www.onemagazine.es
Qué pasa si utilizas el sérum de tu mujer
Ampliar

Qué pasa si utilizas el sérum de tu mujer

Hablamos con el director general de Clarins España, Julio Quiroga, para saber si un hombre puede emplear un producto de belleza femenino, cuál utiliza él y también, cuándo debemos comenzar a echarnos cremas o serums.

Eso de que las mujeres son las que ocupan con sus cremas todos huecos del baño está cerca de convertirse en una cosa del pasado. De hecho, según un estudio elaborado por la empresa Kantar en el año 2015, los productos de belleza masculinos han aumentado un 70% en los últimos años y son, precisamente, los españoles, los europeos que más los consumen después de los alemanes.

Y la tendencia parece continuar, si tenemos en cuenta que en 2016, el consumo de perfumes y productos de belleza en España comenzó a crecer, en conjunto, después de continuas bajadas desde 2008, tal y como se recoge de los datos del último informe de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), que muestra un repunte del 3,9% del gasto en cuidado de la piel, tanto masculina como femenina.

Pero, ¿por qué no puedes utilizar tú la crema de tu mujer? Si alguna vez has estado tentado a ponértela para probar -e, incluso, ahorrar espacio en el armario-, aprovechamos la presentación del nuevo double serum de Clarins –a la venta desde 1985 y que va ya por su octava generación- para preguntarle al director general de la marca en España, Julio Quiroga, por qué un hombre debería -o no- utilizar el producto de tratamiento selectivo más utilizado por mujeres en 2017.

Entrevista con Julio Quiroga, director general de Clarins España

¿Debería un hombre probar el serum de mujer?
Yo diría que un hombre tiene que probar nuestro double serum porque es la fórmula mejor y más potente que tenemos. Cuenta con una gran cantidad de ingredientes activos -21, en total, todos ellos naturales- y se mimetiza con la piel, porque algunos de ellos son solubles, con una base lipídica y una base híbrida, que hace que sean de muy fácil absorción. Así, no irrita la piel y puede ir perfectamente bien con la piel del hombre.

Sin embargo, la mayoría de campañas publicitarias las protagonizan mujeres…
Hay productos que tal vez si estén más adaptados a la piel de la mujer que a la del hombre pero, en concreto, este producto, por su propia naturaleza, es más ligero y de absorción mucho más rápido. Esto hace que se adapte particularmente bien a la piel de un hombre y que sea perfecta para él.

¿Tú lo utilizas?
¡Yo lo utilizo! De hecho, aunque llevo toda la vida en cosmética, me ha costado, pero este producto me viene muy bien, porque tengo problemas de piel grasa y, al ser de muy fácil absorción, no produce nada de grasa.

¿Qué diferencia hay entre un serum y una crema?
El serum es una fórmula mucho más concentrada y con más ingredientes activos que una crema, pero son productos complementarios. Nuestra recomendación, y la de cualquier marca, es el uso conjunto. En tu ritual, deberías mezclarlas, aunque hay mucha gente que acaba sustituyendo la crema por el serum.

¿Cómo puedes identificar que necesitas un serum o una crema?
Si lo que quieres es identificar que necesitas un producto por signos de tu piel… es que ya tienes un problema: un grado de deshidratación, hipersensibilidad, poros dilatados, etc. Normalmente, cuando tienes 20 años crees que nunca vas a envejecer, que tu piel es a prueba de bombas y que puedes resistirlo todo, por eso nos cuesta mucho introducir a la gente joven y concienciarla de la importancia de la prevención, porque tu piel va sufriendo. Por eso, incluso antes de notar los efectos, deberíamos aplicar este tipo de productos. Y, después, ¿cómo vas a notar que necesitas echarte una crema? Cuando la piel te tire, te aparezcan pequeñas descamaciones, rojeces, poros más dilatados… En función de tu tipo de piel pueden aparecer diferentes tipos de alerta. Y, luego, claro, las primeras arrugas, las líneas de expresión, etc.

¿A qué edad recomiendas echarte la primera crema o serum?
Yo empezaría con una crema hidratante desde casi la adolescencia. A esa edad hay que hacerlo con precaución y utilizando el producto adecuado, porque la piel, por temas hormonales, tiene cierta propensión a tener un exceso de grasa. Después, hay que ir evolucionando hacia productos más adaptados a la edad de cada uno. La ventaja del serum es que es un producto muy complementario y universal que no ataca directamente problemas específicos, sino que actúa en las cinco funciones vitales de la piel –regeneración, oxigenación, nutrición, hidratación y protección-, así que, si solo vas a utilizar un producto, utiliza este. Si quieres un tratamiento más profundo contra un problema más profundo o llamativo –por ejemplo, ojeras-, combínalo con la crema más adecuada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.