El 2016 podría ser el gran año de Navantia, tras un lustro, con importante carga de trabajo. Arabia Saudí podría encargarle la construcción de cinco nuevas corbetas en un contrato que se ha estado negociando desde hace meses según ha publicado La Voz de Galicia. El acuerdo está muy avanzado aunque desde la compañía española se mantienen en máxima discreción. Esta actitud era de esperarse por tratarse de un contrato militar.

La firma del contrato supondría una importante carga de trabajo, alrededor de 2.mil puestos de empleos tanto directos como indirectos, para los astilleros de El Ferrol. Las corbetas a diseñar y fabricar serían las modelo Avante 2.200, similares a las que en su momento adquirió Venezuela. Por otro lado, las relaciones industriales entre España y Arabia Saudí siempre han sido buenas. De hecho, algunas fuentes relacionan la posible visita de Felipe VI a Arabia Saudí, a principios de febrero, con la firma y apoyo a este programa militar de ambos países.

Felizmente, esta no sería la única buena noticia para Navantia en este comienzo de año. En el primer trimestre se conocerá la decisión del ministerio de Defensa australiano. Este tiene pendiente la decisión sobre qué astillero construirá dos nuevos buque logísticos. Este contrato es disputado entre la empresa española y el astillero coreano Daewoo.

A priori, se percibe que Navantia parte con cierta ventaja sobre los coreanos. Por un lado los australianos están satisfechos con los dos buques LHD que ya tiene y que fueron construidos en España. Por el otro lado, han tenido la oportunidad de probar, con resultados positivos, el buque logístico de la Armada española “Cantabria” durante varios meses en 2014 

Otros proyectos militares de Navantia para el 2016

La división militar de Navantia también espera dar un paso importante este año en el programa de los futuros submarinos S-80 que construye en Cartagena. Fuentes de la Armada han explicado a One Magazine que a mediados del año estarán en una etapa importante del proyecto. Revelaron que en esos días “se llevará a cabo la Revisión Crítica de Diseño (CDR) del Programa de construcción. 

Este hito tan importante marcará el final de la fase del Diseño Detalle y confirmará superación de problemas técnicos. De igual manera, marcará definitivamente la viabilidad del proyecto tras el rediseño efectuado. En esta fase Navantia contó con el apoyo de la US Navy y de los astilleros de General Dynamics Electric Boat”. 

Los astilleros españoles mantienen un silencio total sobre este programa S-80. Al ser un programa clasificado la información de él sólo compete al ministerio de Defensa. Especialmente todo lo que se refiere al propulsor de los submarinos que usan una tecnología llamada AIP. La tecnología AIP, gracias al uso de hidrógeno, posibilita largos tiempos de inmersión.

Precisamente este elemento del submarino es uno de los sistemas más complejos. Consecuentemente, es uno en los que más se ha tenido que trabajar. Fue contratado inicialmente, en 2007, con Hynergreen –que actualmente es Abengoa Hidrógeno. Según las últimas declaraciones del Secretario de Estado, Pedro Argüelles, la compañía española, no pasa por su mejor momento. Sin embargo, continúa siendo la proveedora del sistema.

En cuanto a los buques de acción marítima (BAM) que Navantia construye para la Armada española, tienen fecha de entrega en 2018. También se espera que en 2016 se produzca la puesta de quilla. Este es un paso importante por cuanto es una de las fases más complejas del desarrollo.

Proyectos civiles 2016

En cuanto a sus programas civiles, Navantia confirmó que espera entregar este año el flotel a la compañía petrolera mexicana Pemex. También se comenzarán a construir las primeras estructuras de uno de los proyectos más futuristas de la compañía. Este es el parque eólico Statoil, el primero flotante del mundo. Asimismo se avanzará en la construcción de los buques petroleros Suezmax. En este proyecto se realizó la puesta de quilla a finales 2015.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here