www.onemagazine.es
¿Qué coche se esconde debajo del nuevo Opel Grandland X?

¿Qué coche se esconde debajo del nuevo Opel Grandland X?

Opel es el último fabricante en sumarse a la moda de los todo camino compactos. Lo hace con un modelo que rivaliza directamente con el Nissan Qashqai... y que guarda un importante secreto debajo de su llamativa carrocería.


Hace pocos meses, el grupo PSA anunciaba formalmente la adquisición de la firma Opel... y los resultados de esta operación no se han hecho esperar mucho tiempo. Así, al reciente Crossland X -un todo camino compacto que comparte muchos elementos con el Peugeot 2008- se suma ahora el Grandland X, que es el equivalente alemán al Peugeot 3008. Y falta le hacia a Opel cubrir en su gama uno de los segmentos más exitosos de la última decada, el de los todo camino compactos, y donde la marca no tenía un representante claro -lo más parecido fue el Antara, pero resultaba un modelo menos 'refinado'-.

En cualquier caso, del Grandland X ya conocemos su aspecto definitivo, un precio de partida -desde 25.100 euros en España- y el hecho de que llegará en otoño -aproximadamente un mes después de su presentación oficial, en el Salón de Frankfurt-. Por lo que se refiere a su estética, se trata de un modelo que se asemeja al de los útimos lanzamientos de la marca, de manera que tiene un estilo más moderno y sencillo que, por ejemplo, el del Peugeot 3008 del que deriva. Digamos que tiene la discreción de los Hyundai Tucson, VW Tiguan y Nissan Qashqai, así como sus proporciones, como demuestran sus 4,48 m de largo y la distancia entre ejes de 2,675 m. Como viene siendo habitual en la categoría, la personalización será fundamental; por ejemplo, en el caso del Opel, el cliente podrá elegir un techo en color negro en contraste con el tono que elija para el resto de la carrocería -aunque también se puede optar por un techo panorámico-.

El interior cuenta con cinco buenas plazas, un magnífico puesto de conduccion -dotado de volante multifución y unos magníficos asientos ergonómicos-, al maletero dispone de un volumen que oscila entre los 514 y 1.652 litros. Por diseño, el sapicadero entra dentro de la nueva era de los últimos Opel, con una simplificación de los mandos y botones. Asimismo, este Opel apuesta por ser uno de los modelos mejor preparados de la categoría. De esta forma, podrá contar con Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia, el Aviso al Conductor por Somnolencia, el Asistente Avanzado de Aparcamiento, Cámara de visión 360°, portón trasero de apertura automática, Control de Crucero Adaptativo con función de parada -que mantiene la velocidad y distancia seleccionada en el vehículo precedente y frena o acelera cuando es necesario- o el sistema de iluminación adaptativa (AFL) con tecnología LED, incrementan aún más la seguridad.

A todo lo anterior se suman los últimos dispositivos en materia de conectividad; conocidos como IntelliLink, estos sistemas son compatibles con Android Auto y Apple CarPlay y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que incluye punto de acceso Wi-Fi y nuevos servicios como la reserva de habitaciones de hotel y la búsqueda de aparcamiento. Los smartphones compatibles incluso se pueden cargar de forma inalámbrica mediante la carga inductiva, mientras que en opción está disponible un sistema de sonido premium Denon con ocho altavoces y un subwoofer.

De inicio habrá dos motores que se pueden combinar con una moderna transmisión manual de seis velocidades o automática de seis velocidades optimizada frente a la fricción, y vienen con sistema Start/Stop de serie. En gasolina, el 1.2 turbo de 130 CV anuncia un consumo medio de 5,4 l /100 km. En diesel el protagonismo es para el 1.6 de 120 CV. En todos los casos, la tracción es a las ruedas delanteras y no se prevé que más adelante disponga de variantes de tracción total. Aún así, prevé como opción el sofisticado control de tracción Grip Control, que garantiza que toda la potencia se transfiera con seguridad a la carretera, proporcionando una tracción inmejorable en cualquier superficie y con independencia del clima. El conductor puede elegir entre cinco modos de conducción -asfalto, nieve, barro, arena superficies húmedas-, con lo que el coche varía diversos parámetros como la respuesta del motor, la cantidad de par que se transmite a las ruedas, los cambios de marcha en la variante automática, el tacto de la direción... .

La nueva versión gasolina del Opel Grandland X está disponible a un precio básico de 25.100€ para la versión de gasolina y 26.800€ para la diésel. El recién llegado se une a sus hermanos Opel Crossland X y el superventas Opel Mokka X.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.