cabecera

    24 de abril de 2014
1/1

El laboratorio móvil Curiosity a punto de llegar a Marte

Última actualización 03/09/2012@00:00:00 GMT+1
El próximo 6 de agosto llegará a Marte el último rover de la NASA, que lleva el nombre de Curiosity.

El próximo 6 de agosto llegará a Marte el último rover de la NASA, que lleva el nombre de Curiosity.

Este nuevo robot de la NASA para la exploración de Marte fue lanzado desde Cabo Cañaveral, Florida, el 25 de noviembre de 2011 y tras ocho meses y 12 días está a punto de llegar a su destino.

El nombre de la misión es Mars Science Laboratory (MSL) y su objetivo principal es evaluar si Marte alguna vez fue, o es todavía hoy, un medio ambiente capaz de soportar vida microbiana, es decir, determinar la habitabilidad del planeta. Las particularidades de Marte y de la misión MSL hacen que los sistemas espaciales a bordo del rover tengan unos requisitos fuera de lo habitual. Por ejemplo, algunas unidades estarán expuestas a unas temperaturas de operación entre -130º C y +50º C. Factores externos como el polvo y el viento hacen incluso necesario diseñar protecciones específicas para algunos sensores expuestos.

A bordo del Curiosity se han integrado dos sistemas clave para la misión, desarrollados y construidos por Astrium en España, dentro de los acuerdos bilaterales de colaboración entre la NASA, el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aerospacial), la antena de alta ganancia y la estación meteorológica REMS (Rover Environmental Monitoring Station).

Antena de alta ganancia

El sistema de antena de alta ganancia puede concentrar de la energía en una sola dirección y se encargará de que Curiosity se comunique directamente con Tierra a través de sus enlaces en banda X con la red de espacio profundo compuesta de tres antenas gigantes de 70 metros dispuestas estratégicamente en el planeta (Pasadena, Canberra y Madrid) para que por lo menos siempre haya una en la línea de vista de la transmisiones.

Las comunicaciones en banda X utilizan un amplificador de potencia de 15 vatios alimentado por el transpondedor de espacio profundo del rover. España, a través de EADS CASA Espacio, filial de Astrium, ha suministrado la antena de alta ganancia, de forma hexagonal de unos 30 centímetros de diámetro, montada en la plataforma superior del rover. Con esta antena, se pueden transmitir, a 800 bits/segundo o más rápido, los datos de los diferentes instrumentos e información sobre el propio estado del rover y recibir las instrucciones para llevar a cabo su misión sin necesidad de enlaces intermedios orbitadores.

Esta antena se basa en la tecnología de radiadores impresos desarrollada por la empresa, tiene capacidad de transmisión y recepción, y ha demostrado sus altas prestaciones en misiones de observación como Envisat, de telecomunicaciones como Galileo y Spainsat y científicas como Rosetta. Además tiene la capacidad de apuntamiento automático gracias al mecanismo especial suministrado por la empresa Sener, que permite el apuntamiento de la antena sin tener que orientar el rover entero. Esta antena será utilizada para enviar órdenes al rover todas las mañanas. Así mismo, podrá utilizarse para devolver información a Tierra a un bajo nivel de transmisión de datos debido a la limitada potencia del rover, el tamaño de la antena y la gran distancia que les separa.

Otra posibilidad de comunicarse que tiene Curiosity es a través de sus enlaces UHF comunicando con los satélites que orbitan Marte, que a pesar de ser ventanas de unos 10 minutos, su proximidad permite la transmisión más rápida de datos que el contacto directo, que se utilizará principalmente para enviar los datos recogidos por el rover. Estos orbitadores con sus transmisores de mayor potencia y antenas de mayor tamaño retransmitirán esta información a la red de espacio profundo en Tierra. Uno de estos satélites podría ser el Mars Express de la Agencia Espacial Europea que también cuenta con una antena dicroica de CASA Espacio.

Montaje de la estación REMS

Por otro lado, en el centro de Astrium Tres Cantos se construyó la estación meteorológica REMS que proporcionará informes diarios sobre las condiciones atmosféricas en la región donde se encuentre el vehículo. La estación esta equipada con múltiples sensores para medir parámetros como la presión atmosférica, humedad relativa del aire, radiación ultravioleta del sol, velocidad y dirección del viento (incluyendo movimientos verticales) y temperatura del aire y del suelo. Con ello se pretende realizar una caracterización del clima que, con el estudio de la geología de Marte, permitirán sentar las bases para posibles misiones futuras de exploración humana. El desarrollo de la estación meteorológica ha sido dirigido el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

Estos dos sistemas desarrollados por empresas españolas son una muestra del conjunto de sistemas que las empresas aeroespaciales españolas pueden desarrollar y que están mostrando sus capacidades al participar en todos los programas espaciales europeos importantes. Y Marte es el objetivo de los ambiciosos planes de diversas agencias espaciales en los que, como en este caso, nuestras industrias aeroespaciales podrán y deberán participar.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
1/1
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

¿Qué opinas?



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de One Magazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.