www.onemagazine.es

Juan Carlos Hidalgo, del Cato Institute, critica la actuación de España en la crisis de Honduras

El Cato Institute es un centro de investigación, think tank, que se fundó en 1977 y que tiene como principios la “libertad individual, el gobierno limitado, los mercados libres y la paz”. Nombres como los de Milton Friedman o F.A. Hayek tiñen la opinión de los escritos de sus expertos.

El Cato Institute es un centro de investigación, think tank, que se fundó en 1977 y que tiene como principios la “libertad individual, el gobierno limitado, los mercados libres y la paz”. Nombres como los de Milton Friedman o F.A. Hayek tiñen la opinión de los escritos de sus expertos.

A Juan Carlos Hidalgo, responsable de este Centro para América Latina, le agradecemos el haber compartido con Atenea Digital algunas notas sobre la política exterior española en dicho continente.

Venezuela y Cuba

Las principales críticas de este experto con respecto a España llegan sobre la aproximación a los gobiernos de Cuba y Venezuela. Concretamente, Juan Carlos Hidalgo comenta que “el gobierno de izquierdas español es simpatizante con la Cuba de Castro y la Venezuela de Hugo Chávez”. Las visitas del ministro de asuntos exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, a ambos países en los que se ha demostrado haber buena sintonía, incluso con acuerdos en defensa, no son bien vistos por este think tank. Por ejemplo, las autoridades venezolanas intentaron cerrar un seminario del Cato Institute en dicho país por expresar ideas críticas sobre el gobierno de Chávez en mayo de 2009.

Con respecto a Cuba, este autor comenta que “estoy a favor de acabar con el embargo de Cuba y España podría ser importante en este sentido”. Y es aquí donde señala este autor que España debería liderar el proceso con la Presidencia Española de la Unión Europea en el primer semestre de 2010, aunque subraya que “España siempre ha sido muy floja con los derechos humanos allí”, en referencia a la falta de una diplomacia española que utilice la estrategia del “palo y la zanahoria” con los hermanos Castro.

Honduras

Este experto señala que es importante que los gobernantes no solamente sean elegidos democráticamente sino que también ejerzan el poder respetando los límites constitucionales a su autoridad, algo que “Zelaya no estaba haciendo”, comenta, para añadir que “la OEA ha perdido legitimidad con su pobre actuación en Honduras, principalmente por la pésima actuación del secretario general de dicha organización”.

En este sentido, Juan Carlos Hidalgo argumenta que los regímenes autoritarios instaurados durante la última década en Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua prestan suficiente evidencia de que la democracia se puede destruir desde adentro si los líderes democráticamente elegidos se colocan por encima de la ley. Algo que “en los medios de comunicación españoles se pasa por alto”.

Finalmente señala que, en Honduras, la democracia constitucional y liberal recibió un golpe severo el momento en que el ejecutivo empezó a actuar por encima de la ley.

Concluye, aludiendo a la política estadounidense y señala que “Obama comenzó actuando de forma ingenua en América Latina y, poco a poco, está corrigiendo sus pasos”, señalando como ejemplo el cambio de 180 grados con respecto a Honduras y la posición de confusión de los primeros momentos. Al respecto critica la actuación de “irresponsabilidad” del gobierno español en defensa a ultranza—en sintonía con la mayoría de gobiernos europeos—con el régimen de Zelaya, simpatizante con Irán, Chávez, Castro, etc.

Nuevo contexto regional

España iniciará de cara al 2010 una serie de reuniones al más alto nivel político en América Latina, enmarcadas en la Cumbre Unión Europea-América Latina y Caribe que podría reforzar la sintonía entre Brasil y España. Sin embargo, Juan Carlos Hidalgo señala que Brasil “con su actuación en la crisis hondureña ha demostrado no estar lista para liderar diplomáticamente en América Latina”. En el mismo sentido, otro experto del Cato Institute, Carlos Alberto Montaner, ha señalado que Brasil “no tiene la menor vocación de potencia regional”, ya que siempre ha vivido de espaldas a Hispanoamérica.

En este contexto, la tensión entre Colombia y Venezuela sigue viéndose desde España con incredulidad, a pesar de las continuas declaraciones enemistadas de ambos gobiernos. En un posible conflicto diplomático (o militar), Juan Carlos Hidalgo se pregunta de qué lado estaría España, de la Colombia democrática o de la Venezuela autoritaria.

Artículos relacionados

Lo que no trató la Cumbre Iberoamericana

El Gobierno español respalda la nueva etapa de Honduras

Cuba no quiere bases militares ni Terrorismo en Iberoamérica

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.