www.onemagazine.es
El origen del iPhone comenzó en las malas relaciones entre Steve Jobs y un empleado de Microsoft
Ampliar
(Foto: Matthew Yohe)

El origen del iPhone comenzó en las malas relaciones entre Steve Jobs y un empleado de Microsoft

Este 2017 se celebra el décimo aniversario de la creación de uno de los dispositivos más revolucionaros de toda la historia: el iPhone. En un evento celebrado en el Computer History Museum, Scott Forstall, el co-inventor del iPhone, afirmó que las raíces del smartphone de Apple pudieron tener su origen en un incidente que Steve Jobs tuvo con un empleado de Microsoft. Scott no menciona explícitamente su nombre pero sí nos cuenta su relación con Jobs y el origen de esa mala relación.

Al parecer este personaje era el marido de una amiga de su esposa Laurene Powell Jobs y como solían frecuentar los mismos entornos sociales, coincidían bastante en fiestas y otros eventos. Según Scott, cada vez que Steve Jobs volvía de un encuentro con ese empleado de Microsoft estaba bastante enfadado. Pero el punto de inflexión que hico estallar la relación –Jobs odiaba a ese tipo, según cuenta Scott– fue cuando en uno de sus encuentros durante un fin de semana, este le mencionó que Microsoft había creado un producto que revolucionaría la informática, el Tablet PC.

Microsoft mostró al público su primer prototipo de Tablet PC casi una década antes que el iPad de Apple en el año 2000. Hay que decir en favor de Apple que ellos lo intentaron antes en 1987 con el Apple Newton, pero finalmente acabó en fracaso al igual que ocurría con el proyecto de Microsoft. El Tablet PC no lo fabricó directamente Microsoft. Lenovo y Fujitsu fueron los encargados de fabricarlo y llevaban Windows XP como sistema operativo base. Como hemos comentado antes, tanto Apple como Microsoft fracasaron en sus primeros intentos de fabricar este tipo de dispositivo, pero ambos consiguieron finalmente que sus proyectos tuvieran éxito –Apple con su iPad y Microsoft con la gama Surface–.

Los Tablet PC de Microsoft tenían como interface principal de entrada un periférico que Steve Jobs realmente odiaba, el lápiz o stylus. Cuando Steve Jobs volvió a las oficinas de Apple después de este encuentro con el empleado de Microsoft, se pasó el día hablando mal del proyecto pero sobre todo del lápiz, "¡Hemos nacido con 10 lápices!", solía decir Jobs. Así que se pusieron manos a la obra para crear un tablet que pudiera hacer sombra al Tablet PC de Microsoft pero usando los dedos como interface de interacción del dispositivo.

Apple siguió desarrollando su proyecto de crear un tablet creando diferentes prototipos de pantalla táctil con una tamaño similar al de Microsoft. Pero después de una visita que Steve Jobs y Scott Forstall realizaron a una cafetería, Jobs cambió radicalmente su punto de vista sobre el producto. Cuando entraron en el establecimiento, Jobs se dio cuenta que la gente no parecía disfrutar con la experiencia de usar el dispositivo. Fue entonces cuando pensó que el proyecto de una pantalla táctil aplicada al teléfono podría cambiar esta situación y además tendría más éxito debido al mayor impacto de mercado –todo el mundo comenzaba a tener un móvil–. Las bases del proyecto que contemplaba la fabricación de un tablet cambiaron y empezaron a desarrollar una pantalla táctil que encajara en un teléfono móvil.

Y así fue como nació el proyecto Purple que terminó en el famoso iPhone. Ironías de la vida, Apple finalmente ha terminado desarrollando también un lápiz para sus iPad, el famoso Apple Pencil. Si Steve Jobs levantara la cabeza...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.