de las consideradas menos importantes, y alguna otra que se ha introducido porque así lo recomendó el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio no acogió ninguna de las propuestas más significativas. Estas son, y en ellas coinciden las dos asociaciones: eliminar el arresto por faltas leves; que los órganos sancionadores no sean unipersonales; que el encargado de instruir un expediente disciplinario tenga conocimientos en legislación, habida cuenta de que tiene potestad para establecer una pena privativa de libertad; y que el procedimiento por falta leve sea por escrito, y no oral como lo es hasta ahora.

Defensa rechazó todas estas propuestas. La ley, por tanto, y salvo alguna variación, seguirá prácticamente igual, algo que es considerado un “retroceso” por parte de AUME, cuyos representantes subrayan que “lo lógico es que las normas avancen, puesto que no avanzar ya se puede considerar un paso atrás”. Sin embargo, y a pesar de que en el proyecto de ley que Defensa remitirá al Congreso no estarán las principales propuestas de AUME y ASFASPRO, los representantes del Ministerio en el Consejo de Personal aseguraron a ambas asociaciones que estudiarían el resto de sus propuestas.

Las asociaciones, por su parte, no dan la batalla por perdida y confían en que algunas de sus enmiendas prosperen durante el trámite parlamentario. Por el momento, ya han puesto de manifiesto sus reparos al texto presentado por Defensa en la reunión del Consejo. (Según el artículo 23 del Reglamento del Consejo, sus miembros podrán formular reparos, que quedarán recogidos en el informe que elabore dicho órgano sobre los contenidos de la reunión).

Por ello, y aunque los representantes de ASFASPRO están convencidos de que el Consejo de Personal “será un instrumento eficaz en el futuro”, y AUME reconoce que “poco a poco se ha ido avanzando en los últimos años”, unos y otros emplean la misma palabra para definir el resultado de la primera reunión del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas: “Decepción”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.