www.onemagazine.es

Avances en el desarrollo de UAVs en Boeing y Northrop Grumman

Boeing avanza en su Hummingbird y Northrop en el Fire Scout

El Cuerpo de Marines quiere poner en servicio un UAV de ala rotatoria para realizar suministros por el aire, en lugar del transporte terrestre que más vulnerable a las emboscadas y ataque con explosivos improvisados (IED), en el marco del programa Immediate Cargo Unmanned Aerial System (UAS).

Boeing presenta a un concurso de los Marines el UAV de ala rotatoria Hummingbird A160T

UAV Hummingbird A160T

El Cuerpo de Marines quiere poner en servicio un UAV de ala rotatoria para realizar suministros por el aire, en lugar del transporte terrestre que más vulnerable a las emboscadas y ataque con explosivos improvisados (IED), en el marco del programa Immediate Cargo Unmanned Aerial System (UAS). Por esta razón, Boeing presentará su UAV Hummingbird A160T a la fase de demostración del programa.

El Hummingbird se diseñó para que pudiera transportar una carga importante operando a gran altura, lo que Boeing pretende demostrar transportando 114 kg diarios de una base a otra al día en menos de seis horas, durante tres días consecutivos. Se espera que el contrato para la demostración se adjudique en julio.

El A160T tiene una tecnología de velocidad del rotor que mejora la eficacia del helicóptero ajustando la velocidad de rotación a diferentes alturas, peso bruto y velocidad de crucero. El UAV mide 10,7 m de longitud y 11 m de diámetro de rotor, puede permanecer estacionario a 20.000 pies y su velocidad de crucero es de más de 140 n. En 2008, batió un record mundial de aeronaves de su clase de permanencia en el aire al volar 18,7 horas sin repostar.

 Con el H-6U Little Bird, Boeing tiene ya dos UAVs de ala rotatoria en desarrollo, que han sido diseñados para cumplir la misma misión, el reabastecimiento vertical, pero por política comercial ha elegido enviar a concurso el A160T.

 

El UAV MQ-8B Fire Scout próximo a su evaluación operativa

UAV MQ-8B Fire Scout

El UAV de despegue y aterrizaje vertical, desarrollado por Northrop Grumman, MQ-8B Fire Scout, ha terminado la última tanda de operaciones en vuelo totalmente autónomas a bordo del buque USS McInerney (FFG-8), lo que da paso a su Evaluación Operativa, prevista para finales de este verano.

Las últimas pruebas de vuelo tuvieron lugar en las costas de Mayport durante los día 4 a 8 de mayo. En todos los vuelos en el USS McInerney se empleó el UAV Common Auto Recovery System (UCARS)para conocer los datos de posición del vehículo durante los aterrizajes a bordo.

Durante los cinco días que duraron las pruebas se realizaron 19 horas y 12 minutos de vuelo 12 salidas, que incluyeron 54 aterrizajes, empleándose en 37 de ello la cuadrícula estándar OTAN (NATO standard grid).

Las operaciones se hicieron a hasta 14 n de velocidad del buque, con inclinaciones de hasta 5º y vientos superiores a 25 n. Todas las operaciones se realizaron satisfactoriamente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.