www.onemagazine.es
De qué seis maneras te puede salvar la vida este coche

De qué seis maneras te puede salvar la vida este coche

No hay ninguna duda en que la práctica totalidad de los accidentes de tráfico tienen como principal responsable… al conductor. Por eso, cualquier dispositivo que nos ayude a cometer menos errores humanos al volante debería ser considerado para incluirlo en nuestro futuro coche. Un buen ejemplo es el que nos propone SsangYong, que te puede salvar la vida –o de una buena multa- de seis maneras distintas.


Se llama SASS, siglas de Seguridad Activa de SsangYong, y es la tecnología con la que esta firma coreana quiere ponerse a la cabeza entre los fabricantes generalistas que ofrecen todo camino y monovolúmenes. Disponible desde ya mismo en los modelos Tívoli y XLV con acabado Limited, supone un incremento de precio mínimo en el coste final del vehículo -50 euros- y engloba numerosas funcionalidades. El secreto de este nuevo sistema radica en una avanzada cámara frontal que va emplazada tras el retrovisor interior; actúa sobre el motor, la dirección o sistemas electrónicos como el ABS y el ESP, dispone de 52º de visión horizontal y 38º de visión vertical, apenas pesa 130 kg de peso.

Para comprobar su eficacia y la seguridad que aporta hemos realizado un trayecto desde Segovia a Madrid –aproximadamente 90 km-; estas son las seis funcionalidades que aporta y de qué forma te pueden salvar de un accidente (o, como mínimo, de una buena multa).

1// FCW, Forward Collision Warning o ‘Advertencia de riesgo de colisión frontal’.

Se trata de un sistema electrónico cuya finalidad es advertir al conductor (mediante una alerta sonora) de que la distancia contra un vehículo o peatón se está reduciendo y no estamos haciendo nada por evitarlo. Hablamos de la clásica situación en la que el conductor se despista momentáneamente, deja de mirar a la carretera y, de repente, aparece frente a él una retención de tráfico o circulando por ciudad se se aproxima a un paso de peatones donde cruza gente.
El objetivo del FCW es el de mejorar la seguridad en atascos y tráfico urbano, reducir el riesgo de sufrir pequeñas colisiones y actúa tanto para vehículos como para peatones. Para funcionar, la cámara de los SsangYong tiene en cuenta la velocidad y trayectoria del vehículo en el que va instalada, la distancia con el coche que nos precede y la velocidad a la que éste circula. Regulable en tres niveles de sensibilidad, funciona a velocidades de entre 8 y 180 km/h para detectar vehículos y de 8 a 70 km/h para darse cuenta de la presencia de peatones. En la práctica, funciona muy bien y alerta con tiempo suficiente para que te des cuenta de un posible peligro y reacciones a tiempo –frenando o cambiando de trayectoria-.

2// AEBS, Autonomous Emergency Braking System o ‘Sistema de Frenado de Emergencia Autónomo’.

Estaríamos hablando de un sistema que complementa al anterior… con la diferencia de que éste es capaz, en caso de que el peligro exista y el conductor no reaccione, de tomar decisiones para evitar un posible accidente. De hecho, la definición del AEBS es que se trata de un dispositivo que permite prevenir un accidente o reducir la velocidad ante un posible impacto accionando los frenos de forma automática y con mayor o menor fuerza, según la situación. Con esta tecnología se pueden evitar muchos de los accidentes por alcance que se producen en ciudad o en circulación en caravana, así como los atropellos en las urbes. Capaz de funcionar a velocidades de entre 8 y 60 km/h, la cámara del SASS mide la velocidad y trayectoria del coche en el que va montada, la distancia con el vehículo que circula delante –así como su velocidad- y la del posible peatón que se cruce delante del vehículo. Es realmente eficaz y puede evitar posibles impactos incluso cuando cuenta con poco tiempo de reacción, es decir, como en el caso de que vayamos circulando por la ciudad y, de repente, una persona salga de un lateral y se cruce sin previo aviso por delante del vehículo. Hay situaciones en las que no actúa: si giramos bruscamente, si se levanta el pie del acelerador –basta con que sea un 30%- o si el vehículo que nos precede deja de estar en el campo de visión de la cámara.

3// LDWS, Lane Departur Warning System o ‘Advertencia de salida de carril’.

La cámara del sistema SASS es capaz de leer las líneas que delimitan la carretera –incluso cuando son discontinuas-. En caso de que el conductor se aproxime a una de las dos líneas que delimitan un carril, y si no hemos puesto previamente el intermitente, este dispositivo avisa con una señal acústica a la persona al volante para que se dé cuenta de que se está saliendo del carril. Este dispositivo, que funciona a velocidades de entre 60 y 175 km/h evita o reduce lo que suele pasar al conductor que se despista o comienza a dormirse al volante: la posibilidad de que se salga de la carretera o invada el carril contrario, lo cual puede terminar en un accidente muy grave. En nuestra prueba entró en funcionamiento en el momento justo, con un sonido que se escucha bien pero que no asusta al conducto.

4// LKAS, Lane Keep Assist System o ‘Sistema de permanencia en el carril’.

Diríamos que es como el siguiente paso del LDWS. Este sistema, de nuevo, utiliza la cámara para leer las rayas de la carretera –incluso aquellas que están ligeramente difuminadas- y combinadas con la dirección eléctrica es capaz de corregir nuestra trayectoria en caso de que perciba que nos estamos saliendo del carril por el que circulamos. Funciona a velocidades de entre 60 y 175 km/h –el conductor sabe cuándo está activo porque se ilumina un pequeño testigo verde en el cuadro de mandos- y con su intervención se reduce o evita la posibilidad de salirnos de la carretera o invadir el carril contrario si la carretera es de doble sentido. Fue el que más nos sorprendió durante la prueba, ya que a pesar de tratarse de un sistema de seguridad y no de conducción autónoma, es capaz de guiar el coche durante muchos segundos –incluso en curva, con toda suavidad- sin que el conductor toque el volante; eso sí, a partir de 15 segundos, el sistema avisa al conductor de que vuelva a tomar el control.

5//HBAS, High Beam Assist System o ‘Asistencia de haz de luz’.

Con este sistema, cuando circulemos por carreteras de doble sentido ya no hará falta que cambiemos nosotros con la mano entre cortas y largas, ya que el coche lo hará por nosotros. De esta forma, ganamos en comodidad, también en seguridad –sufriremos menos distracciones- y evitaremos deslumbrar a otros conductores si, por un despiste, no cambiamos a luces cortas cuando nos crucemos con él en la carretera. Este sistema entra en funcionamiento al superar los 35 km/h.

6// TSR, Traffic Sign Recognition o ‘Sistema de Reconocimiento de señales de tráfico’.

Con la ayuda de la cámara del SASS y un display situado en la instrumentación, este dispositivo puede leer las principales señales verticales que hay en la carretera –límites de velocidad, fin de las prohibiciones, prohibido adelantar- y mostrárselas al conductor durante cinco segundos. Con su ayuda se evita o se redice la posibilidad de exceder la velocidad máxima permitida en una determinada vía y sabremos si en ella está permitido o no adelantar. Funciona a velocidades de entre 10 y 130 km/h y es muy eficaz; incluso, es capaz de leer las señales amarillas situada en posición más baja que se colocan cuando hay obras en la carretera.

¿Desde qué precio puedes conseguir esta tecnología? El Tivoli gasolina y tracción delantera con acabado Limited incluye de serie el SASS, y el precio del modelo con sus actuales campañas promocionales es de 17.250 euros. También hay una variante que puede combinar gasolina y gas natural cuyo precio es de 19.000 euros. En cuanto a los diesel, el Tivoli Limited de gasóleo arranca en 18.750 euros. Por lo que se refiere al XLV, el diesel 4x2 y acabado Limited arranca en 22.050 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.