www.onemagazine.es
Contacto: Lexus NX 300h F-Sport

Contacto: Lexus NX 300h F-Sport

Lexus ha sido la última firma Premium en sumarse al segmento de los todo camino compactos. Conscientes de esa desventaja, y para ‘recuperar el tiempo perdido’, han presentado un modelo que por diseño, tecnología y precio supone una alternativa de lo más interesante.

Lexus ha sido la última firma Premium en sumarse al segmento de los todo camino compactos. Conscientes de esa desventaja, y para ‘recuperar el tiempo perdido’, han presentado un modelo que por diseño, tecnología y precio supone una alternativa de lo más interesante.

Cuando en una determinada categoría del mercado tus rivales se llaman Audi, Mercedes, BMW, Volvo, Infiniti… y se apellidan Q5, GLK, X3, XC60 o QX50, parece complicado lanzar una alternativa que pueda competir cuerpo a cuerpo contra tan selecta competencia. Lexus parece que lo tenía muy claro y, por eso, para llegar a este segmento del mercado y hacerlo con éxito ha tenido que apostar por algo 'diferente'. Y teniendo en cuenta que, incluso cuando ningún cliente había podido ver el coche in situ, tocar o conducir el NX 300h, Lexus ya había recibido cerca de 500 pre-reservas, parece que su jugada ha sido la correcta.

La marca japonesa -recordemos, propiedad de Toyota- ha apostado por un diseño francamente espectacular; es un coche llamativo en fotos... pero que, al natural, resulta imponente. Y no es sólo una opinión propia: durante la jornada de pruebas, todo el mundo se fijaba con mayor o menos atención en un vehículo que se sale de los cánones típicos de la categoría. Y es que allí donde sus rivales o bien apuestan por formas redondeadas o bien por trazos robustos, el Lexus se desmarca con unos trazos angulosos, 'cortantes', con multitud de pliegues, aristas y muchos detalles. En el caso de nuestra unidad de pruebas, equipada con el acabado F-Sport, el coche viene dotado de un kit deportivo que le hace, si cabe, más llamativo, con su amplia y poderosa rejilla frontal, los paragolpes rediseñados, las llantas de aleación de 18", los retrovisores en tono negro...

Su apariencia, en líneas generales, recuerda con claridad al concet LF-NX que la marca exhibió a lo largo de 2013 en los Salones de Frankfurt y Tokio, lo cual demuestra el 'atrevimiento' que han tenido al conservar bastante de aquel llamativo prototipo.

Por otro lado, Lexus ha hecho un buen trabajo con la aerodinámica, como demuestra su Cx de 0,32; en cuanto a las dimensiones, el NX se encuentra perfectamente integrado en la categoría, con sus 4,63 metros de largo y 1,84 metros. Algunos de los detalles que te llaman la atención cuando lo observas más en detalle son los faros principales compustos por 90 leds -23 para las las luces diurnas separadas, al estilo de las que ya utiliza la berlina IS; aparte hay otras 16 para los intermitentes de cada lado y luego seis de alto brillo en cada luz-, los pequeños antiniebla situadas en una zona muy baja del paragolpes -ese es el lugar correcto para que hagan su función, pero tal vez quedan algo expuestos-, las puertas traseras con una parte inferior estrecha, los abultados pasos de rueda, las bonitas manecillas sin cerradura a la vista, la pintura con un tratamiento que permite que las pequeñas imperfecciones se 'auto-reparen' por si solas... De serie, el coche viene con pintura metalizada, con siete tonos a elegir... si bien se puede elegir el negro sólido, lo cual permite conseguir este coche por 1.200 euros menos.

Del interior, en cuanto accedes al habitáculo, la primera y agradable sensación es la de calidad, de ser un coche hecho con mimo -por poner un ejemplo, el sonido del mecanismo que acciona las ventanillas eléctricas casi no se percibe-. Se puede afirmar que el NX está tan bien o mejor hecho que cualquier competidor, se llame como se llame. Por diseño, recuerda al de los actuales modelos de la marca, con una consola central muy bien definida y orientada hacia el conductor y con inserciones plateadas; como curiosidad, a ambos lados de esta consola y por la parte más baja cuenta con dos superficies almohadilladas, porque en esa zona es donde suele apoyarse la rodilla de conductor y pasajero.

En lo relacionado con espacio, el coche está bastante bien aprovechado; las plazas delanteras son magníficas no sólo en cuanto a habitabilidad: además, en este acabado F-Sport los asientos son excelentes -comodísimos y con buena sujección- y tanto éstos como el volante vienen con regulación eléctrica de serie, por lo que es sencillísimo ir muy a gusto; además, la postura de conducción es más bajita de lo habitual en este tipo de modelos y, aún así, la visibilidad y sensación de dominio de lo que nos rodea es notable. Detrás, hay muy buen espacio para las piernas, una anchura suficiente -como en sus rivales, es mejor para dos adultos que para tres, más que por cotas, por el diseño del respaldo en la zona central de la propia banqueta o por la voluminosa consola que sobresale de entre los asientos delanteros-, y la altura es suficiente.

El maletero es muy espacioso, con 555 litros, lo cual le sitúa a la cabeza entre los todo camino premium, lo cual tiene más mérito en el Lexus, si tenemos en cuenta que debe dar cabida a parte de su tecnología híbrida -que 'roba' 25 litros-, si bien es cierto que también lo logra por la ausencia de una rueda de repuesto, que ha sido reemplazada por un kit reparapinchazos. Por practicidad, está en la media: no hay banqueta trasera corrediza -sí que dispone de respaldos abatibles; según acabado, además, puede disponer de un mecanismo eléctrico que hace la tarea por sí solo, abatiendo el asiento en apenas 10 segundos-, pero sí bastantes huecos por todo el interior para dejar objetos, incluyendo uno en cada puerta en el que caben botellas de un litro.

Por lo que se refiere a equipamiento y tecnología incluida de serie, aquí es donde el NX 'arrasa' a cualquier rival; esta versión F-Sport tan completa, evidentemente, no es barata... pero lleva una dotación inimaginable en los Audi, BMW o Mercedes equivalentes. Basta un detalle: existe una consola sobre la que se coloca el teléfono móvil y éste se empieza a cargar sin necesidad de cables, por inducción -primero hay que comprobar que nuestro modelo es compatible-. Todo lo demás que pensemos está incluido de serie, desde un muy eficaz climatizador bizona a un poderoso equipo de sonido, un techo solar de grandes dimensiones, una tapicería de cuero integral -en la variante F-Sport se puede elegir entre tres combinaciones para el cuero, que son negro integral, negro con inserciones en negro o bien rojo con inserciones en negro-, un sistema multimedia que se controla desde una superficie táctil que se acciona con el dedo, un dispositivo que proyecta información en la zona inferior del parabrisas y frente a los ojos del conductor...

El F-Sport adorna su interior con detalles como los pedales metálicos, un volante y una instrumentación específicas, más detalles en aluminio... Son detalles discretos pero que logran un muy buen resultado. También añade alguna curiosidad, como un ordenador de a bordo que incluye un indicador de las fuerzas 'G' tanto longitudinales como laterales cuando el vehículo está en movimiento.

La otra gran apuesta frente a cualquier competidor tiene que ver con la mecánica que incluye el NX 300H; este modelo es un híbrido que combina un motor 2.5 gasolina de 155 CV con otros dos propulsores eléctricos -uno en el eje delantero, con 143 CV y otro para el eje trasero, con 68 CV- que, de forma conjunta, desarrollan 197 CV. La idea de la marca con esta propuesta es ofrecer el refinamiento de un buen gasolina pero combinado con los consumos de un diesel, ya que la marca ha homologado para esta versión una cifra media de 5,3 l/100 km en esta variante F-Sport.

Los primeros instantes de la prueba, percibimos las mismas y agradables sensaciones que ya habíamos experimentado en otros vehículos híbridos de Lexus: silencio absoluto, quietud, ausencia absoluta de vibraciones y una total suavidad: en resumen, en ciudad ofrece un andar que no iguala ningún modelo de la competencia. Esto tiene que ver con el hecho, por un lado, de que el coche puede funcionar a baja velocidad -y mientras tenga carga la batería que suministra la energía al motor eléctrico delantero- exclusivamente con electricidad.

Una vez en carretera, y en cuanto pisamos más el acelerador, entra en funcionamiento el propulsor de gasolina, un cuatro cilindros de ciclo Atkinson y generosa cilindrada que logra unas prestaciones más que suficientes, como demuestra su aceleración de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos, si bien la velocidad máxima limitada a 180 km/h es más justa que en sus rivales. De nuevo se mantienen las mismas buenas sensaciones, y tan sólo cuando aceleramos a fondo, el motor se revoluciona algo más de la cuenta, pero al ser un coche muy bien aislado no resulta molesto. El NX viene de serie con un mando que permite elegir entre distintos modos de conducción: según el que se elija, el vehículo variará una serie de parámetros -respuesta del acelerador, dureza de la dirección y, en el caso de nuestra versión F-Sport, firmeza de la amortiguación- para variar el carácter del Lexus.

Así, hay un modo ECO que busca la máxima economía de consumo, un modo NORMAL que persigue el equilibro entre consumos y prestaciones y dos modos deportivos: SPORT y SPORT + -este último exclusivo del acabado que hemos probado-. Para conseguir una respuesta muy rápida del acelerador y conseguir el mejor rendimiento del motor es aconsejable optar por el SPORT, donde el sistema híbrido da lo mejor de si; no es un modelo que 'deslumbre' por prestaciones, pero es lo bastante rápido con unos consumos siempre contenidos: es sencillo quedarse por debajo de los siete litros, que no está nada mal para un modelo de su tamaño, peso -casi 1.800 kg- y generosa anchura de neumático -con 235 mm-.

En lo que respecta al comportamiento, el NX parte de una avanzada y moderna plataforma, que se caracteriza tanto por su rigidez como por el empleo de una moderna suspensión y por un reparto de pesos muy equilibrado. En la versión probada, además, el Lexus viene de serie con un dispositivo de tracción total: gracias al motor eléctrico situado en el eje trasero, y en caso de que las ruedas delanteras pierdan adherencia, las posteriores también pueden impulsar al vehículo, mejorando la adherencia sobre superficies deslizantes, la capacidad de tracción en zonas lentas y, en definitiva, haciendo que el vehículo resulte más efectivo. Por último, y como ya hemos dicho un poco más arriba, el F-Sport viene de serie con una suspensión deportiva de serie y un dispositivo de amortiguación regulable.

En la práctica, el NX 300H es tan bueno como sus rivales en carretera, ofreciendo un punto extra de confort -incluso en esta versión deportiva-. En general, los movimientos de la carrocería están bien controlados, la sensación de estabilidad es muy elevada y la dirección con asistencia eléctrica muestra muy buen tacto, es rápida y también precisa. Puede que no alcance ese punto de agilidad que exhibe un BMW X3, con su avanzado sistema de tracción total, pero tanto en autopista como en carretera, la conducción es agradable, segura y muy silenciosa a velocidad constante. Los frenos también nos dieron la sensación de ser muy potentes, y tan sólo cuesta un poco acostumbrarse al tacto del pedal cuando se frena a baja velocidad.

La versión analizada tiene un precio de 55.900 euros, que es una cantidad elevada... aunque no hay que olvidar que existe un NX muy bien equipado, la misma potencia e idéntica calidad por 38.300 euros -o 36.300 si se financia con la marca-. Su único rival directo sería el Audi Q5 híbrido, pero tiene 245 CV y cuesta desde 60.920 euros, aunque si igualásemos el equipamiento, el alemán rondaría los 70.000 euros. Si nos vamos a todo caminos premium diesel de unos 190 CV y que ofrezcan una economía de consumo similar, tenemos que el BMW X3 20d XDrive automático de 190 CV arranca en 47.001 euros, que el propio Audi Q5 2.0 TDI 190 automático parte de 47.190 euros o que un Mercedes GLK 250 CDI de 204 CV inicia la puja en 50.150 euros.

En todos los casos, para igualar el equipamiento del japonés, habría que sumar alrededor de 10.000 euros más a cada uno y, aún así, el NX -por ser más novedoso, menos visto y más minoritario- les seguiría ganando en exclusividad. Así que la conclusión es un poco la ya reflejada al principio: tal vez Lexus no vaya a inquietar el liderato de sus rivales germanos, pero va a lograr hacerse con una buena cartera de clientes, muchos de los cuales adquirirán, por primera vez, un modelo de esta marca.

Ficha técnica NX 300h F-Sport
Motor principal de gasolina, con 2.494 cc y una potencia máxima de 155 CV a 5.700 rpm, con un par máximo de 21,4 kgm entre 4.200 y 4.400 rpm; motor eléctrico delantero con 143 CV y motor eléctrico trasero de 68 CV –ambos eléctricos alimentados por una batería de Níquel-Metal Hidruro. Potencia conjunta de todo el sistema: 197 CV. Tracción total a las cuatro ruedas, caja de cambio automática de variador continuo E-CVT. Prestaciones: velocidad máxima –autolimitada- de 180 km/h, aceleración de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos. Consumo medio de 5,4 l/100 km en ciudad, 5,2 l/100 km en carretera y 5,3 l/100 km el combinado, con unas emisiones medias de 123 gramos de CO2 por km. Dirección asistida eléctrica, vueltas de volante entre topes: 2,68. Suspensión delantera de tipo McPheron y trasera de tipo multibrazo. Dimensiones: vía delantera de 1,57 metros y trasera de 1,575 m. La carrocería mide 4,63 m de largo, 1,84 m de ancho y 1,64 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,66 m y un Cx aerodinámico de 0,32. Capacidad del depósito de combustible de 56 litros y volumen del maletero, 55 litros. Neumáticos en medida 235/55 R18. Peso en vacío: 1.785 kg. PRECIO FINAL: 55.900 euros.

Equipamiento de serie: faros antiniebla de leds, cristales de puertas delanteras hidrófugos, cristales tintados, espejos eléctricos y abatibles eléctricamente, sistema de detección de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores, faros principales de leds y adaptativos, sensor de lluvia, kit deportivo de carrocería, portón trasero con apertura eléctrica, pintura exterior auto-reparadora, suspensión deportiva, acceso al interior y arranque manos libres, techo solar eléctrico, tiradores de las puertas iluminados, llantas de aleación de 18", asientos delanteros eléctricos y con memoria, asientos delanteros deportivos con calefacción y ventilación, asientos traseros abatibles, climatizador bizona, control de velocidad inteligente y adaptativo, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, espejo interior fotocromático, inserciones en negro y metalizadas para el interior, kit reparapinchazos, volante y pomo del cambio en cuero, tapicería de cuero, volante con regulación eléctrica, alarma, asistencia de arranque en pendiente, ABS; ESP, TCS; dirección asistida, freno de mano eléctrico, sistema pre-colisión PCS, sistencia de asistencia de la trayectoria en el carril, suspensión regulable, ocho airbags -frontales, laterales delanteros, de cortina y de rodilla para conductor y copiloto-, control de aparcamiento delantero y trasero, bluetooth, cargador inalámbrico para el móvil, doble puerto USB y AUX, sistema de proyección de datos HUD en el parabrisas, instrumentación digital, cámara de ayuda al aparcamiento, equipo de audio con ocho altavoces.

Opciones: Navegador -1.500 euros-.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.