cabecera

    24 de abril de 2014
1/1

Nueva cúpula militar colombiana

Por EFE
Última actualización 28/08/2010@00:00:00 GMT+1
El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, ha designado a los nuevos miembros de la cúpula militar que dirigirá a las FAS colombianas durante su mandato presidencial, según reveló hoy el ministro de Defensa, Gabriel Silva. Esta nueva cúpula militar, que iniciará su función cuando Santos asuma la presidencia el próximo 7 de agosto, estará encabezada por el almirante Edgar Cely como nuevo comandante general de las Fuerzas Militares del país.

El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, ha designado a los nuevos miembros de la cúpula militar que dirigirá a las FAS colombianas durante su mandato presidencial, según reveló hoy el ministro de Defensa, Gabriel Silva. Esta nueva cúpula militar, que iniciará su función cuando Santos asuma la presidencia el próximo 7 de agosto, estará encabezada por el almirante Edgar Cely como nuevo comandante general de las Fuerzas Militares del país.

Junto al almirante Cely formaran parte de la cúpula de mando como comandantes de las tres armas, el general Alejandro Navas en el Ejército, el almirante Álvaro Echandía en la Armada Nacional y el general Julio González.Santos en la Fuerza Aérea. Asimismo, el presidente electo solicitó al actual director de la Policía, general Óscar Naranjo, que continúe en el cargo.

Los oficiales generales designados por Santos relevarán en sus cargos, tras la renuncia protocolaria de la actual cúpula castrense, a los actuales comandantes de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León; del Ejército, general Óscar González; de la Armada, almirante Guillermo Barrera, y de la Fuerza Aérea, general Jorge Ballesteros.

Con su designación, el almirante Cely será el segundo marino que asume la comandancia general de las Fuerzas Militares en más de dos décadas.

El designado nuevo comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, el almirante Édgar Cely, prometió hoy en Bogotá que concretará el "fin del fin" de los grupos guerrilleros de su país, las FARC y el ELN.

Cely dijo en entrevistas con radios de la capital colombiana que los oficiales que asumirán en breve la jefatura de las instituciones armadas se apoyarán en los éxitos de sus antecesores para alcanzar ese objetivo.

El oficialista Santos sucederá al también disidente liberal Álvaro Uribe, quien el 7 de agosto próximo cerrará su segundo mandato de cuatro años, para el que había sido elegido en mayo de 2006 merced a una enmienda constitucional.

Uribe, con Santos en su segundo Gobierno, implantó una política de "seguridad democrática" contra los grupos armados ilegales y el narcotráfico que permitió, en el caso de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), golpes como la muerte de importantes líderes y el rescate de secuestrados con fines de canje por presos.

"Sin lugar a dudas, todo lo que se ha ganado en seguridad para Colombia, todas estas importantes operaciones y resultados exitosos que han tenido quienes ahora ejercen el mando, serán la base principal (...), donde nos apoyaremos para poder lograr concretar el ´fin del fin´", declaró Cely a Caracol Radio.

La frase "fin del fin" fue acuñada por el actual comandante de las Fuerzas Militares, el general Freddy Padilla de León, para demostrar que los grupos guerrilleros habían entrado en una etapa de derrota final.

Cely, actualmente segundo comandante de la Armada Nacional, dijo que también mantendrá la política de "cero tolerancia" con las violaciones de los derechos humanos.

"Definitivamente, lo más importante para nosotros es el respeto a la dignidad humana y mantendremos la política de cero tolerancia con la violación de los derechos humanos", expresó en declaraciones a La W Radio.

El designado jefe de las Fuerzas Militares observó que, con la importancia que tienen los asuntos humanitarios en la formación castrense, "lo que se esperaría es que nadie fuera a torcer el camino en este sentido".

Cely aludió así a escándalos como el de los llamados "falsos positivos", como se conoce a los casos de asesinatos de civiles que son reportados por militares como rebeldes muertos en supuestos combates para mostrar resultados ante superiores u obtener beneficios, como días de descanso.

Más de 2.000 casos de esta naturaleza son o han sido investigados por las autoridades judiciales, que han vinculado con ellos, como presuntos responsables, a medio millar de militares.

Artículos relacionados

Los presidentes Fernández y Santos abogan por la unidad iberoamericana

El Ejército argentino conmemora sus 200 años de existencia

Uribe y Santos repasan el estado de las relaciones con Venezuela

Chávez dice que la disputa con Colombia forma parte de la "doctrina imperial estadounidense"

Colombia ratifica con pruebas que jefes de FARC y ELN están en Venezuela

El Gobierno colombiano no confía en los anuncios de las FARC para liberar rehenes

Santos traza la estrategia para combatir al narcotráfico y las FARC

La OEA denuncia alianza entre las FARC-EP y ex paramilitares

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
1/1
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

¿Qué opinas?



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de One Magazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.