Las capacidades submarinas que España aporta a misiones internacionales de la OTAN han disminuido en los últimos años por el retraso de los submarinos S80. La triste realidad es que la Armada solo tiene uno de estos buques operativos. En palabras del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Jaime Muñoz-Delgado lo mínimo debían ser 3. Expone el almirante que “precisamente, son 3 de los que dispone la Armada”. Sin embargo hay que desmontarlos y revisarlos a fondo para actualizarlos y garantizar su operatividad (carena).

Muñoz-Delgado informó que el submarino Tramontana (de la clase S74) está a punto de regresar al estatus de operativo. El cambio en su situación vino luego de ser sometido a una gran carena. Para el proceso estuvo 18 meses en los astilleros. La inversión hecha estuvo alrededor de los 43 millones de euros. 

La Armada informó que quiere someter a la misma operación a los submarinos Mistral (de clase S73) y Galerna (de clase S71). Advierten que esta sería la quinta carena en cada uno de ellos cuando suelen realizarse cuatro como máximo. Confiesan que esta es un situación a la que se ven obligados por el retraso de los submarinos S80. Asimismo aseguran que la operación costaría, en total, unos 130 millones de euros. Por esa razón el AJEMA ha explicado que antes de tomar esta decisión “habrá que analizar los costos”.

La posición del AJEMA ante el retraso de los submarinos S80.

El almirante Muñoz-Delgado destacó que el retraso en los nuevos submarinos S-80, que se esperaba que estuvieran operativos en 2011, no era algo para sorprenderse. Basa su afirmación en el hecho de que el diseño y la fabricación representan un enorme reto tecnológico. Comenta que, de hecho, entre los almirantes de la Armada la opinión general es que “se ha subestimado” su diseño y construcción desde cero. Recalcan los almirantes que lo importante aquí es que estos nuevos submarinos supondrán un salto tecnológico y estratégico para España.

En palabras del almirante, los nuevos submarinos S80 conforman el arma sumergida de la Armada de las próximas décadas. La capacidad estratégica de tales unidades se encuentra en la fase de rediseño. Este proceso finalizará en verano y, a partir de ese momento, comenzará su construcción. Informó, de igual manera, que lo que ya está construido, aunque no se ha montado, es el casco. Se está a la espera de que se fabriquen el resto de los sistema ya que el diseño original fue objeto de cambios.

Pese a este nuevo rediseño, el AJEMA asegura ha destacado que no hará falta incorporar nuevas capacidades al S80. Lo que no ha confirmado es la nueva fecha de recepción. Al respecto dijo Muñoz-Delgado:  “No me gusta dar fechas, porque si digo un año, y no sale para ese año, saldrá para el siguiente”. 

Según expertos consultados por One Magazine, si no aparecen nuevos retrasos, la primera unidad debería ser entregada para el  2019. Para cerrar, el almirante defendió la apuesta de la Armada por la industria naval española. Dijo en este sentido: “Podríamos haber comprado un submarino fuera, pero los beneficios para la industria habrían sido mínimos”. Para cerrar bromeó diciendo que  “no habríamos aprendido a hacerlo”.

Lo que One Magazine había informado respecto a este tema

A principios de año, One Magazine había publicado que, a mediados de 2016, se llevaría a cabo la Revisión Crítica de Diseño (CDR) del Programa de construcción de los submarinos S80. De acuerdo con los informantes de ese momento, «Este hito tan importante marcaba la finalización el Diseño Detalle confirmando así la superación de los problemas técnicos”. Asimismo marcaba definitivamente la viabilidad del proyecto luego del rediseño efectuado por NAVANTIA.

De acuerdo con los mismos informantes, el rediseño fue obra de la US Navy y de los astilleros de General Dynamics Electric Boat. Además, también informaron que la Armada quería alargar la vida operativa de los submarinos Clase Agosta (los clase 70). Para esto estaba organizando la realización de una quinta Gran Carena. Dado lo antiguo de los submarinos, se estaban analizando los costos para tomar las decisiones. Las evaluaciones se hacían en conjunto con los astilleros franceses DCNS, diseñadores de estos submarinos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here