www.onemagazine.es
Apple y Amazon compiten por los derechos de James Bond
Ampliar
(Foto: Skyfall)

Apple y Amazon compiten por los derechos de James Bond

El cine es uno de los negocios más rentables del mundo. Como prueba, sólo basta recordar que la taquilla mundial del 2016 superó fácilmente los 32.250 millones de euros. No sorprenda que cada vez sean más los interesados en incorporarse a la industria.

Hace apenas unos años, la industria cinematográfica parecía exclusiva de los grandes estudios. Esta situación cambió radicalmente con el surgimiento del streming, al grado que se piensa que el futuro del cine podría estar en sistemas como Netflix, Amazon o Apple TV.

Pero la evolución continúa. Netflix y Amazon no se conformaron con la retransmisión y eventualmente empezaron a trabajar en sus propios proyectos. Empezaron con series televisivas de altísimo calibre y más recientemente probaron con películas que han tenido una estupenda aceptación entre las audiencias. Por su parte, Apple parecía rezagarse lentamente en la carrera. Al menos hasta ahora.

Apple y Amazon compiten duramente por hacerse con los derechos de distribución de James Bond, una de las franquicias más importantes del mundo y que recientemente terminara su contrato con Sony Pictures. En caso de concretarse, estos acuerdos podrían marcar una auténtica revolución en la distribución cinematográfica mundial.

Al respecto, el analista de IHS Markit, David Hancock, aseguró [vía] que “las películas de Bond funcionan en el cine, pero con la manera en que la gente consume películas y la manera en que el mercado se mueve, hay un gran mérito en que MGM/Eon –dueños de los derechos de la franquicia– busquen ampliar su distribución de un modo diferente. La presencia de Apple y Amazon sugiere que un elemento online o digital es considerado más seriamente de lo que era hace dos, tres o cinco años”.

Según Richard Broughton de Ampere, esto se debe a que “si Amazon o Apple cierran el trato, tal vez no vendan los derechos de televisión, sino que los aprovechen globalmente para ellos mismos”. Es decir, ¡un negocio redondo!

Se estima que los derechos de distribución tienen un costo estimado de 1.700 a 4.200 millones de euros, lo que suena lógico cuando recordamos que Disney pagó 3.300 millones de euros por franquicias como Marvel y Star Wars/Indiana Jones. De cualquier modo, tanto Apple como Amazon han invertido grandes sumas para incursionar en el cine y los derechos de Bond podrían marcar la consolidación definitiva para ambos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.