www.onemagazine.es
El Port Vell de Barcelona (Foto: Diliff)
El Port Vell de Barcelona (Foto: Diliff)

El almirante Ángel Tafalla nos revela si es viable la creación de un Ejército catalán

La sectorial de Defensa de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha publicado un documento en el que dibuja una futura Armada para Cataluña. One Magazine ha consultado con el almirante Tafalla, ex segundo Jefe del Estado Mayor de la Armada y del Mando Marítimo OTAN de Europa Sur, qué posibilidades tendría de hacerse realidad en una Cataluña independiente y cuáles serían las consecuencias.

 

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha salido al paso de un documento difundido por su sectorial de Defensa, en el que se diseña una propuesta de Ejército para un escenario en el que Cataluña lograra la independencia.

Según el análisis de esta sectorial en el informe "Dimensionamiento de las Fuerzas de Defensa de Cataluña I: la Fuerza Naval", un estado catalán necesitaría un Ejército con un presupuesto de 2.584,17 millones de euros, con 47.696 militares en activo y 64.352 reservistas… todo para un Ejército que, en opinión del almirante Ángel Tafalla, ex segundo Jefe del Estado Mayor de la Armada y del Mando Marítimo OTAN de Europa Sur,es viable, pero absurdo. Es como todo lo que viene informado por el nacionalismo. Cuando todos los Ejércitos estamos esforzándonos por tener sentido en una dimensión mayor, aunque la hipótesis independentista se lograra, sería absurdo invertir en todos estos recursos. El tamaño importa en los Ejércitos, que están hechos para combatir a otros y derrotarlos. ¿A quién iba a poder derrotar un Ejército de las dimensiones de Cataluña? La lucha en la que estamos las Fuerzas Armadas europeas es en conseguir alianzas. ¿Con quién se iban a aliar ellos? Por sí sola no tiene peso para conseguir nada significativo”.

Además, para tener unas Fuerzas Armadas serias, Cataluña necesitaría invertir mucho más en proporción a sus recursos: “España gasta un 1 % de su PIB en tener Fuerzas Armadas. Un 1 % del PIB de Cataluña daría para unas Fuerzas Armadas ridículas, lo que exigiría una mayor inversión en defensa para los catalanes, superior a ese porcentaje. Si el PIB catalan con relacion al español es aproximadamente del 20%, una hipotetica Cataluña independiente requeriría cuadruplicar anualmente su inversion en Defensa para equilibrarla frente a la del resto de España, algo dificilmente soportable para el pacifico contribuyente catalan. Y eso sin tener en cuenta la capitalizacion previa de la que ya disfrutan los ejercitos españoles”.

Pero el punto en el que más se explaya el documento es la creación de una Marina catalana. Para ello, en un plazo de tres años se crearía la Academia Naval de Cataluña, si bien reconociendo que al principio tendrá que recurrir a “asesores extranjeros para los campos más especializados”, haciendo referencia explícita al Reino Unido.

En el documento, se alude a "formar promociones de tropa y marinería, así como oficiales de rangos básicos, puede ser relativamente sencillo de conseguir", si bien se admite que "oficiales de estado mayor y mandos más superiores requiere más tiempo".  En el texto también se reconoce que Cataluña “no dispone de bases navales”, y que “tendremos unos primeros años en que habrá que improvisar con los recursos y personal disponible”. Tal y como expone Tafalla, “los recursos de España son muy superiores a los de una hipotética Cataluña y pese a todo estamos buscando asociaciones superiores. El Ejército está para chocar y ganar. Sería un Ejército simbólico”.

También se constituiría una Patrulla Litoral contra los delitos marítimos, para la realización de labores de salvamento y la protección de las aguas litorales. Para estos fines, el documento de la ANC calcula que harían falta hasta 20 vehículos navales y 600 efectivos.

Pero la sectorial de Defensa de la ANC no se queda ahí, y se plantea participar en operaciones internacionales. Con ese propósito, se fundaría una Comandancia de Escolta para el Mediterráneo (con 860 miembros) y una Comandancia Expedicionaria para participar en misiones en el Atlántico o en el Índico (con 300 efectivos). Para este último fin, los responsables del documento piensan en una fragata de la clase Absalon, como las de "la Marina Real Danesa, ya que es una nave acomodable en los principales puertos de Cataluña".

No obstante, aunque pudieran perseguir este tipo de relaciones, el almirante Tafalla ve muy difícil que pudieran incorporarse algún día a la Alianza Atlántica: “Para estar bajo la OTAN, tendrían que asociarse con nosotros, y los primeros síntomas del documento indican que es contra nosotros. No íbamos a quedar amigos. Nosotros y Francia les vetaríamos. Sería mejor que una Cataluña independiente buscara la neutralidad absoluta y rezara por que nadie la atacara”.

En un documento previo, titulado "Doctrina militar: desarrollo de un modelo propio", la sectorial de Defensa de la ANC reconoce que "dadas las características de Cataluña y la desproporción respecto de los estados vecinos, consideramos inviable la opción de un enfrentamiento simétrico, ya que la escalada armamentística necesaria para alcanzar una dimensión capaz de hacer frente a esa contingencia es poco justificable. Ante una guerra de agresión contra Cataluña, llevada a cabo por un estado de una dimensión desproporcionadamente más grande, pensamos que lo más idóneo sería una estrategia de defensa en profundidad". La única solución que ven los autores pasaría por confiar en las unidades de reservistas, "capaces de movilizarse de manera rápida en caso de necesidad", mientras las regulares retienen el avance de la fuerza invasora en cuestión y permiten ganar tiempo a los reservistas para desplegarse. El texto alude directamente a una "guerra de guerrillas" que desarrollarían éstas últimas unidades, "con el objetivo de hostilizar y diezmar al ocupante y hacer insostenible la ocupación a largo plazo".

Finalmente, ¿qué consecuencias tendría la existencia de un Ejército catalán? El almirante Tafalla responde: “Principalmente, una pérdida de recursos para ellos. En el ambiente internacional, no tendría ninguna repercusión. Indudablemente, en las relaciones Cataluña-España habría tensiones, ya que empezarían reivindicaciones sobre Baleares, Valencia… Ese hipotético Ejército se enfocaría más a la defensa contra el vecino que no a la colaboración. Habría una gran fricción con España”.

La ANC se ha desmarcado de estas propuestas, negándose a reconocerlas como posicionamientos oficiales de la organización y aclarando que dichas posiciones "sólo se expresan en los comunicados firmados por la Assemblea General o por el Secretariado Nacional y todos sus órganos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (15)    No(1)
Compartir en Meneame

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • El almirante Ángel Tafalla nos revela si es viable la creación de un Ejército catalán

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    131 | Antonio - 08/07/2014 @ 09:19:13 (GMT+1)
    No hacen falta las Fuerzas Armadas para impedir cualquier intentona separatista catalana. Con la Guardia Civil y la Policía Nacional, sería suficiente.
    122 | guirre - 02/07/2014 @ 18:32:23 (GMT+1)
    Mi Almirante, aparte de las opiniones "tecnicas" que con tanto acierto emite, quiero decir que NUNCA vamos a permitir la secesión de Cataluña de ESPAÑA y que desgradaciadamente, si la acción de nuestros gobernantes mo lo consiguen mediante las actuaciones politicas, estamos abocados a una acción militar para hacer cumplir el juramento de defender la Unidad de ESPAÑA que ante DIOS un día emitimos.
    Hace unos meses en la Academia de Infantería en Toledo, un "ex JEME", dijo a los Cadetes formados que eran los Oficiales encargados de defender las actuales fronteras de ESPAÑA, ojalá la actual generación de Españoles no dejemos a nuestros hijos la disyuntiva de "liarse a tiros" para defender la Unidad de la Patria o contemplar con pasividad como se disgrega una Unidad de siglos
  • ¿Qué opinas? (Login)
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.