www.onemagazine.es

Rusia entregará a Irán misiles crucero anti-buque

Gonzalo Pestaña

El ministro de Defensa de la Federación Rusa acaba de anunaciar que Rusia entregará a Irán un cargamento de misiles crucero anti-buque Yajont.

El ministro de Defensa de la Federación Rusa, Anatoly Serdyukov, acaba de anunaciar que Rusia, en cumplimiento del contrato firmado con Irán en 2007 y que se suspendió temporalmente hasta 2010, entregará a Irán un cargamento de misiles crucero anti-buque Yajont. Este arma toma el nombre del ingeniero naval ruso Yajov Savchenko, que diseño la tobera de propulsión de la versión naval del, en principio cohete y luego misil intercontinental, Ghom. Se trata de un misil supersónico anti-buque desarrollado por la empresa Mashinostroyenniya que, en su versión P-800 Zubr de 2001, fue lanzado con éxito, desde todo tipo de plataformas (terrestre, marina, aérea y también desde submarinos). En la OTAN se lo conoce como el SS-N-26 y sirve como prototipo básico para el desarrollo del misil supersónico que construyen entre India y Rusia denominado P-J-BhhMos. Moscú también estaba interesado en vender a Siria la versión aérea del misil P-800, pero Damasco no cuenta con aviones de combate capaces de lanzar este misil, ni mucho menos de ser capaz de alcanzar objetivos más allá del horizonte.

Esta noticia llega justo en el momento en que la agencia oficial de noticias iraní IRNA publica la foto del buque de guerra iraní Alvand amarado a un muelle del puerto sirio de Latakia. Esta nave y el Jara son los dos barcos que recientemente cruzaron el Canal de Suez, algo que no ocurría desde 1979, para participar en unas maniobras con las Fuerzas Armadas sirias, y que fueron calificadas por Israel como provocación e irritaron sobremanera EEUU. Hay que recordar que la batalla naval de Latakia, en 1973, marcó un hito en la historia naval, pues fue el escenario del primer combate naval entre barcos de guerra dotados con misiles anti-buque. En este enfrentamiento, Israel destruyó los barcos de guerra sirios, sin sufrir ni una sola baja, mediante el empleo de contramedidas electrónicas.

Hasta la fecha no se tiene confirmación de que Rusia haya entregado algún misil Yajont a Siria. No obstante, Israel, que técnicamente aún está en guerra con Damasco, teme que se estrechen los lazos entre la República Islámica y el régimen sirio y advierte de que el cargamento de misiles podría ir dirigido a abastecer a los militantes de Hizbulá en Líbano. El contrato, por el que Siria recibiría 72 misiles crucero Yajont, alcanzaría los 300 millones de dólares.

La marina de guerra israelí está en estado de alerta para poder efectuar “una respuesta inmediata” a “cualquier tipo de provocación”. Irán, aprovechando las revueltas árabes, pretende aumentar su influencia en el Mediterráneo, con el objetivo, a largo plazo, de controlar un día la mayor parte de las exportaciones mundiales de petróleo. La realidad es que la presencia de los dos barcos de guerra iraníes en aguas mediterráneas no altera el equilibrio de fuerzas, ni frente a los israelíes ni mucho menos frente a la VI Flota de EEUU que regularmente patrulla esas aguas.

Carrera de armamentos en Oriente Medio

Las declaraciones del ministro de Defensa ruso vienen a confirmar que Rusia pretende seguir con la línea abierta de suministro de armas a los países de Oriente Medio, pese a las revueltas en la región. La caída de los regímenes tunecino y egipcio supondrá para Rusia una pérdida en la venta de armas de unos 10.000 millones de dólares. Fuentes oficiales rusas han desmentido que se vayan a entregar a Siria aviones de combate MiG-31 de última generación, aunque las mismas fuentes han confirmado la entrega de aviones de combate MiG-29, además de misiles antiaéreos de corto alcance y vehículos blindados, con lo que Rusia cumple así con la mayoría de los contratos ya firmados.

Estas ventas de armamento no sólo han contribuido a aumentar la tensión en la región, sino que, además, han levantado la sospecha de que Moscú podría estar ayudando a Damasco en sus programas de armas nucleares. Rusia ocupa el segundo lugar en la lista de países vendedores de armas en el mundo, solo superada por EE UU. El Ministerio de Defensa ruso dedicará 650.000 millones de dólares para modernizar su armamento. En esta partida se incluye la construcción de ocho nuevos submarinos nucleares y cientos de aviones de combate. Los nuevos submarinos nucleares, que se destinarán a la Flota del Pacífico, irán dotados de los modernos misiles Bulava de largo alcance.

En la Feria Internacional de Defensa, que tuvo lugar este febrero en Abu-Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, participaron más de mil empresas de 49 países. El gigantesco consorcio de defensa ruso Rosoboronex firmó contratos de ventas de armas por valor de más 12.000 millones de dólares, que conllevan la entrega de tecnología más avanzada y cuyos clientes son los países del Golfo Pérsico. Entre el material más vendido, los carros de combate T-90 C, cañones autopropulsados Grad, y sistemas de Artillería Vena, aunque más del 40% de las ventas pertenecen al sector aéreo, porcentaje que queda ampliamente superado, si se consideran las ventas de sistemas antiaéreos, sobre todo los sistemas S-300 y S-400. Pese a todas estas cifras, China continúa siendo el primer cliente del armamento ruso.

Otros artículos del autor

Los levantamientos populares en el Norte de África y Oriente Medio

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.