www.onemagazine.es
El polvo en tu casa puede provocar sobrepeso
Ampliar
(Foto: Pexels - Pixabay)

El polvo en tu casa puede provocar sobrepeso

¿Necesitas una motivación adicional para limpiar tu casa más allá de la higiene? Este nuevo hallazgo sobre la acumulación de polvo seguro te hará limpiar hasta el último rincón de tu hogar.

Recientes investigaciones han concluido que el polvo se ha vuelto un peligro, no sólo por las enfermedades respiratorias o alergias que puede ocasionar, sino porque provoca aumento de peso.

Un estudio publicado en Environmental Science & Technology encontró que el polvo común que se encuentra en las casas contiene una elevada cantidad de EDC o interruptores endocrinos, químicos que interfieren con las hormonas de las personas. La situación se complica porque la utilización de estos químicos suele ser confidencial, según lo confirma la autora senior Heather Stapleton de la Universidad de Duke: “Lo que sabemos es que los muebles, los aislamientos térmicos, los electrónicos y otros componentes de las construcciones contienen este tipo de químicos y son la fuente del polvo”.

En la investigación realizada por Stapleton, Christopher Kassotis y Kate Hoffman, la relación entre el polvo y la grasa acumulada se debía a los contaminantes encontrados en el polvo de las casas, entre los que destacan: ftalatos, parabenos, pesticidas y fenólicos. En donde más se encontraron estas sustancias con efectos más altos de producción de grasa fue en el pesticida piraclostrobina, el retardante de fuego TBPDP, y el comúnmente usado plastificante DBP.

El problema no sólo afecta a los humanos, sino también a los animales que se vieron expuestos desde edades tempranas a polvo con EDC, puesto que desarrollan aumento de peso durante su vida. La investigadora Stapleton también mencionó que las células grases de los fetos cuyas madres estuvieron expuestas al polvo durante el periodo prenatal también se vieron alteradas, por lo que muchos de ellos aumentarán de peso durante la edad adulta. Es por ello que los científicos han empezado a llamarles a estos químicos “obesógenos”.

Por si esto no fuera suficiente, la absorción de estos químicos no está limitada a la respiración, pues también se da por la piel. Aunque deshacerse de los EDC es difícil, nos queda el consuelo de que algunos productos como han reducido considerablemente su uso. Tal es el caso de los retardantes de fuego en los muebles o el triclosan de los jabones anti-bacterianos.

De cualquier modo, los científicos recomiendan una limpieza regular, principalmente con el uso de fregonas húmedas o trapos húmedos, pues los secos incrementan la exposición al polvo por la re suspensión de las partículas en el aire. Asimismo, la investigadora también instó a lavarse continuamente las manos para reducir el contacto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.