cabecera

    25 de octubre de 2014

Ley Orgánica de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas

Juan Narro, Teniente General

Este Anteproyecto se enfrenta a un difícil dilema: compaginar los derechos y libertades de ciudadanos en uniforme con la eficacia de las Fuerzas Armadas.

La Ministra de Defensa ,Chacón ,ha anunciado durante la ceremonia de la Pascua Militar la elaboración del borrador de Anteproyecto de la Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas Este anuncio se hace tres años después de aparecer la Ley 39/ 2007 de la Carrera militar y diez después de la Ley 17/1999 del Régimen de Personal de las Fuerzas Armadas, siguiendo a la publicación en Enero del pasado 2009 del Real Decreto por el que se aprobaban las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas

En la exposición de motivos de la Ley 17/1999 se exponía que “Respecto al régimen de derechos, los militares profesionales son titulares de los derechos y libertades establecidos en la Constitución, con las imprescindibles restricciones o limitaciones en su ejercicio que la Carta Magna y las Leyes Orgánicas de desarrollo de la misma establecen” . Y en el apartado IX de la exposición de la Ley 39/2007 de la carrera militar se decía que “la actualización del régimen del personal militar se completará por medio de una Ley Orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas “. Algunos artículos del Real Decreto de las últimas Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas afectan a derechos fundamentales y era preciso tratarlos en la citada Ley Orgánica pendiente.

En estas Reales Ordenanzas ya se contempla al militar como servidor público, incorporando los preceptos del Estatuto del Empleado Público, que figuran en el artículo 5 de la Ley de Carrera militar .Recoge la incorporación de la mujer, la conciliación de la vida profesional, personal y familiar, así como la igualdad de género, el cuidado de la salud y la prevención de riesgos en el trabajo que ya figuraban en el articulo 6 de la Ley de Carrera militar. que a su vez es consecuente con otras Leyes como la Ley 39/1999 para promover la conciliación de la vida personal y familiar, y la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de hombres y mujeres. Con respecto a las limitaciones al derecho de asociación ,en la exposición de motivos de la Ley del Régimen de Personal,17/1999 se decía que “se abren nuevos cauces para la presentación de propuestas o sugerencias mediante la creación de Consejos Asesores de Personal en el ámbito de cada Ejército, que contarán con componentes de los diversos Cuerpos, Escalas y categorías”. Estos cuatro Consejos Asesores, uno por cada Ejército y otro para los Cuerpos Comunes, fueron regulados mediante el Real Decreto 258/2002 y ya llevan algún tiempo en funcionamiento.

Por tanto no se parte de cero, ya hay una normativa legal que afecta a los citados derechos y a mejorar las condiciones de vida del personal militar y de sus familias. Pero es indudable que la redacción de este Anteproyecto tiene que enfrentarse a un difícil dilema que los Ejércitos de muestro entorno han intentado resolver con distintas fórmulas :compaginar los derechos y libertades de ciudadanos en uniforme con la eficacia de las Fuerzas Armadas y la necesaria disciplina dentro de los Ejércitos ,teniendo en cuenta que ya una sentencia de octubre de 2001 del Tribunal Constitucional reconocía .el derecho de los militares españoles a formar asociaciones profesionales

La Ministra en su exposición durante la ceremonia de la Pascua Militar especificó la constitución de un único Consejo de Personal en lugar de los cuatro existentes y que solo tramitará el Anteproyecto si hay un amplio consenso parlamentario. Lo primero es claramente necesario en la línea de profundizar en una aproximación conjunta a los problemas de las Fuerzas Armadas. Lo segundo parece muy apropiado en principio dadas las dificultades y sensibilidad del tema Pero si tenemos en cuenta el antecedente de las Reales Ordenanzas ,esta afirmación ya no parece tan consistente. Máxime cuando las Ordenanzas anteriores, redactadas siendo Ministro de Defensa el General Gutierrez Mellado, estuvieron respaldadas por el consenso de la gran mayoría de las dos Cámaras. Y las actuales con rango de Real Decreto, han sido competencia exclusiva del Ejecutivo. pero que en un tema como este con estos antecedentes y por afectar a ciudadanos con una función muy especial dentro del Estado, debería haber sido redactado contando con la oposición. Si en un tema menos controvertido, como era la actualización de las Reales Ordenanzas no se buscó el consenso parlamentario sorprende ahora la afirmación de la Ministra de que.” No puede haber unas Fuerzas Armadas a la medida de cada Gobierno".

Resulta extraño que se busque ahora el consenso cuando el tema es mucho más delicado ¿No será una forma de justificar una `posible no tramitación del Anteproyecto?

Artículos relacionados

La Ley de Derechos y Deberes del Militar, por Jorge Ortega

En marcha la nueva Ley de Derechos y Deberes

Otros artículos del autor

¿Un Nobel de la Paz que habla de la guerra?

¿Un único patrón / patrona para el Ejército de Tierra?

¿Puede haber objetividad en el planeamiento de la Defensa española?

¿Debe participar la Infantería de Marina en Afganistán?

¿Deben los infantes de marina proteger a los atuneros?

La designación de altos cargos en Seguridad y Defensa

Un salto hacia delante

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de One Magazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.