www.onemagazine.es
La noticia que recordarás cuando te comas un bocadillo o un tomate
Ampliar
(Foto: Katrin Morenz )

La noticia que recordarás cuando te comas un bocadillo o un tomate

La contaminación del planeta está provocando toda clase de cambios que incluyen el aumento de la temperatura, crecimiento desmesurado de algas en el mar, lluvias de gran magnitud, entre muchos otros. Pero las amenazas no terminan aquí, pues también está afectando la calidad de nuestros alimentos.

El investigador y científico del departamento de salud ambiental de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, Samuel S. Myers, declaró [vía] que en su más reciente estudió encontró que el importante aumento en las cantidades de dióxido de carbono en el mundo ha sido el causante. “Hace 15 años […] no habríamos predicho que nuestra comida sería menos nutritiva. Si interrumpimos y transformamos la mayoría de los sistemas naturales de nuestro planeta seguiremos encontrándonos con sorpresas como estas”.

El estudio encontró que en más de 18 países se ha visto un declive de las proteínas y que se espera que para 2050 se haya perdido más del 5% de este nutriente presente en granos importantes de la dieta diaria del ser humano como el trigo y el arroz. El problema es que gran parte de la población mundial obtiene proteínas del consumo de verduras, mismas que son las más afectadas por el problema del CO2.

El panorama empeora cuando el equipo de investigadores encontró un problema similar, pero ahora no con el contenido de proteína, sino de hierro y zinc. Si la disminución de la proteína en la dieta de una persona causa problemas graves como fatiga, debilidad, desgaste muscular; la deficiencia de hierro es más grave aún pues esto genera anemia, elevadas tasas de mortandad maternal y neonatal, disminución del cociente intelectual y una desmejora en la capacidad de trabajo, por mencionar sólo algunos. Mientras que la deficiencia de zinc puede causar altos niveles de mortandad por enfermedades infecciosas en niños.

Estos hallazgos también ponen en una encrucijada a la campaña para reducir el consumo de carne y así reducir el dióxido de carbono en nuestro planeta. Esto es porque en países con ingresos más bajos, la carne será lo que les brinde esa proteína que no están consiguiendo de las plantas, ya que la carne es rica precisamente en proteína, zinc y hierro. Lo opuesto sucede en las partes del mundo con mayor poder adquisitivo puesto que en estos países “la gran mayoría de la gente obtiene gran cantidad de estos nutrientes y experimentará beneficios en la salud al reducir el consumo de carne roja. Así que las recomendaciones deberán depender de qué población estemos hablando”.

Myers cree que si la humanidad no disminuye las grandes cantidades de dióxido producidas, entonces tendrá que cambiar de dieta y migrar a las leguminosas y los insectos. Así que, si necesitábamos una motiviación adicional para dejar de contaminar, aquí la tenemos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.