www.onemagazine.es

El uniforme pixelado de las Fuerzas Armadas Españolas

Francisco José Cesteros

La investigación acerca del uso de patrones miméticos pixelados frente a patrones convencionales, no es nueva. En la década de los 70, el teniente coronel Timothy R. O´Neill, de la academia militar de West Point, describió por primera vez el efecto psicológico de los píxeles como medio de ocultación.

Las Fuerzas Armadas españolas no dejan de estar a la vanguardia de la investigación y desarrollo en nuevos materiales y en el uso de los mismos para la uniformidad de los combatientes.

Fruto de los estudios, análisis y pruebas realizadas, se ha diseñado la uniformidad pixelada que está formando actualmente parte del equipo del soldado español en Zona de Operaciones y del que progresivamente dispondrá el resto del personal de los ejércitos y la armada..

El principio básico del mimetismo consiste en disimular las líneas del cuerpo "rompiendo" la forma del mismo. Se consigue mediante manchas y formas específicas coloreadas con tonos habituales del medio ambiente. Con ello se consigue el efecto “engaño” del ojo. En definitiva, el principio de los diagramas miméticos es mezclar la propia forma con la del entorno.

Fotografía tomada a 50 metros del conjunto de
uniformes pixelados presentados a concurso.
(Entorno urbano) / ITM

Este es el concepto general en el que se ha venido trabajando hasta ahora y en el que el paso de los años se ha ido dejando ver en tanto en cuanto los combates actuales no tienen las mismas condiciones, los mismos entornos ni requieren del soldado las mismas características ni condiciones de combate. Hemos pasado de combatir en entornos vegetales y montañosos a combatir en entornos urbanos y áridos, de llevar poco material a llevar una gran cantidad de material muy pesado a la espalda y de tener un uniforme que rara vez cumplía con la comodidad y abrigo requerido a un uniforme más ligero, más cómodo y que a la vez permite el abrigo o transpiración necesaria para el organismo.

El “mecanismo” del pixelado camina un paso por delante, y el efecto conseguido es la “confusión” en la parte del cerebro que procesa las señales que viajan desde la retina. El pixelado confunde la interpretación de la corteza cerebral, haciendo predominar el color dominante del entorno de quien vista el uniforme pixelado. Por ejemplo, en ambiente desértico, la corteza resaltará los tonos "arena" del conjunto de colores del pixelado sobre el resto de colores, reduciendo la visibilidad. En este caso, el "pixelado" provoca una confusión a nivel ojo/cerebro.

El pixelado contribuye a "mezclar" y hacer más borrosas las líneas que diferencian los distintos colores del diagrama mimético elegido. El cerebro percibe el patrón digital como parte del “ruido” del fondo, con lo que se tiende a incrementar la ocultación.

El tamaño de los píxeles tiene gran importancia, y es función de la distancia típica de observación, los colores de los mismos pixeles y de los ángulos de observación, de modo que el camuflaje convencional es sólo un caso particular de uniforme “pixelado” con tamaño de pixel próximo a 0.

La eficacia de esta nueva clase de uniformes ha sido comprobada en numerosos ensayos. Los resultados obtenidos estiman que el efecto de los píxeles sobre el cerebro ofrece un 50% más de probabilidades de no ser detectado que un camuflaje convencional.

En la actualidad, los nuevos desarrollos en ocultación, tienden a crear patrones miméticos y pixelados para uso en condiciones de bajas luminancias. De este modo un traje o vehículo puede contener dos patrones distintos, uno para el visible y otro para el IR simultáneamente.

En el Instituto Tecnológico La Marañosa (ITM) se han realizado las pruebas de ocultación de un conjunto de uniformes pixelados, que han dado como resultado la elección del uniforme conjunto con patrón pixelado de las Fuerzas Armadas, en sus variantes árido y boscoso.

La prueba más típica ha consistido en tomar un grupo de población con un cierto abanico de agudeza visual, y mostrarle fotografías a una serie de distancias comprendidas entre 500 m y 50 m, de cada uno de los patrones a evaluar en horas de luz y entornos distintos. Anotando las distancias en las que los observadores comienzan a localizar los objetivos se obtiene un resultado empírico de la efectividad de la ocultación.

Un método cuantitativo para la obtención de una medida de la ocultación es el empleado mediante la utilización de cámaras IR. Con una aplicación informática se comparan los tonos de los píxeles medidos sobre el uniforme con los tonos del entorno próximo.

El resultado de estos estudios, tanto a nivel de material textil como de diseño del uniforme y del análisis del pixelado mimético, ha dado como resultado el nuevo uniforme, presencialmente expuesto en el PCAMI (Parque y Centro de Abastecimiento de Material de Intendencia).

Conclusiones:

Resulta resaltable que, pese a la situación económica, se siga invirtiendo en el cuidado y mejora del equipo de combate, cuidando las condiciones en las que el soldado español se enfrenta a su misión y tratando de irle proporcionando, bajo el paraguas de la seguridad, la comodidad y la protección, las mejoras tecnológicas que van estando al alcance de las inversiones.

Es, a través del ITM, como se están abordando nuevas investigaciones y desarrollos. La empresa española está invirtiendo tiempo, esfuerzo y conocimiento en la mejora del equipo del combatiente y es la capacitación técnica del personal del ITM la que al final permite que los proyectos de investigación lleguen a resultados tan interesantes y prácticos en la defensa como el resultado del nuevo uniforme pixelado del Ejército español que hemos ido presentando y describiendo en estas líneas.

El nuevo uniforme pixelado ha sido capaz de ver la luz, pronto podremos apreciar la utilidad y adelanto del mismo en la comodidad del soldado.

Rompe con la estética tradicional del soldado español y le sitúa en un nivel tan avanzado como el de los ejércitos más modernos, a la vez que le permite su mejor integración en unidades multinacionales y hace que el soldado español se sienta en igualdad de condiciones frente a las nuevas tendencias y retos que plantean los equipamientos de las fuerzas armadas de los grandes países de nuestro entorno estratégico.

* Fotografía de portada: Los uniformes pixelados se probaron en distintas fases del día. (Atardecer) / ITM

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.