www.onemagazine.es
Oshkosh Defense L-ATV: ¿es éste el sucesor del Humvee?

Oshkosh Defense L-ATV: ¿es éste el sucesor del Humvee?

Representa a la perfección lo que debe ser un vehículo táctico ligero, ofrece protección, mucha capacidad de carga y está listo para acceder a casi cualquier sitio. Se llama L-ATV (Light Combat Tactical All-Terrain Vehicle) y va a ser e vehículo que reemplace progresivamente a los veteranos Humvee.
El sucesor del mítico Humvee utilizado por el ejército de Estados Unidos –y el de otros muchos países… aunque en España contamos con el Uro Vamtac, fabricado por Urovesa- ya ha sido elegido: lo fabricará la empresa Oshkosh Defense, tras haberse impuesto a las otras dos marcas que presentaron su proyecto: AM General y Lockheed Martin. Esta firma cuenta con nada menos que 97 años en la elaboración de vehículos y lleva cerca de 10 años dando forma a este nuevo L-ATV.

Al parecer, el ejército estadounidense habría firmado un contrato por valor de 6.750 millones de euros por un programa que se extenderá de aquí al año 2040 y por el cual se fabricarán nada menos que 17.000 unidades, siendo entregadas las primeras en 2018, según informa usni.org



Su estética recuerda a la de su compatriota... aunque el Oshkosh resulta mucho más 'bruto'; disponible en variantes de dos o cuatro puertas, ha sido diseñado para poder acoger todo tipo de accesorios, armamento y kits de carrocería, según el trabajo que deba desempeñar. Asimismo, dispone de un poderoso blindaje… que es una de las razones por las cuales el peso final puede alcanzar las 6,4 toneladas quedando por debajo del peso máximo que pueden transportar los helicópteros CH-53K y CH-47F-.

Capaz de desenvolverse en cualquier terreno, la marca asegura que es un vehículo confortable tanto en carretera como en campo, algo que puede parecer secundario pero que garantiza que la tripulación que viaja a bordo vaya menos estresada, aparte de conseguir que todos los componentes del vehículo ‘sufran’ menos. Lo consigue mediante el empleo de una avanzada suspensión neumática conocida como TAK-4i, capaz también de proporcionar una excelente manejabilidad, con unos recorridos de suspensión de 508 mm.



Disponible con un poderoso motor diésel Duramax, desarrollado por General Motors, de nada menos que ocho cilindros y 6.6 litros de cubicaje cuya potencia se estima que puede superar los 300 CV al tranquilo régimen de 3.000 rpm -algo que debe garantizar sus longevidad y fiabilidad-. Con todo, y según aseguran, el compartimento mecánico está preparado para acoger diversos tipos de motores para las nuevas necesidades que tengan las futuras misiones. En cualquier caso, el JLTV es capaz de alcanzar los 110 km/h y registra un razonable consumo medio que ronda los 16 litros, consiguiendo una elevada autonomía final de unos 500 km.

En opción se habla del dispositivo híbrido diesel-eléctrico conocido como ProPulse, que incluye un generador capaz de proporcionar hasta 70 kW de fuerza, y que se puede utilizar para alimentar todo tipo de dispositivos externos -por ejemplo, para que funcione todo un hospital de campaña-... o para ayudar al propulsor principal y conseguir reducciones del consumo de hasta un 35%.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.