www.onemagazine.es
Por qué tu próximo coche será conectado y cómo puedes saber qué realmente lo es
Ampliar

Por qué tu próximo coche será conectado y cómo puedes saber qué realmente lo es

Tesla acaba de presentar su modelo Tesla 3, el coche más barato, conectado y semi autonómo del mundo -se venderá desde 34.000 euros en EE.UU-. La pregunta es, en un coche que funciona como un ordenador, ¿cómo se garantiza su ciberseguridad? ¿qué sistemas tiene un coche conectado y autómo para ser denominado, de verdad, como tal? Las marcas trabajan a contrareloj por ofrecerlo...

Tesla acaba de presentar su nuevo modelo Tesla 3, el coche conectado -y bastante autónomo más barato del mercado-. Aunque su precio en EE.UU. en su versión básica son 35 dólares, lo cierto es que tienes que añadirle 8.000 dólares para más tener un coche bastante autónomo: conduce sólo en atascos y grandes concentraciones. Eso sí, siempre exigiendo que el conductor tenga las manos en el volante. “La carrera para construir el coche totalmente conectado, y en última instancia el vehículo completamente autónomo , ya está en marcha. ¿Quién va a cruzar la línea de meta con éxito, y donde exactamente la línea de meta es, aún está por verse”, así comienza uno de los informes de referencia sobre el coche conectado elaborado en 2016 por expertos de la consultora PWC.

En 2020 habrá en el mundo cerca de 250 millones de coches conectados, según la consultora Gartner, que generarán un mercado de más de 150.000 millones dólares. "Los vehículos han sido siempre una extensión de nosotros y forman parte de nuestro estilo de vida y del día a día. Ahora, gracias a la tecnología y a Internet, el coche ya es capaz de interactuar con nosotros y con otras partes de nuestra vida como es el hogar inteligente”, explica uno de los expertos de la Oficina de Tecnología de BMW, Anne Metzler. Su marca, entre otras, ya alerta al conductor de si, por ejemplo, en su casa se acaba de producir una fuga de agua o gas o le permite activar el horno para que al llegar a casa la comida esté hecha, entre otras muchas funciones. Se trata de una de las primeras aplicaciones del coche conectado ya que, según un informe de la consultora PWC, la conectividad de los coches a va a ser la mayor diferencia entre muchos modelos en la próxima década. Así podrás comprar comprar tu coche con unos servicios básicos y, en función de lo que necesites y lo que quieras/puedas pagar, dispondrás de más ‘paquetes’ de opciones. En definitiva un coche a la carta. Curiosamente, estos paquetes tecnológicos en los modelos conectadores representan actualmente cerca de 4.000 euros aunque, según PWC, este coste crecerá hasta los casi 7.500 en 2022.

Por eso se trata de una de las grandes prioridades de las marcas de coches. Sirva como ejemplo que en 2016 GM ya cuenta en su plantilla con más de 8.000 desarrolladores de software para sus modelos –de Opel, Chevrolet, Pontiac, Cadilla, etc- y Bosch estudia contratar hasta 14.000 ingenieros de software para desarrollar funciones de coche conectado dentro de su división del Internet de las Cosas –IoT-.

El problema es que, de momento, PWC destaca en su informe que “incluso los coches más inteligentes son bastante tonto, al menos cuando se trata de reconocer las diferencias entre las personas”. El reto del coche conectado del futuro cercano es que reconozca a su usuario e interactúe con él según sus necesidades y gustos.

Comodidad…. ¿y seguridad?

“La conexión de los coches a Internet abre muchísimas posibilidades increíbles que nos harán más fácil la vida… pero también supone nuevas amenazas que, hasta ahora, sólo existían en ordenadores y teléfonos móviles”, explican desde la compañía de ciberseguridad S2 Grupo. “Hasta ahora, los dispositivos electrónicos han padecido, entre otros, la posibilidad de ser secuestrados. Esto es que un software malicioso –el llamado ransomware- encripte todos sus datos pidiendo un rescate por recuperarlos”, explica el analista de Kasperky Lab Iberia, Vicente Díaz. “La pregunta es: en un coche conectado, ¿también podría ocurrir esto? A nadie le gustaría que un virus informático le inutilizara el coche. Es una situación que puede ocurrir aunque afortunadamente marcas de coches y empresas de tecnología y ciberseguridad están trabajando mucho para evitarlo”, añade.

Lo que está claro es que la principal amenaza, de momento, es que un vehículo conectado sufra un ciberataque contra su “mecánica, control y calibración de los motores interfiriendo sistemas como los frenos, el motor, las luces y poniendo en jaque la seguridad de sus ocupantes y del resto de coches que circulen por la calzada”, destaca en un informe sobre coche conectado S2 Grupo. Desgraciadamante, “los ciberataques son ya una realidad en el mundo de la automoción”, destaca uno de los expertos de la compañía, Servilio Alonso responsable del estudio. ”En un futuro próximo las aseguradoras tendrán que incluir entre sus cobertura, además de la cobertura de rotura de lunas o robo los daños causados por ciberdelincuentes”.

Actualmente las marcas de coches disponen en sus centros de investigación de amplios equipos centrados en conseguir que el coche conectado sea también ciberseguro. Para ello, colaboran con algunas de las marcas más conocidas del mundo como Intel, Microsoft, Symantec, Kaspersky y Nvidia, entre otras muchas. “Para los ingenieros que trabajan en el diseño de este tipo de máquinas (aviones y automóviles) la seguridad tradicionalmente se ha centrado cuestiones como la fiabilidad y la seguridad de las personas que viajan en las mismas, estos es, en que funcionen los motores de los aviones, que no haya derivaciones de corriente que puedan dar un calambrazo a los pasajeros, sistemas de seguridad pasiva como los AirBags, ABS etc., es decir SAFETY o capacidad de resistir a un ACCIDENTE. Este tipo de problemas, siendo muy importantes, tienen poco que ver con los problemas que estamos acostumbrados a enfrentarnos en seguridad de la información (SECURITY), relacionados con ATAQUES contra la confidencialidad, la integridad y disponibilidad de la misma, que se suelen reflejar en aspectos como que no se pueda espiar, modificar o suplantar a las comunicaciones con otros equipos informáticos, utilizar usuarios no privilegiados para ejecutar los programas, que el código que se ejecute este programado por la casa de automóviles y no por cualquiera, conseguir una mínima superficie de exposición, etc”, explica uno de los grandes expertos en ciberseguridad de Telefónica, Pablo Sanemeterio.

“Siempre que oigo que la seguridad es cara pienso en dos cosas. Lo primero es que no lo son, si se tiene en cuenta la seguridad desde el primer minuto del diseño de un producto o servicio y se integran las pruebas de seguridad junto con las pruebas funcionales del producto o servicio antes de salir al mercado. Lo segundo que pienso es en la cantidad de esfuerzos y recursos que se pone para mimar la imagen de las marcas y las empresas y el tremendo impacto que tienen las noticias de fallos de seguridad sobre las mismas y los recursos que serán necesarios para superarlos. Charlie Miller y Chris Valasek invirtieron, además de la compra del coche, tres meses y medio de trabajo mucho del cual estaba centrado en hacer ingeniería inversa del coche y sus sistemas. Trabajo que no es necesario si estas dentro del proyecto y se tiene acceso a la documentación del mismo”.

¿Qué sistemas hacen que un coche sea conectado?

Según explica el socio responsable automoción PWC,Manuel Díaz, "Las marcas de coches trabajan con las tecnologías para compartir conocimientos y productos. Un ejemplo, de ello es la compra del servicio de mapas de Nokia –conocido como Here- por parte de Daimler, Audi y BMW para evitar que fuera adquirido por Google ó Apple para sus sistemas de coche conectado. No es el único caso, desde finales de 2016 existe una asociación mundial, la llamada 5GAA, de la que forman Audi, BMW y Daimler, entre otros fabricantes de coches y también Ericsson, Huawei, Intel, Nokia y Qualcomm. ¿Su reto? Conseguir desarrollar comunicaciones seguras para el coche conectado –que lo estará con otros vehículos, con el conductor y, también, interrelacionando sistemas del propio coche para que éste pueda tomar decisiones que faciliten la conducción a su ocupante-".

¿Cuáles son los elementos y las tecnologías que hacen posible que los coches sean más inteligentes o estén más conectados?

1.-Sistemas de ayuda a la conducción: ADAS (Advanced Driver Assistance Services)

"Esta tecnología está avanzando muy rápido. De ser un sistema centrado en la seguridad y la comodidad del conductor ha pasado a tener inteligencia tomando decisiones por él. A ello están ayudando muchas marcas como Nvidia, uno de los primeros fabricantes de microchips del mundo, que comenzó en el mundo de los videojuegos. Sin embargo, desde hace más de una década también desarrolla chips para coches –como el Tegra X1- que permite analizar rápido imágenes de cámaras, radares y lásers que puedan ofrecer información al coche o al conductor para tomar decisiones rápido en caso de emergencia.

Continental, conocida por sus neumáticos pero con uno de los centros de innovación en todo tipo de tecnologías más importante del mundo adquirió en 2016 la compañía Flash Lidar especializada en medir distancias entre coches y otros objetos de la carretera a través de láser. Otras como General Motors han comprado el año pasado start ups como Cruise Automotion, especializada en desarrollar coches autónomos", destaca Díaz.

2.-Sistemas de información y entretenimiento -Infotainment-

"Compañías como Apple, Google –propietario del sistema Android- o Baidú han desarrollado en los últimos años sistemas multimedia para el coche que se integren con otros elementos del vehículo –por ejemplo, a través de los que se pueda detectar que hay una avería-. Los más conocidos con el Apple Car Play o Android Auto que integran muchas marcas de coches como Aud,VW y Ford. ¿Su gran reto? Que los sistemas en el coche sean compatibles e interactúen con el móvil y las aplicaciones que lleve el conductor".

3.-Sistemas de comunicación hombre-máquina -HMI -Human Machine Interfaces-

"Bajo estas siglas está el gran avance tecnológico que hará, de verdad, un coche conectado: su inteligencia. Los sistemas HMI permitirá interactuar a los pasajeros y el conductor con el vehículo gracias a tecnologías como el reconocimiento de voz y la inteligencia artificial. Las principales marcas de componentes para el automóvil –los llamados fabricantes de equipos originales convencionales (OEMs)- como Continental o Visteon, ya consideran este campo como su gran objetivo para ser una referencia. Entre otras, será muy importante la tecnología de empresas como Nuance –una de las referencias en control por voz-, Inmersion –para servicios táctiles-, o MyScript –capaz de reconocer la escritura manual de cualquier persona-. Curiosamente, otras como Google o Apple, de momento, no están apostando fuerte por este campo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.