www.onemagazine.es
¡Ojo!, no todo lo que se dice sobre ‘Hacking Team’ es de fiar

¡Ojo!, no todo lo que se dice sobre ‘Hacking Team’ es de fiar

La empresa ‘Hacking Team’ es lo más parecido a un ‘cazador cazado’ en el mundo de la ciberdefensa. En julio, un grupo de ‘black hackers’ accedió a 400 GB de datos de esta firma dedicada a ofrecer sus servicios a gobiernos y agencias de inteligencia. ¿Es seguro que los correos electrónicos publicados en la filtración y atribuidos al CNI, sean realmente de nuestros servicios de inteligencia?

Posteriormente, los datos en cuestión fueron ofrecidos a los internautas en un archivo ‘.torrent’ que cualquiera se podía descargar. Así fue como la opinión pública conoció la existencia de algunos de los productos que comercializaba ‘Hacking Team’, entre los que llama particularmente la atención el software malicioso Galileo RCS. La entidad que disponga de él tendría capacidad para infectar dispositivos usando virus troyanos. Según explica el experto en informática Alejandro Suárez en su libro ‘El Quinto Elemento’, gracias al programa Galileo RCS es posible acceder a un ordenador, registrar toda su actividad –desde las conversaciones mantenidas por Skype hasta las pulsaciones con el ratón- e incluso controlarlo a distancia, introduciendo archivos y eliminando otros.

El ciberataque sufrido por Hacking Team permitió revelar, a través del portal WikiLeaks, unos presuntos correos intercambiados entre responsables de la compañía y del Centro Nacional de Inteligencia –CNI- español. Supuestamente, estos documentos apuntarían a que el CNI utilizó el software Galileo RCS para llevar a cabo labores de espionaje. El pasado lunes, el diario ‘El Mundo’ publicada un artículo que hacía hincapié en la aparición de estos correos.

Onemagazine.es ha consultado a un portavoz oficial del CNI acerca de las relaciones de esta institución con Hacking Team, recibiendo una serie de aclaraciones al respecto. En primer lugar, la autenticidad de los correos electrónicos filtrados está por demostrar: “no sabemos si han sido alterados”, recuerdan. “Si lo hemos usado [el software Galileo RCS], habrá sido de acuerdo con la ley”, señalan. Para las operaciones más delicadas, “el centro está obligado a solicitar la autorización de un magistrado del Tribunal Supremo”.

Por otra parte, desde el CNI recuerdan que su función consiste en proporcionar información al Gobierno de cara a la toma de decisiones, pero nada de lo que obtienen es utilizado en los tribunales como elemento probatorio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.