Luego de la retirada de la misión, militares españoles permanecen en Afganistán. España mantiene actualmente 263 efectivos, entre militares y guardias civiles, en Afganistán. La situación se mantiene a cuatro meses de la retirada total de las tropas internacionales. El estatus actual de este personal es a la espera de instrucciones. Según fuentes militares, se espera un acuerdo entre Estados Unidos y las autoridades afganas. Este acuerdo permitirá definir una misión de apoyo en el 2015, en la cual España también participará.

Luego del regreso en junio de la unidad de inteligencia encargada de los aviones no tripulados, y del destacamento aéreo, la misión española se ha reducido. Se estima que ha sido la máxima reducción en sus diez años de despliegue. La mayoría de este personal de militares españoles fue reubicado en la base de apoyo avanzado (FSB) de Herat.

Destino de los militares españoles luego del retiro de Afganistán

Según datos suministrados a Efe por el Estado Mayor de la Defensa, en la base de Herat hay en total  216 de estos militares. Fueron destinados a labores en el Mando de la base, el hospital Role 2 y en una unidad logística y personal para el manejo del aeropuerto, principalmente como controladores. Este personal proviene de 19 cuerpos comunes (médicos, enfermeros) y 7 son guardias civiles.

Asimismo otros 18 militares españoles se enviaron al mando regional oeste (denominado Rc/West), también en Herat. Otros 29 efectivos fueron integrados al Cuartel General de la misión ISAF en Kabul, uno de ellos agente de la Guardia Civil. España aspira a participar en la misión internacional «de paz» planificada para Afganistán en el 2015. Por esa razón, ha ofrecido quedarse en Herat, gestionando tanto el hospital como el aeropuerto.

Futuro de la misión internacional

La misión ISAF y el futuro de Afganistán será uno de los principales temas que se abordarán en la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. Esta se celebrará en Cardiff (Gales) los días 4 y 5 de septiembre. Mariano Rajoy, cabeza del Gobierno español, acudirá a la cita con la oferta de participar en la futura misión de apoyo a los afganos. Esta llevará por nombre Resolute Support y se pretende que se active a partir de 2015.

De esta manera lo recordó Pedro Morenés, Ministro de Defensa, en su comparecencia del 26 de junio pasado ante el Senado. Morenés precisó que la contribución española será temporal y con «personal limitado». El despliegue de los militares españoles será en el aeropuerto de Herat y quizás con algún personal de apoyo en el Cuartel General que se instale en Kabul. 

En el curso de la comparecencia Morenés afirmó que «No vamos a quedarnos si todos se van». Esta afirmación la hizo citando un texto de la  la filosofía OTAN que dice: «Todos juntos dentro y todos juntos fuera». En cualquier caso, el Ministro de Defensa hizo el compromiso de que acudirá al Parlamento a requerir su autorización.

Se espera de la nueva misión aliada de Afganistán sea de asistencia, entrenamiento y asesoría. La misión sigue aún a la espera de definición del ganador de las eleccione afganas. El candidato que salga de las urnas cerrará con Estados Unidos un acuerdo bilateral de seguridad y el acuerdo referente al estatus de la Fuerza.

Otros datos de la misión afgana

El pasado 25 de septiembre, se cumplió casi un año desde que los militares españoles se despidieron de la provincia de Badghis. Badghis era su zona de responsabilidad durante la guerra de Afganistán desde el 2005. En un acto presidido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, España le entregó a las autoridades afganas su principal base en Qala i Naw.

Los altos mandos militares y el ministro de Defensa han calificado el retorno de militares españoles como un «éxito militar». Han asegurado en sus declaraciones que han regresado a España por encima de 4.300 toneladas de material. Fijan para este material un costo aproximado de 330 millones de euros.

El Ministerio de Defensa asignó el pasado año 791,2 millones de euros a las misiones exteriores. De este monto, 434,8 millones  corresponden a Afganistán. Por otro lado, hay que recordar que la participación española en Afganistán inició con un acuerdo del Consejo de Ministros. Este acuerdo fue el de fecha 27 de diciembre de 2001.

A través de acuerdo el gobierno español  autorizó la participación de unidades militares en ISAF. Luego, el  25 de enero de 2002, arrancó el despliegue de militares españoles en Kabul. A lo largo de todos estos años han participado en la misión más de 20 mil efectivos militares. El costo de la operación ha sobrepasado los 3.500 millones de euros. Por otro lado,  se han registrado más de un centenar de fallecidos. Entre ellos 96 militares, dos guardias civiles y dos intérpretes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here