www.onemagazine.es
Este robot será el nuevo vigilante de la playa
Ampliar
(Foto: Fotograma: Los vigilantes de la playa)

Este robot será el nuevo vigilante de la playa

En los seis primeros meses del año, Salvamento Marítimo coordinó el rescate, asistencia o búsqueda de 11.062 personas, unas 60 personas diarias. Un trabajo arriesgado y necesario que será mucho más fácil gracias a este sistema de búsqueda por infrarrojos de náufragos -Infrared Search of Castaways, IRSC-.

Andalucía se ha convertido en una de las zonas con mayor actividad del país en este campo y el total de personas atendidas en el primer semestre de 2017 ha sido de 7.467 en 628 actuaciones. Este elevado número se debe al rescate de personas que vienen en pateras, que en el primer semestre han sido 304 casos con 5.919 personas asistidas.

El Centro de Coordinación de Almería concentra el 54% del total de personas rescatadas en el primer semestre, aunque atendiendo al número de casos, el Centro de Coordinación de Tarifa concentra el 56%. No se debe olvidar el riesgo que corren en el grupo de Salvamento Marítimo para salvar la vida de otras personas. Por eso la constante actualización e incorporación de diferentes sistemas y herramientas capaces de facilitar el trabajo de estos grupos es todo un salto enorme.

El nuevo sistema de búsqueda por infrarrojos de náufragos -Infrared Search of Castaways, IRSC-, desarrollado por la empresa Escribano Mechanical & Engineering, ha comenzado a usarse en el litoral gaditano. A pesar que de momento se encuentra en periodo de pruebas, se espera que sea capaz de multiplicar por 12 la señal de rastreo, según el diario el País.

La idea surgió de la incorporación de España en la operación Picasso -maniobra por la que nueve países se comprometen a aumentar el nivel de seguridad en los mares y océanos-, y de la aportación de la empresa Escribano para llevar a cabo el desarrollo de esta tecnología innovadora.

¿En qué consiste?

Al contrario que las actuales cámaras térmicas, el IRSC es capaz de usar algoritmos para detectar cabezas humanas en el mar y seguirlas gracias a la incorporación del sistema antimisiles IRST -Infrared Search and Track, en español búsqueda y seguimiento de infrarrojos-.

Así se podrán descartar objetos que en apariencia son personas, pero realmente son animales u objetos inertes. Además, permite rastrear de noche y en zonas donde antes era más difícil la localización de ruido. Cuando la cámara detecta el objeto, envía la información a un ordenador que la recibe, filtra gracias a algoritmos y determina de qué se trata. Se está pensado implantar esta tecnología en 11 helicópteros y tres aviones del grupo.

Por ahora se está poniendo en práctica en uno de los centros de salvamento y se está pensado incorporar en julio de 2018 de manera definitiva. Como señalan en el diario el País, esta tecnología ha supuesto un coste de 400.000 euros que han desembolsado entre el equipo de Salvamento Marítimo y la Unión Europea. Sin embargo, a esta cantidad se ha de sumar la cantidad realizada por Escribano por el desarrollo de I+D llevada a cabo por la empresa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

¿Qué opinas? (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.