La Oficina del Programa de Avión de Patrulla Marítima y Reconocimiento de la Armada estadounidense anunció la decisión de fabricar en serie el avión P-8A poseidón. Este anuncio lo hizo el 24 de enero, a pesar de que no se han solucionado los problemas de radar y de medios de apoyo electrónico. 

La decisión se había tomado el 3 de enero, tras el primer despliegue de un escuadrón de P-8A poseidón a Japón. Este reinicio permitirá a la Oficina del Programa continuar la entrega del P-8A a la flota. Esta nuevas unidades tendrían las capacidades necesarias para asegurar que los escuadrones de reconocimiento reciban un sistema eficaz.

Según el programa, se fabricarán un total de 117 unidades. Esto incluye los 37 de la fase de pre-serie, de los que se han entregado 13. La totalidad de la producción sustituirá a los actuales aviones de patrulla marítima P-3C Orion. Como director del equipo integrado de producto del programa P-8A se designado al capitán de fragata Tony Rossi.

Según declaraciones dadas a los medios por Rossi: “La aprobación de este significativo hito avanza el programa de la fabricación de una pre-serie a la producción en serie”. Al mismo tiempo, Rossi asegura que, esto permitirá fabricar los siguientes aviones en los próximos años con la oportunidad de una adquisición realmente rentable.

P-8A poseidón y su situación actual

En la actualidad hay dos escuadrones de patrulla equipados con el P-8A poseidón. Uno de ellos es el escuadrón de patrulla 16, que se desplegó en diciembre a Japón. El  segundo escuadrón está equipado con aviones de la pre-serie. Ambos serán próximamente actualizados mediante dos mejoras, los incrementos 2 y 3. El avión P-8A poseidón alcanzará la capacidad operativa inicial de la mejora 2 en el año 2016.

La configuración actual de los P-8A, actualizados con el incremento 1, dispone de una capacidad de guerra anti-submarina armada continúa. Aparte, cuentan con un conjunto de sensores integrados y una apreciable mejora de la información del entorno. El incremento 2, por otro lado, incluirá acústica coherente activa y sistema de identificación automática. De igual modo contará con armas de guerra anti submarina de largo alcance.

¿Cual es la opinión del Ministerio de la Defensa?

Días después de tomada la decisión de la fabricación en serie del P-8A se filtró a Bloomberg News, el borrador del informe anual del Departamento de Defensa. La redacción de dicho informe corrió por cuenta del Director de Evaluación y Pruebas Operativas James Michael Gilmore. En él se destaca problemas con varios de los más importantes programas de armamento, entre ellos el JSF F-35 Lightning II y el del P-8A poseidón.

En el informe se destaca que, en la actualidad, el P-8A no es eficaz para desempeñar dos de las principales misiones que son su asignación. Estas son, el ataque a submarinos y el reconocimiento de grandes superficies marinas. La razón es, básicamente, los errores en el programa, que está valorado en unos 35.000 millones de dólares. Estos errores alcanzan al rendimiento del radar, la integración de sensores y a la transferencia de datos. 

Según Gilmore, el avión P-8A poseidón continuaba teniendo todas las carencias identificadas en anteriores informes. Estos persistían, luego de que la aeronave pasara las pruebas realistas de combate entre septiembre de 2012 y marzo de 2013.

Muchas de esas deficiencias fueron el motivo para que Gilmore afirmara que el P-8A “no es eficaz para realizar la misión de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. De la misma forma, aseveró que “no es eficaz para la búsqueda de submarinos en grandes superficies. En consecuencia, “la Armada planea realizar pruebas adicionales para verificar la corrección de algunas deficiencias”, aseveró.

Las conclusiones del informe de Gilmore sugieren que el avión no está preparado para ser desplegado. Esto sería un hecho, a pesar de que seis de ellos ya hayan sido desplegados en Japón en apoyo de las misiones de patrulla marítima de la 7ma Flota. 

Bloomberg News explica más sobre el asunto

En relación al  Avión P-8A Poseidón, Bloomberg News ha ido un poco más allá en su detallado análisis. Recientemente publicó una entrevista con una portavoz de la Armada estadounidense, la teniente de navío Caroline Hutcheson. En ella afirmó que: “El P-8A estaba preparado y era necesario en el teatro (Japón)”. En el curso de la misma declaración afirmó adicionalmente que: “continúa satisfaciendo de sobra las expectativas de los mandos,” 

Así también, Hutcheson añadió que la Dirección de Evaluación y Pruebas ha “subrayado consistentemente tanto las áreas eficaces de guerra así como las áreas que deben ser revisadas. La mayoría de los aspectos citados en el informe han sido debidamente identificados. Consecuentemente la Armada ha desarrollado mejoras en el software para corregir las deficiencias.

Por otro lado, la portavoz del Director de Evaluación y Pruebas Operativas, Jennifer Elzea, reconoció que su oficina había concluido que el avión tenía una eficacia similar al P-3C Orion. Este sería la aeronave que el Poseidón viene a sustituir. La eficacia alcanzaría la búsquedas de submarinos en áreas pequeñas. Asimismo, manifestó que el fuselaje era fiable y ofrecía mejoras significativas en hardware, mantenimiento y disponibilidad sobre el P-3. En conclusión, el P-8A Poseidón proporcionaba mayor alcance, mayor carga útil y mayor velocidad.

¿Cuales son las fallas del P-8A Poseidón?

Uno de los problemas reportados en el P-8A son las limitaciones del radar, para detectar algunos tipos de objetivos. Otro de los problemas son las deficiencias del sistema de medidas de apoyo electrónico para detectar los radares antiaéreos enemigos. Ambos problemas implican riesgo en casos de vuelo a baja altura. Esta limitación afecta la utilización de sistemas de detección de submarinos mediante detectores de anomalías magnéticas.    

Así también, la citada portavoz afirmó que la Armada está realizando pruebas adicionales para evaluar  mejoras técnicas de estos sistemas. Y además, la Armada tiene planes para implantar dos conjuntos de actualizaciones para mejorar la capacidad de guerra anti-submarina.

Por otro lado, para mejorar la efectividad del P-8 A Poseidón y evitar que los riesgos de volar a baja altura, la Armada ha considerado la posibilidad de pequeños aviones no tripulados. Estas unidades serían de un solo uso y podrían ser lanzados desde el P-8A. Tendrían sistemas MAD con una cámara para distinguir los submarinos de los buques de superficie. Su costo de fabricación sería de alrededor de los 5.000 dólares.     

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here