Corea del Sur acaba de anunciar la adquisición de 40 aviones JSF F-35A de Lockheed-Martin, a partir de 2018. El plan de compra deja abierta la posibilidad de adquirir otros 20 más en el futuro. Según la Junta de Jefes de Estado Mayor, esta compra adicional está condicionada a la situación de seguridad y del presupuesto. De igual manera declaró que en la consideración de modelos, el F-35 había sido desechado inicialmente por su excesivo precio.

El presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor mantuvo una reunión con los altos mandos militares para aprobar el plan para adquirir los 40 F-35A Block 3. Este modelo tiene la capacidad para realizar misiones aire-aire y ataque a tierra. Para ello cuenta con armamento en la bodega del avión y con estaciones externas bombas y para misiles.

Con la confirmación de la compra se elimina la posibilidad de adquisición de los Eurofighter de EADS y del  F-15 Silent Eagle, considerados inicialmente. En relación a esta compra, fuentes surcoreanas citadas por Korea Times lamentaron que no incluya compensaciones industriales ni transferencias tecnológicas. Por otro lado,  la Fuerza Aérea estadounidense ha declarado que el software para estos aviones tendrá la capacidad operativa de 2016.

Los JSF F-35A surcoreanos y la reacción de los vecinos

Los medios norcoreanos calificaron la compra de los JSF F-35A por parte de Corea del Sur como un hecho “extremadamente peligrosa”. En respuesta, el Gobierno de Corea del Norte intensificará el desarrollo y prueba de “armas especiales”. Un investigador gubernamental norcoreano declaró a la agencia KCNA que el gobierno dará prioridad a los proyectos “top secret”.

En relación a este tema, un alto directivo norcoreano calificó a las autoridades surcoreanas como «imprudentes y lamentables». Este funcionario pertenece al Instituto de Estudios Estadounidenses de la Cancillería de Corea del Norte . Según sus palabras, los sureños no son confiables. Por un lado «hablaban en voz alta sobre la reconciliación y la cooperación entre el norte y el sur». Mientras que simultáneamente, por el otro, compraban más armas a Washington.

Según revelaron fuentes surcoreanas, los dos primeros aviones JSF F-35A ya había sido recibidos. De acuerdo a la planificación se espera que reciba más unidades este año. En total, Corea del Sur acordó la compra de 40 de estos cazas. De acuerdo con estimaciones el último de ellos arribará en el en 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here