Uno de los temas en los que se necesita discusión alguna es la baja cultura de defensa mostrada por el ciudadano español en el transcurso del tiempo. Sucesivas encuestas del INE muestran que respuestas ante el tema de defensa muestras porcentajes positivos menores que el resto de los países europeos. El tema es sensible porque forma parte de una idea mayor conocida como “conciencia de defensa” de la cual la cultura de defensa es un indicativo.

Por otro lado, existe también la percepción de que, inclusive en círculos académicos, la propia expresión cultura de defensa es rechazada. En un acto organizado recientemente por el INCIPE, un profesor de una universidad de Madrid, al escuchar el concepto, exclamó: “¿Qué es eso de cultura de defensa?”.

¿Qué es cultura de defensa?

La Real Academia Española, establece una definición de cultura. La define como “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grados de desarrollo artístico, científico, industrial, de una época o grupo social” Como se puede ver, el significado dado al término no incluye la palabra defensa. Esta podría ser una de las razones del desconocimiento del término.

No obstante, existe una segunda definición de la RAE que es muy aplicable al término que que se analiza y que no ofrece la menor duda. Según esta, cultura es el “conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico”. Así pues, se reconoce que, para que exista un desarrollo son precisos, previamente, unos conocimientos. Estos conocimientos, según la definición anterior, son cultura. En el caso que se trata, son cultura de defensa, y son una forma de mejorar la conciencia de defensa.

Desarrollo de la conciencia de defensa

En consecuencia, este proceso de enculturación, que permite adquirir conocimientos, usos, creencias y tradiciones, también es, por consiguiente, cultura. Este término apareció por primera vez en un documento oficial, en la Directiva de Defensa Nacional 1/2000. El correspondiente Plan Director la define como “conocimiento de las cuestiones de defensa”.

Por otro lado, el documento antes mencionado asigna a la expresión “conciencia de defensa” un significado definido. Este es el de la: “comprensión de la importancia de la Defensa en la protección de la sociedad, sus intereses y sus valores”. El significado aclara el concepto, más sin embargo, falta aún por desarrollar este conocimiento. 

Este desarrollo, en primera instancia, como cualquier otro aspecto de la cultura, debe corresponder a colegios, institutos, universidades, instituciones y medios de comunicación. De igual manera, es responsabilidad de los órganos de la Administración, entre ellos los propios ejércitos. Sin embargo, desde el año 2000, no hay evidencias de que se haya avanzado en relación a este asunto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here