www.onemagazine.es

Por 1.400 euros más que la versión con caja manual

Probamos el nuevo Renault Captur 1.5 dCi 90 EDC

Probamos el nuevo Renault Captur 1.5 dCi 90 EDC

El Captur está siendo uno de los grandes aciertos de Renault de este año; el motivo es que este todo camino urbano engloba muchas de las cualidades que demandan los compradores de este tipo de vehículos. Hemos querido comprobarlo en una toma de contacto con la nueva versión diesel automática.

Para empezar, y seguramente como factor primordial a la hora de adquirirlo, su diseño ha triunfado, porque es un coche llamativo, "colorido" (de hecho, se puede elegir con neueve tonos de carrocería, tres combinaciones para el techo, llantas en distintos tonos.) y tiene ese punto extra de altura al suelo (en concreto, 200 mm) y anchura del conjunto que tienen los todo camino (aunque sean urbanos) y que le aporta cierto toque de robustez. Por otra parte, su tamaño es ideal para el uso en el día a día, ya que con 4,12 m de longitud, apenas es entre 5 y 10 cm más largo que los clásicos urbanos, como puede ser su "hermano", el Renault Clio.

Otro de los motivos de su éxito es porque su gama es muy "razonable"; en su gama no encontraremos esa amplitud de mecánicas a elegir tan típica de otros Renault. pero sí los motores más equilibrados y lógicos para un coche de estas características, de enfoque principalmente urbano y cuyo precio debe mantenerse dentro de unos márgenes asumbiles. El mejor ejemplo es la nueva variante que acaba de sumarse a la gama; ésta combina el único motor diesel disponible en este momento -el 1.5 dCi de 90 CV- con la novedosa caja automática EDC de doble embrague y seis velocidades. Hemos tenido ocasión de probar esta combinación en un trayecto de ida y vuelta entre Valladolid y León.

Lo primero que llama la atención es el magnífico funcionamiento de la transmisión; sorprende la rapidez con la que inserta las velocidades, la suavidad con la que lo hace y "su inteligencia" a la hora de elegir la marcha adecuada en cada momento. Todas esas virtudes hacen que sea la mejor caja automática entre los coches de su segmento (Peugeot 2008, Opel Mokka, Chevrolet Trax). y hace que se olviden sus dos únicas carencias: un modo deportivo que permitiera apurar más cada marcha (sólo lo hace cuando se acelera rápido y a fondo) y unas levas en el volante para manejarlo de forma secuencial (es posible hacerlo. pero utilizando la propia palanca, con movimientos hacia delante o atrás). Por cierto, esta caja EDC supone un incremento de 1.400 euros respecto a la variante manual; es una cantidad considerable, pero compensa sobradamente porque aporta una marcha más, aporta muchísima comodidad en la conducción y no afecta prácticamente ni a las prestaciones ni, como veremos, al consumo.

Por otro lado, el motor diesel, a pesar de que sus 90 CV no parezcan muchos, ofrece un rendimiento más que notable y, de hecho, permite utilizar este Captur incluso en viajes largos por autopista con cuatro personas a bordo sin que de la sensación de quedarse corto. Es una mecánica que no resulta especialmente ruidosa (a unos 130 km/h de marcador, el motor funciona a 2.500 rpm) con un consumo prácticamente idéntico al de la versión manual (durante nuestra prueba, realizada a buen ritmo y fuerte viento racheado, el ordenador de a bordo marcó 5,8 litros de media). pero que le falta un poco de "reprís" cuando se trata de hacer un adelantamiento apurado en carreteras de doble sentido. Una opción magnífica para este Captur habría sido ofrecer la caja EDC con la versión de 110 CV de este mismo propulsor 1.5 dCi (el que ya lleva desde un Renault Laguna hasta un Mercedes Clase A).

El resto de aspectos del coche no varían; así, el interior conserva su diseño moderno y original, sobre todo si, como en el caso de la versión probada, la más cara (denominada Zen) viene con la pantalla multifunción y un completo navegador. No faltan numerosos huecos para dejar objetos (incluida una guantera principal "tipo cajón") que suman hasta un total de 27 litros de capacidad, la postura de conducción es muy cómoda gracias a unos amplios reglajes y a unos asientos que sujetan bien, la calidad es muy correcta (aunque no es mejor que la del Clio, que es un coche más barato) y el interior está muy bien aprovechado en cuanto a espacio, además de contar con una banqueta trasera deslizante que permite variar el espacio disponible para maletero o pasajeros de las plazas traseras. Sería perfecto si el botón que acciona el control/regulador de velocidad estuviese más cercano, y no en la zona del freno de mano.

Tampoco hay cambios en la plataforma (la misma del actual Renault Clio... y que sólo se ofrece con tracción a las ruedas delanteras; no hay ni habrá un Captur con tracción total) o la puesta a punto de la suspensión. En carretera resulta un vehículo equilibrado, que no está condicionado por su generosa altura exterior, ya que se muestra estable y muy seguro (por supuesto, el control de estabilidad ESP viene de serie en toda la gama). También es un coche cómodo, aunque las llantas de 17" de la versión Zen y sus neumáticos de perfil tan reducido hacen que, en ciertos baches, se muestre algo "seco". El tacto de la dirección, con asistencia eléctrica, es mucho más correcto que el que ofrecían anteriores modelos de Renault con este tipo de dirección; en cuanto a los frenos, a pesar de contar con tambores en las ruedas traseras, cumplen de sobra por potencia y buen tacto del pedal.

Este Captur diesel automático se venderá en nuestro mercado con dos acabados diferentes: Intens (el más sencillo) por 19.750 euros y Zen (el más completo) por 20.800 euros y que va a acaparar la mayor parte de las ventas. Unas cantidades que le sitúan en una posición intermedia entre su competencia. pero que resultan competitivas para el buen equipamiento que lleva el vehículo.

 

 
 

Las cifras dicen que está siendo un éxito

Por ventas, este Renault se ha colocado como uno de los coches más vendidos del segmento; de hecho, en lo que va de año (y eso que su comercialización se inició en primavera), lleva vendidas en nuestro país 3.696 unidades por los 1.934 del Peugeot 2008 (su máximo rival y que inició su comercialización casi de manera simultánea a su compatriota) y las 2.231 del Opel Mokka, aunque de momento a cierta distancia del Nissan Juke y sus 8.111 unidades. Eso sí, desde el mes de septiembre, el Captur ya se ha colocado por delante del japonés. Por otra parte, durante este mes de noviembre ha salido de la fábrica de Valladolidad (que es donde se fabrica en exclusiva para todo el mundo) la unidad número 100.000 y antes de que concluya el ejercicio se espera alcanzar los 120.000; no está mal, si tenemos en cuenta que la línea de producción se inauguró en febrero de 2013 (con la presencia de Su Majestad, el Rey don Juan Carlos). Además, la buena aceptación del coche se está extendiendo a mercados como el coreano, donde se va a comercializar bajo la marca Samsung y con un éxito tal que, en apenas siete minutos ya habían conseguido mil pedidos.

 

 

 

Datos técnicos: motor 1.5 turbodiesel de 90 CV, consumo medio 3,9 litros (el manual, 3,6 litros), velocidad máxima 170 km/h (el manual 171 km/h), aceleración de 0 a 100 km/h en 13,5 segundos (13,1 el manual), capacidad del depósito 45 litros, neumáticos 205/55 R17, frenos de disco delanteros de 280 mm y traseros de tambor, dimensiones 412 cm de largo, 177 cm de ancho y 157 de alto. Peso 1.288 kg (1.245 el manual), maletero de 309 a 404 litros,

Equipamiento de serie (Zen): ABS, ESP, faros antiniebla con función de giro en las curvas, airbags frontales, laterales delanteros y de cortina, kit de reparación de neumáticos, luces diurnas de leds, tarjeta manos libres de acceso y arranque, climatizador automático, cierre centralizado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, dirección asistida, sensores de luz y lluvia, llantas de aleación de 17", volante multifunción de cuero, carrocería bitono, equipo de audio, navegador, tapicería desenfundable, espejos eléctricos, ordenador de a bordo.

Equipamiento opcional: Sistema multimedia R-Link, 590 euros; pack visibilidad, 300 euros; rueda de repuesto de emergencia, 80 euros; pack look interior en tres colores a elegir, 100 euros; exterior, desde 200 euros, decoración de las llantas en tres colores a elegir, 100 euros, cartografía de Europa, 120 euros; techo en distintos motivos, 300 euros.

¿Cuales son las alternativas al Captur diesel automático?

Opel Mokka 1.7 CDTI 130 Excellence 4x2 aut., 23.569 euros (incluido descuento). Consumo medio de 5,3 litros, velocidad máxima 184 km/h, incremento de 1.230 euros respecto al manual.

Chevrolet Traxx 1.7 VCDi 130 LT 4x2 aut., 21.540 euros (incluido descuento), consumo medio de 5,3 litros, velocidad máxima 182 km/h. Incremento de precio de 1.000 euros respecto al manual.

Peugeot 2008 1.6 e-HDI 92 CV Active 4x2 aut., 17.690 euros (incluido descuento), consumo medio de 3,6 litros, velocidad máxima 180 km/h. incremento de precio de 500 euros respecto al manual.

Mini Countryman Cooper D 4x2 aut., 112 CV, 27.089 euros (no tiene descuentos), consumo medio de 5,6 litros, velocidad máxima de 180 km/h, incremento de precio de 2.589 euros respecto al manual.

Así queda establecida la gama del Captur:

Acabado Life

0.9 TCe 90 gasolina, 15.200 euros

1.5 dCi 90 diesel, 16.850 euros

Acabado Intens

1.2 TCe 120 EDC gasolina, 18.800 euros

1.5 dCi 90 EDC diesel, 19.750 euros

0.9 TCe 90 gasolina, 16.700 euros

1.5 dCi 90 diesel, 18.350 euros

Acabado Zen

1.5 dCi 90 diesel, 19.350 euros

1.5 dCi 90 EDC diesel, 20.750 euros

1.2 TCe 120 EDC gasolina, 19.800 euros

0.9 TCe 90 gasolina, 17.700 euros

Serie especial Adventure

1.5 dCi 90 diesel, 19.650 euros

Dentro de Renault y por menos dinero.

Dentro de la gama Renault existe un Clio que equipa la misma combinación de motor y cambio; se llama 1.5 dCi 90 EDC, se combina con el acabado Dynamique y su precio es de 18.650 euros, es decir, cerca de 2.100 euros menos que el Captur equivalente. A cambio, este último aporta un maletero de mayor tamaño, algún detalle extra de equipamiento como las llantas de 17" o la carrocería bicolor.

¿Que cosas curiosas nos han contado?

El coche se va a comercializar en 67 países de todo el mundo: Argelia, Japón, Sudáfrica... A pesar del poco tiempo que lleva en el mercado, ya ha conseguido ser el modelo más vendido de su segmento en países como Francia, Italia, Bélgica u Holanda. Al contrario que muchos de sus rivales, en el Captur la distribución de las ventas entre motores gasolina y diesel resulta muy equilibrada: un 40% de las unidades comercializadas son del gasolina y el 60% del diesel. Se espera que las versiones con cambio automático representen nada menos que el 15% del total de las ventas del modelo, cuando la media en otros modelos del mercado ronda el 2-3%.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.