www.onemagazine.es

Las esperanzas del Ejército español están puestas en el Atlante

El UAV español volará en 2011

El Ejército de Tierra impulsa el desarrollo de una aeronave no tripulada de concepción totalmente nacional. Denominado ATLANTE y dotado con tecnología de última generación desarrollada por la industria española, el objetivo es disponer de una plataforma aérea ISTAR capaz de multiplicar la seguridad de las misiones en el exterior.

Las Fuerzas Armadas españolas hace años que han descubierto las potencialidades de los vehículos aéreos no tripulados (UAV). En consecuencia, operan al menos tres modelos diferentes –el Searcher Mk II-J israelí, el Raven norteamericano y el SIVA español- y participan en el desarrollo de diversos proyectos multinacionales. Pero hay un programa de UAV que pretende ser un producto genuinamente nacional: su nombre es ATLANTE y su primer vuelo está previsto para 2011.

Acrónimo de Avión Táctico de Largo Alcance No Tripulado Español, el programa ATLANTE responde a los requerimientos manifestados hace más de tres años por el Ejército de Tierra español.

Características del Atlante / EADS DS

El objetivo es disponer de una avanzada plataforma capaz de tener efectos multiplicadores sobre la protección de las tropas, mediante la vigilancia, el reconocimiento de territorios hostiles y la obtención de inteligencia en Zonas de Operaciones fuera de nuestras fronteras, principalmente en Afganistán y Líbano.

En otras palabras, lo que el Ejército español busca es dotarse de un UAV con capacidad ISTAR (Intelligence, Surveillance, Target Acquisition and Reconnaissance) las 24 horas del día y en condiciones climatológicas adversas. También debe permitir llevar a cabo labores de identificación de blancos, corrección de tiro y evaluación de daños.

Para industria nacional, se trata de una oportunidad única para poner a punto un UAV dual o de “amplio espectro”, que pueda satisfacer diferentes necesidades militares, pero también ofrecer un extenso abanico de cometidos vinculados con la seguridad y las aplicaciones comerciales.

Con las bendiciones de la administración española

Entre las aplicaciones no militares del ATLANTE estarían las relacionadas con el Ministerio del Interior y orientadas hacia la lucha anti terrorista y contra la piratería, el control de la inmigración ilegal y el tráfico de drogas y, cómo no, para la gestión eficiente de la lucha contra incendios y otros desastres naturales, en el campo de los cometidos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Servirá para ofrecer seguridad adicional a los convoyes y
patrullas en misiones en zonas de alto riesgo / EADS DS
Y entre los cometidos puramente civiles estarían la supervisión de infraestructuras críticas, vías de comunicación o la identificación de personas en peligro o desaparecidas, lo que exigiría que el aparato obtuviera una certificación aeronáutica de categoría II para permitirle sobrevolar y operar en espacios aéreos segregados.

Incluido en el plan estratégico del sector aeronáutico 2007-2012 del Ministerio de Industria español y con financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), organismo público adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, el programa ATLANTE está liderado por EADS Defense & Security (EADS DS) y cuenta con la participación a riesgo compartido de empresas españolas del sector aeroespacial y de defensa como Indra, GMV y Aries Ingeniería y Sistemas.

La aportación de Indra se centra en los equipos de optrónica y comunicaciones, mientras que los de Aries está en el campo de la ingeniería. GMV es responsable de la puesta a punto del equipo de control, guiado y navegación de la aeronave o FCC (Flight Control Computer), así como del subsistema de aterrizaje y despegue automático (ATOL).

Concebido como un “un sistema de sistemas”, EADS DS ha dado cuenta de que ha concluido el diseño preliminar, así como la aerodinámica y la ingeniería estructural de la aeronave.

La clave está en los equipos de a bordo

El resultado es que los primeros dibujos y maquetas que se conocen del ATLANTE reflejan una gran semejanza con el Sistema Integrado de Vigilancia Aérea (SIVA) del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), un UAV español en servicio en el Mando de Artillería de Campaña (MACA). De ser así, la finalidad sería aprovechar una plataforma nacional ya probada, al objeto de centrar los esfuerzos en el desarrollo e integración de los sistemas de a bordo.

Al parecer, se han agrandado las dimensiones del SIVA original, se han rediseñado sus alas y se le ha dotado de una planta propulsora de

El SIVA es un desarrollo pionero del INTA, en servicio
en el Mando de Artillería de Campaña (MACA) / mde

mayor potencia y menor generación de ruido. El resultado parece ser un SIVA mejorado, capaz de embarcar equipos de mayor peso y volumen. Sea como fuere, lo cierto es que el ATLANTE presenta un gran parecido con el modelo del INTA, tanto en su apariencia externa y características generales como en sus dimensiones, lo que se detalla en el cuadro y gráfico adjunto.

Los pocos datos que se conocen apuntan a que el ATLANTE albergaría 60 kilos de carga útil –ordenador de misión, equipo de grabación de datos, comunicaciones tácticas y vía satélite, sistemas láser, sensores electro-ópticos e infrarrojos giro-estabilizados, cámaras de televisión, e incluso un radar de apertura sintética-, contaría con un radio de acción en torno a los 220 kilómetros, una autonomía de 10 horas a 12.000 pies de altura y un motor y unas palas de mayor potencia que el SIVA actual.

Los primeros estudios del nuevo UAV contemplan un sistema formado por cuatro, una estación terrestre de control y recepción de datos, una unidad de transporte, lanzamiento y recogida, una terminal de video remoto y un equipo de mantenimiento.

Respecto al modo de su puesta en el aire, el ATLANTE contaría con una catapulta neumática semejante a la del SIVA y sería recuperado mediante paracaídas o redes. No obstante, dispondría de un sencillo tren de aterrizaje, tanto para su despegue como para su aterrizaje en pistas convencionales o no preparadas.

Dimensiones comparativas entre el Atlante y el SIVA


SIVA Atlante

Envergadura 5,81 m. 8 m.

Longitud 4,02 m. 4,6 m.

Altura sin tren 1,15 m. 1,26 m.

Altura con tren 1,60 m. 1,80 m.

Peso máximo 300 kg

Carga útil 40 kg 60 kg

Autonomía de vuelo 6/7 horas 10 horas

Radio de acción 150 km. 220 km.

Artículos relacionados

Alpha Unmanned System, una empresa española en el campo de los UAV

EADS entrega la segunda serie de aviones no tripulados DRAC a Francia

Estados Unidos emplea aviones no tripulados en Haití

EADS quiere un compromiso sobre el UAV Talarion

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.