Un viejo sargento de la Legión De España, al que la gente estima una edad por sobre los sesenta años, apenas tuvo inconvenientes para defenderse de los ataques del conjunto de independentistas catalanes, radicales y terroristas, que continúa acampado en la Plaza Catalunya. Según lo que parece, a los separatistas no les agradaba el polo que llevaba…

El acontencimiento ocurrió a lo largo de la noche del tres de octubre. Conforme notifica la página web ‘Mediterráneo Digital’, un veterano legionario pasó por Plaza Catalunya con un polo rojo que tenía una franja amarilla en los hombros, lo que fue interpretado como una reproducción de la bandera de España por muchos de los independentistas acampados en el sitio.

‘Mediterráneo Digital’ cita a testigos que aseveran que el hombre (quien contaba a ciertas personas que había sido sargento de la Legión De España a lo largo de veinte años) recibió silbidos y también insultos, e inclusive alguien dijo: “Tendríamos que quitársela y quemarla”. En ese instante, el bravo sexagenario desafió a los independentistas radicales a “venir y quitármela”. Cuando 3 de ellos lo intentaron, el primero recibió un revés en la cara por la parte del ex-legionario, que le hizo salir despedido múltiples metros.

Desde el treinta de septiembre, un conjunto de jóvenes independentistas sostiene una acampada ilegal en Plaza Catalunya. Solicitan a la Generalitat que desacate al Tribunal Constitucional y saque las urnas el nueve de noviembre.

Absolutamente nadie presentó demanda por lo ocurrido en la noche del viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here